Estatuilla del gobernador egipcio Khnumnakht

Estatuilla del gobernador egipcio Khnumnakht


Estatuilla del gobernador egipcio Khnumnakht - Historia

han alterado el curso de la historia.

Fuente: Atelier Sommerland / Adobe Stock


El verdadero liderazgo no conoce el género y, a pesar de la condena social o las restricciones de los dioses, las mujeres poderosas se han enfrentado al desafío y han dado un paso al frente para tomar las riendas del gobierno con firmeza en sus delicadas manos.

Reinas por derecho propio, sus reinados se caracterizan por el progreso, la riqueza y la prosperidad, la minería intelectual, la construcción civil, el genio militar e incluso el sacrificio humano.

Un paseo por 2000 años de historia nos trae a algunas de las reinas más destacadas y famosas, que dejaron un legado tan digno e impresionante como los monumentos que habían construido como sus tumbas finales.


1500 aC - Hatshepsut, la famosa reina que se convirtió en rey

El faraón egipcio Tutmosis I y su reina Ahmosis dieron a luz a una princesa llamada Hatshepsut en 1508 a. C.

Ella era la única hija del faraón y su primera esposa y si el linaje de gobierno se transmitiera a las hijas, habría sido la primera en heredar la corona real a la edad de 12 años cuando murió su padre.

Sin embargo, Hatshepsut estaba casada con su medio hermano. Thutmosis II, para convertirse en su principal esposa y reina.

Tuvieron una hija, Neferue, y Thutmosis II tuvo un hijo, Thutmosis III, con una concubina. A la edad de 27 años, Thutmose II murió y Hatshepsut se convirtió en regente de su hijastro Thutmose III.

Los dioses de Egipto supuestamente habían decretado que el papel del rey nunca podría ser cumplido por una mujer.

El panteón egipcio constaba de 24 diosas egipcias, 26 deidades masculinas y seis dioses andróginos. La diosa egipcia más poderosa era Isis, y luego estaban Hathor, Bastet, Maat, Nut y muchas más.

Lo más probable es que el "decreto de los dioses" haya sido impuesto por sacerdotes y políticos varones.


Estatua de la famosa gobernante,


Con qué rapidez se olvidaron de Sobekneferu, otra mujer que gobernó como faraón durante la XII dinastía, aunque solo durante cuatro años.

Posiblemente Hatshepsut razonó que las 24 deidades femeninas la respaldarían, por lo que en 1437 a. C. desafió el decreto y se colocó firmemente la corona de nemes del faraón sobre su cabeza.

Para ganar legitimidad a los ojos de sus súbditos, y tal vez llegar a un compromiso con sus cortesanos, Hatshepsut cambió su nombre, que significaba 'La más importante de las damas nobles', a la versión masculina. Hatshepsu.

Se la representa con atuendo masculino e incluso luciendo una barba masculina falsa.

Tradicionalmente, las estatuas de hombres se pintaban con un pigmento rojo intenso y las mujeres con un pigmento amarillo más claro, pero curiosamente, las estatuas de este gobernante estaban pintadas con un tono de piel naranja único, una fusión entre los dos colores.

Independientemente de sus adornos cosméticos exteriores, Hatshepsut fue una gobernante eficaz y de gran éxito durante 21 años.

Su mayor logro fue restablecer las rutas comerciales que se habían interrumpido durante la ocupación de Egipto por los hicsos durante el Segundo Período Intermedio (1650-1550 a. C.), entre el final del Reino Medio y el comienzo del Imperio Nuevo.

Negociar con el Tierra de Punt trajo riqueza y prosperidad a Egipto.

Encargó cientos de proyectos de construcción en todo el Alto Egipto y el Bajo Egipto, de los cuales el más monumental fue el complejo del templo mortuorio en Deir el-Bahri, en la orilla occidental del Nilo.

Plantó árboles de mirra, que había obtenido de Punt, en este complejo.

En cuanto a su política de relaciones exteriores, mantuvo principalmente relaciones diplomáticas y pacíficas, pero también dirigió campañas militares en Nubia y Canaán, y envió partidas de asalto a Biblos y Sinaí.


Estatua de Hatshepsut

en su templo de Deir el-Bahri.


Hatshepsut murió alrededor de 1458 a. C., a los 40 años.

Su hijastro Thutmosis III trató de erradicar toda evidencia de su gobierno y fue solo en 1822 d.C., cuando se decodificaron los jeroglíficos en las paredes de Deir el-Bahri, que se reveló su existencia y asombroso gobierno.

Si bien las momias de Thutmosis I, II y III fueron descubiertas en DB320, en el Valle de los Reyes, Hatshepsut no se encontraba por ningún lado.

El Dr. Zahi Hawass volvió a visitar la tumba conocida como KV60, donde dos momias habían sido descubiertas por Howard Carter. Encontró una pequeña caja que contenía un órgano interno descompuesto y un diente.

Los escaneos modernos de las momias femeninas indicaron que una de ellas tenía una cavidad dental vacía, con la que el diente descubierto encajaba perfectamente.

A través de pruebas forenses modernas, la momia fue identificada positivamente como Hatshepsut en 2007.

La reina Faraón había sido restaurada por derecho propio.


1000 aC - Reina de Saba, fundadora de la dinastía salomónica etíope

Aunque casi ha alcanzado el estatus de culto como figura legendaria, la Reina de Saba es reconocido en las tres religiones abrahámicas:

  • judaísmo

  • cristiandad

  • islam

Sin embargo, siempre se ha cuestionado la ubicación de Sheba.

Algunos lo ubican en el sur de Arabia como el Reino de Saba (actual Yemen), y las fuentes árabes se refieren a la Reina de Saba como Balqis o Bilqis.

Hacia mediados del primer milenio antes de Cristo, también había Sabaeans en el Cuerno de África, en la zona que más tarde se convirtió en el reino de Aksum, que se encuentra en Etiopía.

Por lo tanto, es Etiopía quien reclama a la Reina de Saba, llamada Makeda, como la madre de su nación.

La identificación de Etiopía como Saba es apoyada por el historiador judío del siglo I d.C., Josefo en sus Antigüedades de los judíos que identificaron a Saba como una ciudad real amurallada de Etiopía, que Cambises II rebautizó como Meroé.

Este nombre se encuentra en el siglo XIV Kebra Nagast ('La gloria de los reyes'), que fue escrito en el siglo XIV y considerado como la epopeya nacional de Etiopía.

Se dice que la reina de Saba tuvo acceso a riquezas desconocidas.

En el Corán, una abubilla informa al rey Salomón sobre la tierra de Saba, gobernada por una mujer, quien,

"Se ha dado de todas las cosas, y ella tiene un gran trono".

1 Reyes 10:10 de la Biblia hebrea confirma sus riquezas como tales:

Y dio al rey ciento veinte talentos (unas cuatro toneladas) de oro, y gran cantidad de especias aromáticas y piedras preciosas; no llegaron más especias aromáticas como las que la reina de Sabá dio al rey Salomón.

Y también la armada de Hiram, que trajo oro de Ofir, trajo de Ofir gran cantidad de árboles de almug y piedras preciosas ''.

Pintura del siglo XVII d.C. de los famosos

de una iglesia en Lalibela, Etiopía.

Magnus Manske / CC BY SA 2.0


No hay duda de que tanto el Reina de Saba y Rey Salomón eran conscientes de las riquezas del otro.

¿Quién iba a doblar la rodilla ante el magnífico trono del otro primero?

Aunque la reina era consciente de la fuerza militar de su reino, optó por un enfoque más diplomático y decidió enviar regalos al rey Salomón.

Los regalos fueron rechazados por Salomón, quien dijo:

¿Me proporcionas riquezas? Pero lo que Allah me ha dado es mejor que lo que te ha dado a ti. Más bien, eres tú quien se regocija en tu regalo & quot.

De manera masculina, Salomón luego amenazó con emprender una acción militar si la reina aún no accedía a su llamado.

Nunca se sabría si su curiosidad la superó, pero la reina de Saba decidió viajar a Jerusalén y trajo consigo,

& Quota tren muy grande, con camellos que traían especias, y mucho oro, y piedras preciosas & quot.

Ella le pidió al rey Salomón tres acertijos para probar su sabiduría y él, a su vez, trató de engañarla haciéndola caminar sobre un piso de vidrio, que ella confundió con agua.

Una vez que se dejaron de lado los engaños y los acertijos, los dos regentes se conocieron más íntimamente.

Salomón y la reina de Saba


La reina de Saba quedó embarazada del rey Salomón y le dio un hijo, Menilek, quien se convirtió en rey, fundando así la dinastía real salomónica de Etiopía, que gobernó hasta la deposición de Haile Selassie I en 1974.

En Yemen, los arqueólogos que excavaron el antiguo Templo Sabaean Aww & # 257m, llamado Santuario de la Reina de Saba, no encontraron ninguna referencia a la Reina de Saba en las muchas inscripciones allí y el Museo Británico afirma que no hay evidencia arqueológica de su existencia, todavía .

Quizás, como Hatshepsut, la reina de Saba puede revelarse en un diente perdido o en algún otro artefacto, esperando ser reconstruida por la tecnología moderna.


69 aC - Cleopatra, la reina intelectual de Egipto

Todo el mundo está familiarizado con la leyenda de Cleopatra, famosa por su belleza, su costumbre de bañarse en leche de burra y seducir a ambos Julio César y Mark Anthony de Roma.

Sin embargo, pocos reconocen que Cleopatra VII fue considerada una de las mujeres más inteligentes de su tiempo.

Cleopatra nació en el 69 a. C. del faraón Ptolomeo XII. Como su predecesora Hatshepsut, se convirtió en faraón, pero tuvo que burlar a su hermano para apoderarse del trono de Egipto.

Parece que los Ptolomeos griegos estaban menos obligados por el decreto de las antiguas deidades egipcias de no nombrar gobernantes a las mujeres. En el 81 a. C., Ptolomeo IX murió y fue sucedido por su hija Berenice III.

Sin embargo, la corte egipcia todavía se oponía a que una reina reinara sola, y se casó con su hijastro, Ptolomeo XI, quien la mató de inmediato.

Berenice IV, homónima de Berenice, hermana mayor de Cleopatra, reclamó el trono cuando su padre, Ptolomeo XII acompañado de Cleopatra, hizo una visita de estado a Roma.

Berenice fue asesinada en el 55 a. C. a su regreso.

Ptolomeo XII gobernó hasta su muerte en el 51 a. C., cuando Cleopatra y su hermano menor Ptolomeo XIII heredaron la custodia conjunta de Egipto. Su desacuerdo condujo a una guerra civil.

Julio César, el cónsul romano, intervino pero fue sitiado, junto con Cleopatra, por Ptolomeo XIII.

Los refuerzos de César levantaron el asedio y Ptolomeo murió en la Batalla del Nilo del 47 a. C.

Un retrato pintado póstumo de

Cleopatra VII del Egipto ptolemaico

realizado durante el siglo I d.C.,

es decir, antes de la destrucción de Herculano

por la erupción volcánica del Vesubio.

La hermana de Cleopatra, Arsinoe IV, fue exiliada a Éfeso por su papel en la realización del asedio, y luego asesinada por el amante de Cleopatra, Mark Anthony.

César nombró a Cleopatra, de 22 años, y a su hermano menor, Ptolomeo XIV, de 12, como gobernantes conjuntos, pero Cleopatra no quiso compartir el trono con un hermano y lo hizo asesinar en el 44 a. C.

Claramente, ella era una inteligente estratega política.

Cleopatra ha sido aclamada como una de las mujeres más bellas del mundo, pero parece que su belleza se reflejó en su intelecto.

Plutarco reconoce en su Vida de Antonio, (XXVII.2-3):

Porque su belleza, como se nos dice, no era en sí misma del todo incomparable, ni podía sorprender a quienes la veían pero conversaban con ella tenía un encanto irresistible, y su presencia, combinada con la persuasión de su discurso y el carácter que era de alguna manera difundida sobre su comportamiento hacia los demás, tenía algo de estimulante.

También había dulzura en los tonos de su voz y en su lengua, como un instrumento de muchas cuerdas, podía fácilmente recurrir a cualquier idioma que quisiera. ''

Como princesa real, la tutora de la infancia de Cleopatra fue Philostratos, quien le enseñó oración y filosofía.

Fue la primera faraona griega en aprender el antiguo egipcio, podía interpretar jeroglíficos y, por supuesto, hablaba con fluidez el griego, su idioma nativo, así como los idiomas del,

Partos, judíos, medos, trogodyatas, sirios, etíopes y árabes.

geografía, historia, astronomía, diplomacia internacional, matemáticas, alquimia, medicina, zoología, economía y más.

Con un talento obvio para los idiomas y dada su historia con César y Mark Anthony, probablemente también aprendió el latín.

(1888) de John William Waterhouse.

Cleopatra es una de las más


Como un anciano Estee Lauder, fabricó cosméticos en su laboratorio y escribió algunos trabajos relacionados con las hierbas y la cosmetología.

Su obra fue muy conocida durante los primeros siglos del cristianismo, pero lamentablemente todos sus libros fueron destruidos en el incendio del 391 d.C., cuando el gran Biblioteca de Alejandría fue incinerado.

La propia Cleopatra había estudiado como estudiante en la Biblioteca de Alejandría.

Durante la Guerra del Libertador Romano, Cleopatra se puso del lado de Mark Anthony y navegó a la cabeza de su propia flota en su ayuda. Desafortunadamente, sus barcos sufrieron graves daños en una tormenta mediterránea y llegó demasiado tarde para participar en la batalla.

Su posterior alianza con Mark Anthony le aseguró los antiguos territorios ptolemaicos en el Levante, incluidos casi todos,

  • Fenicia (Líbano actual)

  • Ptolemais Akko (moderno Acre en Israel)

  • la región de Coele-Syria a lo largo del río Orontes superior

  • la región que rodea a Jericó en Palestina, que ella alquiló a Herodes

También ganó una parte del reino nabateo, Cirene a lo largo de la costa de Libia e Itanos y Olous en la Creta romana, demostrando una vez más lo que le faltaba en fuerza militar, lo compensaba con una estrategia inteligente.

Cleopatra fue la última gobernante activa del Reino Ptolemaico de Egipto y, después de su muerte en el 30 a. C., Egipto se convirtió en una provincia del Imperio Romano.

Cuando Cleopatra murió, su legado intelectual fue transferido a su hija con Mark Anthony, Cleopatra Selene.

Se casó con el futuro rey Juba II de Mauritania, un gran intelectual él mismo, que animó a su esposa a cultivar la memoria de su gran madre.


270 d.C. - Zenobia, reina de Palmira

El legado intelectual de Cleopatra se transmitió de generación en generación, finalmente a Zenobia , quien tomó el poder como su famoso antepasado.

En el momento del nacimiento de Zenobia en el 240 d.C., Palmira era una provincia romana. Sus nombres, Julia Aurelia Zenobia, indican su ciudadanía romana, otorgada previamente a la familia de su padre.

El ascenso de Zenobia al poder comenzó como la segunda esposa de Septimius Odaenathus, Gobernador romano de Palmira, que había derrotado al rey Sasánida, Sapor.

Tras el asesinato de Odaenathus y Hairan, su primogénito de su primera esposa, en 267 d.C. por el emperador Galieno, el hijo de Zenobia, Vaballathus, se convirtió en rey de Palmira, y Zenobia se convirtió en regente.

Como Cleopatra, Zenobia entretuvo a intelectuales y filósofos en su corte, fue generosa con sus súbditos y toleró a las minorías religiosas, pero donde Cleopatra había expandido los territorios de Egipto mediante una hábil manipulación, Zenobia expandió su territorio mediante maniobras militares.


'La última mirada de la reina Zenobia a Palmira'

(1888) de Herbert Gustave Schmalz.


Durante el siglo III d.C., Roma experimentó una grave crisis, apodada la Crisis imperial (235-284 d.C.) cuando el imperio fue asediado por invasiones, rebeliones, guerras civiles, plagas y depresión económica.

La reina Zenobia vio la oportunidad de capitalizar la situación, expandiendo el territorio de Palmira y finalmente lograr la independencia de Roma.

De pie sobre su linaje de Cleopatra, reclamó la ahora provincia romana de Egipto. Su reclamo fue reconocido por los egipcios Timagenes, que reunieron a sus tropas para derrotar al prefecto de Egipto, Tenagino Probus.

Después de anexar Egipto, Zenobia envió sus ejércitos a Anatolia, conquistando Siria, Palestina y el Líbano, en el camino.

El emperador romano Aureliano No tuvo más remedio que reconocer al Imperio Palmyrene, ya que se enfrentaba a una amenaza mayor en Occidente. Zenobia, que todavía actuaba como regente de su hijo, hizo acuñar monedas que mostraban a Vaballathus y Aureliano con el mismo rango.

No mucho después, solo Vaballathus y la propia Zenobia aparecieron en las monedas.

En el 272 d. C., Zenobia declaró emperador a su hijo y asumió el título de emperatriz, una afrenta que convenció a Aurelio de dirigir sus ejércitos hacia el Este.

Derrotó a Zenobia en Antioquía y Emesa. Zenobia primero huyó a su amada Palmyra y luego intentó escapar en camello con su hijo, pero fue detenida por Aureliano.

El destino de la Reina Palmyrene después de eso es pura especulación:

que fue exhibida por Aureliano durante su triunfo, que Aurelius le concedió una villa y que se casó con un romano adinerado.

Murió después del 274 d.C., pero su legado todavía se celebra, ya que es venerada como símbolo del patriotismo en Siria.


Estatua de mármol de los famosos

la reina Zenobia encadenada.


500 d.C. - La Dama de Cao, Perú

En 1987, las excavaciones en Huaca Rajada, Sipón, revelaron tumbas intactas, con varias momias, de las cuales la primera fue apodada 'El Señor de Sip n'.

Sus joyas y adornos de oro, plata, cobre y piedras preciosas indicaban que era del más alto rango. Había dos pirámides en Huaca Rajada, como en el sitio Moche posterior, descubierto en El Brujo.

En 2006, en Huaca El Brujo (Lugar Sagrado del Mago) en la costa norte de Perú con vista al Pacífico azul, se descubrió otra momia, pero esta vez, era una mujer.

los Señora de Cao, como la llaman, murió a los veinticinco años hace unos 1.500 años, probablemente debido a una complicación del parto. Una segunda mujer joven, probablemente un sacrificio, fue sepultada con ella.

Las dos pirámides principales, Huaca del Sol y Huaca de la Luna en El Brujo fueron una vez el centro de celebraciones sociales y religiosas de la cultura preinca Moche.

Cuando los arqueólogos peruanos comenzaron a descubrir imágenes de la vida moche representadas en las paredes de la tumba, estaban convencidos de que las imágenes eran representaciones metafóricas de eventos cósmicos, ya que ciertamente ninguna cultura podría haber tenido poderosas sacerdotisas místicas bebedoras de sangre que gobernaran tal sociedad.


Reconstrucción

de la poderosa gobernante

conocida como la Dama de Cao.


Anteriormente, se pensaba que la sociedad estaba gobernada por hombres, después del descubrimiento del Señor de Sipón.

Sin embargo, un ritual representado en la pared de la tumba muestra a individuos atados, vencidos y desnudos, marchando hasta la plataforma superior de la gran pirámide donde se les corta la garganta, como sacrificio a una deidad suprema.

Sorprendentemente, una gran copa de plata, la marca de un gobernante en la sociedad Moche, se usa para recolectar la sangre y luego la sangre es consumida por la sacerdotisa-reina.

No solo la riqueza de los artefactos, sino también las armas encontradas con la momia femenina, indican que ella pudo haber sido una gobernante.

Lo que hizo a la Dama de Cao aún más notable fueron sus tatuajes. Los Moche no momificaron a sus muertos deliberadamente, pero el clima seco preservó a la Dama de Cao y sus intrincados tatuajes.

Aunque no se cree que los miembros más comunes de la sociedad Moche estuvieran tatuados, ciertamente se podría inferir de este entierro que probablemente lo fueran los miembros de mayor estatus, y los tatuajes representaron y fortalecieron la conexión del individuo con lo divino a través de la magia simpática.

Nadie conoce las circunstancias exactas de la vida de la Dama de Cao, pero está claro que a ella se le otorgó el mismo estatus en su muerte que el de los presuntos gobernantes masculinos.

Al igual que Hatshepsut, la tecnología moderna ha devuelto la vida a la Dama de Cao.

Con la ayuda de la impresión en 3-D, una reconstrucción facial de la sacerdotisa-reina ahora sirve como modelo peruano de gobernación femenina.


Reconstrucción de la Dama de Cao.


Joyería egipcia: una ventana a la cultura antigua

Cuello ancho de amuletos Nefer, ca. 1504-1450 a. C. Foto: Museo Metropolitano de Arte Faja de concha de cauri de Sithathoryunet, c. 1887-1813 a. C. Foto: Museo Metropolitano de Arte Pintura mural de piedra caliza en dos registros que representan las actividades de los joyeros y los trabajadores de metales preciosos Foto: Museo Británico Una diadema con dos cabezas de gacela, c. 1479-1425 a. C. Foto: Museo Metropolitano de Arte Shell inscrito con el cartucho de Senwosret I, c. 1981-1550 a. C. Foto: Museo Metropolitano de Arte Pulseras de puño decoradas con gatos, c. 1479-1425 a. C. Foto: Museo Metropolitano de Arte Un collar de cuentas, Reino Medio, Dahshur. Excavaciones de De Morgan, 1894-1895 Foto: Museo Metropolitano de Arte

ALEJANDRIA, Egipto — Antiguo:

Ciudad histórica situada en el mar Mediterráneo a catorce millas al oeste de la desembocadura Canópica del Nilo.

La historia de los judíos de Alejandría se remonta a la fundación de la ciudad por Alejandro Magno, en el 332 a. C. , en el que estuvieron presentes (Josefo, "Contra Ap." ii. 4 "Ant." xix. 5, § 2). Desde el principio, su número parece haber sido considerable en todo caso, formaron una gran parte de la población bajo los sucesores de Alejandro. Los primeros Ptolomeos les asignaron una sección separada de la ciudad, para que no se vieran obstaculizados en la observancia de sus leyes por el contacto continuo con la población pagana ("B. J." ii. 18, § 7). El emplazamiento de este antiguo barrio judío, de cuya existencia también atestigua Estrabón ("Ant." Xiv. 7, § 2), puede fijarse con una precisión tolerable, ya que Apión se refiere burlonamente a los judíos como un pueblo que vive en un puerto sin puerto. orilla con lo cual Josefo repite que esta es una situación muy excelente ya que, como consecuencia, residían en las cercanías del Palacio Real ("Contra Ap." ii. 4). El palacio fue construido en la lengua de tierra llamada Lochias, y el puerto estaba cerca de él, al oeste de Lochias. Por lo tanto, los judíos debieron habitar esa parte de la ciudad que se extendía hacia el este desde el palacio. Además, toda la ciudad estaba dividida en cinco distritos, que recibieron el nombre de las primeras cinco letras del alfabeto griego. De estos cinco distritos, dos se denominaron distritos judíos, porque la mayoría de sus habitantes eran judíos (Philo, "In Flaccum", § 8 ed. Mangey, ii. 525). A partir de esto se puede formar una concepción bastante clara de la fuerza de la población judía.

Según Josefo, el distrito cuarto o "delta" estaba poblado por judíos ("BJ" ii. 18, § 8), hecho que justifica la inferencia de que este aislamiento ya existía en la época de Josefo (compárese también con "Contra Ap." ii. 4). En ese momento, sin embargo, el aislamiento no se hizo cumplir estrictamente porque, según Filón, había muchas viviendas judías esparcidas por toda la ciudad. Incluso había sinagogas distribuidas por toda la ciudad (Philo, "De Legatione ad Cajum", § 20 ed. Mangey, ii. 565). En cuanto a número y posición, los judíos de Alejandría disfrutaban de un mayor grado de independencia política allí que en cualquier otro lugar. Mientras los habitantes judíos de otras ciudades del imperio romano, sin ninguna separación política, formaban sociedades privadas con fines religiosos, o bien se convertían en una corporación de extranjeros como los comerciantes egipcios y fenicios en los grandes centros comerciales, los de Alejandría constituían una política independiente. comunidad, al lado de la de la población pagana. Estrabón describe así su constitución ("Ant." Xiv. 7, § 2): "A la cabeza se encuentra un etnarca, que gobierna y juzga al pueblo y, como el arconte de una ciudad independiente, presta especial atención al adecuado cumplimiento de las los deberes y el cumplimiento de las distintas normativas ".

En tiempos de Augusto, un gerusia (consejo de ancianos) parece haber tomado el lugar de este gobernante individual. De hecho, se desprende de un decreto del emperador Claudio que tras la muerte del etnarca judío, durante el gobierno de Aquila, Augusto permitió el nombramiento de un etnarca ("Ant." Xix. 5, § 2) pero Filón afirma claramente que en la época de Augusto la gerusia asumió la posición de la genarch—Esta es la palabra que usa para etnarca ("In Flaccum", § 10 ed. Mangey, ii. 527 y siguientes.). Dado que Filón menciona a otro gobernador distinto al mencionado por Claudio, podría suponerse que Augusto promulgó dos decretos diferentes sobre este tema, y ​​que durante el mandato de Aquila —habiendo muerto el etnarca— el emperador consintió en una nueva elección, pero más tarde, durante el mandato de Magnus Maximus, el cargo de etnarca que volvió a quedar vacante por muerte, lo reemplazó por la gerusia. Pero en este decreto de Claudio, que da una mirada retrospectiva a los derechos constitucionales de los judíos alejandrinos, se habría hecho alguna mención de tal segundo decreto. Es evidente que Claudio se refiere a una ordenanza que aún estaba en vigor. Tampoco los diferentes nombres de los gobernadores prueban que hubo diferentes ordenanzas.

Poco después de la muerte del etnarca, bajo la gobernación de Aquila, se produjo un cambio en los gobernadores, y el decreto de Claudio fue enviado a Magnus Maximus, el sucesor de Aquila. Como esto ocurrió antes de su instalación, debe referirse al mismo decreto. Claudio sólo tiene la intención de hacer evidente que Augusto permitió que los judíos mantuvieran su propio gobierno. Filón relata, más particularmente, que la etnarca fue reemplazada por una gerusia. A este último alude con frecuencia en otro pasaje de su obra. La gerusia fue presidida por arcontes o magistrados principales (Philo, "In Flaccum", § 10 ed. Mangey, ii. 528 y siguientes.). Contaba, como en Jerusalén, con setenta y un miembros (Tosef., Suk. Ed. Zuckermandel, iv. 198 Yer. Suk. V. 1). Josefo, también, se refiere ocasionalmente a los "jefes de la gerusia" ("B. J." viii. 10, § 1).

Como consecuencia de su aislamiento, los judíos de Alejandría no se vieron obstaculizados en el ejercicio de sus ceremonias y también pudieron regular sus asuntos civiles de forma independiente. La única restricción que sufrieron se debió a la supervisión oficial delegada a los representantes reales y luego a los imperiales. Los judíos de Alejandría, sin embargo, eran bastante independientes del consejo y del gobierno civil de la ciudad propiamente dicha. Formaron una corporación política más pequeña al lado de la más grande. Además, no hubo tal cosa como un concilio (βōυλέ) durante los dos primeros siglos de la dominación griega, que fue abolido por los Ptolomeos o, a más tardar, por Augusto, y solo revivió bajo Septimio Severo. Dio Cassius, li. 17 Spartianus, en su biografía de Severus, cap. xvii. Con respecto a la constitución de Alejandría, compárese con Estrabón, xvii. pag. 797 Kuhn, "Die Städtische und Bürgerliche Verfassung des Römischen Reiches", ii. 476 y siguientes. Marquardt, "Römische Staatsverwaltung", 1881, i. 451 y siguientes. Lumbroso, "Recherches sur l'Economie Politique de l'Egypte sous les Lagides", pág. 212 y siguientes., Turín, 1870 Wilcken, "Observationes ad Historiam Ægypti Provinciæ Romanæ, págs. 7 y siguientes., Berlín, 1885 Mommsen, "Römische Geschichte", v. 555-558 Jung, "Die Römischen Verwaltungsbeamten in Aegypten" ("Wiener Studien", 1892, xiv. 227-266).

A pesar del aislamiento político de los judíos de Alejandría, no perdieron su derecho al voto como ciudadanos. Las dudas que han expresado en conexión con esto algunos eruditos modernos no están respaldadas por evidencia decisiva, sino que se basan en una desconfianza generalizada hacia Josefo, cuyo testimonio, sin embargo, en todos los puntos materiales, es corroborado por Filón así como por el decreto de Claudio. Josefo dice ("Contra Ap." Ii. 4) "Alejandro les dio un lugar en el que vivir, y recibieron los mismos derechos que los macedonios [griegos], y hasta el presente su raza ha conservado la denominación macedonios". En otro lugar ("BJ" ii. 18, § 7) declara: "Alejandro les concedió los mismos derechos que los griegos. Este privilegio lo conservaron bajo los sucesores de Alejandro, que les permitió llamarse a sí mismos macedonios. No, cuando el Los romanos tomaron posesión de Egipto ni el primer César ni sus sucesores permitieron que se redujeran los derechos que Alejandro había concedido a los judíos ". El decreto por el cual Augusto confirmó los derechos de los judíos, especialmente los derechos civiles de los de Alejandría, fue grabado en una tabla de bronce que todavía existía en la época de Josefo ("Contra Ap." Ii. 4 "Ant." Xiv .10, § 1). Filón también destaca el hecho de que los judíos disfrutaban de los derechos civiles de los alejandrinos (es decir, de los ciudadanos alejandrinos) y no de los egipcios ("In Flaccum", § 10 ed. Mangey, ii. 528).

En las persecuciones que ocurrieron durante el reinado de Calígula, Flaccus, gobernador de Alejandría, emitió un edicto en el que llamó a los judíos "extranjeros y residentes" ("In Flaccum", § 8 ed. Mangey, ii. 528). Pero Claudio , el sucesor de Calígula, poco después de su ascenso se esforzó por devolverles sus antiguos derechos. En este último decreto, se hace especial referencia a los rescriptos y ordenanzas de los emperadores precedentes, de los cuales se puede ver que los judíos tenían los mismos derechos que los demás ciudadanos de Alejandría ("Ant." Xix. 5, § 2). Finalmente, incluso Vespasiano tuvo ocasión de interferir en nombre de los judíos, cuando negó la petición de los alejandrinos de privarlos de sus derechos civiles en la ciudad ("Ant." Xii. 3, § 1). Los judíos no solo disfrutaban de los derechos civiles en Alejandría, sino que en la vida pública ocupaban una posición más influyente que en cualquier otro lugar del mundo antiguo. Allí no formaron las clases bajas, como en muchos otros pueblos, pero por su riqueza y educación constituyeron una porción grande e influyente de la sociedad que poseía la confianza de los poderes dominantes, alcanzaron también cargos públicos y puestos de honor. La conducta de los Ptolomeos hacia ellos ciertamente varió, pero la de los primeros miembros de esa dinastía fue uniformemente favorable ("Contra Ap." Ii. 4).

Mapa que muestra el plano de la ciudad antigua: barrio judío sombreado. Judíos como soldados.

En relación con la supuesta aversión moderna de los judíos al servicio militar en países extranjeros, es curioso observar que a menudo fueron empleados como soldados en Egipto e incluso alcanzaron altos cargos militares. Se dice que Ptolomeo I., Lagi, distribuyó 30.000 soldados judíos por la tierra como guarniciones (Pseudo-Aristeas, ed. Wendland, 1900, § 13). Se han encontrado campamentos judíos en varios lugares de Egipto, que fueron sin duda los cuarteles de esas tropas judías castra Judœorum estaba en el lado oriental del Delta ("Notitia Dignitatum Orientis", cap. xxv.), y un 'Іōυδαίων στρατόπεδōν en el lado occidental del Delta ("Ant." xiv. 8, § 2 "BJ" i. 9 , § 4 compárese con Schürer, "Gesch." 3ª ed., Iii. 98). En una inscripción encontrada en Athribis en la parte sur del Delta, el primer nombre en la lista de los que construyeron la sinagoga es el de un "capitán de la policía" ("Rev. Ét. Juives", xvii. 235). Ptolomeo VI., Filometor, y su consorte, Cleopatra, "confiaron todo su reino a los judíos, y los generales en jefe del ejército eran los dos judíos Onías y Dositeo (" Contra Ap. "Ii. 5). Otra Cleopatra , su hija, en una guerra que libró contra su hijo Ptolomeo Lathyrus, también nombró a dos judíos como generales en su ejército, Helkias y Ananías, hijos del sumo sacerdote Onías, que construyó el templo en Leontopolis ("Ant." xiii. 10 , § 4 13, § 1).

Bajo los romanos, los judíos ricos ocasionalmente ocuparon el cargo de alabarca, como por ejemplo Alejandro, el hermano del filósofo Filón, y más tarde cierto Demetrio (ver para Alejandro, "Ant." Xviii. 6, § 38, § 1 xix .5, § 1 xx.5, § 2 Demetrius, ib. xx. 7, párrafo 3). Este cargo no debe confundirse con el del etnarca judío; era un fideicomiso cívico, y probablemente idéntico al de la etnarca judía. arabarch, el principal recaudador de impuestos en la costa árabe o oriental del Nilo (Schürer, "Gesch." 3d ed., iii. 88 y siguientes.). Tal cargo sólo podía ser ocupado por alguien que controlaba un gran capital, pero también proporcionaba una fuente de la que se podían sacar grandes ganancias. La observación de José ("Contra Ap." Ii. 5, final) de que los emperadores romanos continuaron el Los judíos de Alejandría "en los puestos de confianza que les otorgaron los reyes anteriores, es decir, 'el control del río'", se refiere probablemente al empleo frecuente de los judíos como alabarcas. Por "control del río" debe entenderse la recaudación de impuestos del comercio sobre el mismo.

De estos hechos se puede concluir que los Ptolomeos, así como los emperadores romanos, en general, trataron a los judíos de Alejandría con consideración. De los Ptolomeos, según Josefo, Ptolomeo VII, Physcon, era la única excepción en su hostilidad hacia ellos y su conducta no estaba influenciada por ninguna aversión a la religión judía, sino que se debía a su actitud en la política de partidos. Cuando Ptolomeo VII. se esforzó por arrebatarle el trono de Egipto a Cleopatra, la madre de Ptolomeo VI. —Los judíos, encabezados por el general Onías, lucharon del lado de Cleopatra. Se dice que Ptolomeo VII, enfurecido por su oposición, ordenó que los judíos que quedaban en Alejandría fueran encadenados y arrojados ante elefantes. Contrariamente a lo esperado, los animales se volvieron contra los enemigos de los judíos y Ptolomeo VII. fue persuadido por una de sus concubinas para que no tomara más medidas represivas contra ellas ("Contra Ap." ii. 5). La misma historia se cuenta de Ptolomeo IV. en el tercer libro de los Macabeos, que, sin embargo, no puede considerarse una fuente confiable. Josefol.c.), así como el tercer libro de los Macabeos (vi. 36), hace nota de una fiesta de acción de gracias, que se celebra anualmente en Alejandría en conmemoración de esta preservación milagrosa de los judíos. No es una ganancia que estos últimos disfrutaran de una perfecta libertad religiosa bajo los Ptolomeos. Algunas de sus sinagogas incluso parecen haber ejercido el derecho de asilo en igualdad de condiciones con los templos paganos. Hay en el Museo Egipcio de Berlín una inscripción griega del período romano posterior ("Corpus Inscriptionum Latinarum", t. Iii. Supplem. N. 6583) encontrada en el bajo Egipto, que dice que la reina y el rey (supuestos por Mommsen Zenobia y Vabalathus) ordenó la renovación de una antigua inscripción, cuyo contenido principal era que el rey Ptolomeo Euergetes declaró inviolable la sinagoga, es decir, le concedió el derecho de asilo. Tanto Ptolomeo III. y Ptolomeo VII., Physcon, llevaba el cognomen Euergetes, pero se espera una actitud amistosa pronunciada hacia los judíos de los primeros en lugar de los segundos. Además, está en consonancia con la costumbre prevaleciente durante el reinado de Ptolomeo VII, que la reina debe mencionarse junto con él.

Ptolomeo VI. También permitió la construcción del templo judío en Leontopolis. Los derechos de los judíos no fueron alterados bajo los emperadores romanos. La persecución bajo Calígula fue solo un episodio pasajero. Los judíos tenían permiso expreso para descartar la práctica del culto cesáreo, que era tan contrario a su religión. Sin embargo, se produjeron repetidos y sanguinarios conflictos, pero los emperadores romanos, salvo Calígula, no fueron responsables de estos desafortunados acontecimientos, que tuvieron su causa en gran parte en la antipatía profundamente arraigada entre las poblaciones pagana y judía. En la época romana, este sentimiento se hizo más intenso y, a menudo, culminó en sangrientas luchas. Esta aversión mutua se debió a las peculiaridades religiosas de judíos y egipcios, y fue igualmente fuerte en ambos lados. La llama de la pasión popular estalló, a veces de un lado y otras del otro. Estas tensas relaciones entre las dos razas existían también en otras ciudades, especialmente donde los judíos disfrutaban de derechos civiles o políticos. En Alejandría, sin embargo, la situación era particularmente peligrosa, porque los judíos formaban un elemento poderoso en la ciudad. Las causas fundamentales de las persecuciones bajo Calígula pueden atribuirse a esta circunstancia, aunque el mismo emperador contribuyó a ello en no pequeña medida, exigiendo a los judíos esa veneración divina que coincidía con una antigua costumbre prevaleciente desde el gobierno de los Ptolomeos, y que por lo tanto, la población pagana estaba muy dispuesta a acordarlo.

El conflicto real fue iniciado por la chusma pagana de Alejandría en la negativa de los judíos a obedecer el decreto imperial, vieron una excusa para abrir las hostilidades contra ellos. La persecución estalló en el otoño del año 38, en el momento en que el rey judío Agripa se encontraba de visita en Alejandría. El rey fue objeto de burla por primera vez en una pantomima, en la que un imbécil, llamado Karabas, fue ataviado con insignias reales de imitación, y burlonamente aclamado como rey, con el título sirio. Maran (Señor). Una vez que se despertó, la población no quedó satisfecha fácilmente y exigió que se erigieran estatuas del emperador en las sinagogas. Flaccus, el gobernador romano, por su conocimiento de las peculiaridades del emperador, no se atrevió a oponerse a ellas, accedió a todas las demandas de los cazadores de judíos, que se volvían más importunos con cada concesión que hacía el gobernador. En rápida sucesión, Flaccus ordenó la colocación de estatuas en las sinagogas, privó a los judíos del derecho al voto civil mediante un edicto y finalmente permitió una persecución general contra ellos. Los paganos enfurecidos cayeron ahora sobre los habitantes judíos de Alejandría, sus viviendas y tiendas fueron saqueadas, los judíos mismos fueron cruelmente maltratados y asesinados, y sus cadáveres mutilados. Algunos fueron quemados públicamente y otros arrastrados vivos por las calles. Algunas de las sinagogas fueron destruidas y otras profanadas con una imagen de Calígula. Flaccus no solo no hizo ningún intento por contener la violencia de las turbas, sino que por su propia iniciativa instituyó regulaciones bárbaras contra los judíos. Hizo que treinta y ocho miembros de la gerusia fueran esposados ​​y llevados apresuradamente al teatro, donde, ante los ojos de sus enemigos, fueron azotados públicamente, algunos de ellos hasta la muerte.

Los sucesos posteriores, desde el otoño del 38 hasta la muerte de Calígula en el 41, no se registran en detalle. Flaco fue llamado repentinamente en el año 38 y desterrado a la isla de Andros, donde fue ejecutado por orden del emperador. Sin embargo, es muy improbable que la condición de los judíos haya experimentado algún cambio favorable durante el reinado de Calígula.La comisión que se dirigió a Roma bajo la dirección del filósofo Filón fue tratada con desprecio por el emperador y parece haber fracasado por completo, debido, sin duda, a la comparecencia simultánea, ante el emperador, de otra delegación de Alejandría: encabezado por Apion, el conocido oponente de los judíos, que contrarrestó los esfuerzos de los comisionados judíos. Fue solo después de la muerte de Calígula y la adhesión de Claudio que los judíos pudieron recuperar sus derechos anteriores y esto fue seguido por un período considerable de tranquilidad. Al ascender al trono, Claudio restauró inmediatamente todos los derechos a los judíos ("Ant." Xix. 5, § 2), y entre los liberados estaba el alabarca Alejandro, que había sido encarcelado por Calígula (ib. 5, párrafo 1). La principal autoridad para la historia de esta persecución son las dos obras de Filón, "In Flaccum" y "De Legatione ad Cajum" (compárese con "Ant." Xviii. 8, § 1). Los papiros recientemente descubiertos arrojan más luz sobre este tema. Muestran cómo Claudio castigó a los instigadores de la persecución. Filón menciona a Isidoro y Lampón como los dos peores agitadores ("In Flaccum", §§ 4, 15-17.) Ambos fueron enviados a Roma por Claudio y en un concilio solemne, compuesto por veinticinco senadores y dieciséis de consulares. rango, fueron juzgados y condenados a muerte. Esto aparece en un texto en papiro, cuyos fragmentos han sido cuidadosamente publicados por Th. Reinach ("Rev. Ét. Juives", 1895, xxxi. 161-178). De un comentario casual en otro papiro relacionado con eventos de un período posterior, parece que la oración se llevó a cabo ("The Oxyrhynchus Papyri", ed. Por Grenfell y Hunt, parte I., 1898, No. 33 Deissmann, " Theologische Literaturzeitung, "1898, cols. 602-606).

Surgieron nuevos conflictos bajo Nerón y Vespasiano, estrechamente relacionados con el gran levantamiento judío en Palestina. En Alejandría estalló una lucha muy seria, casi al mismo tiempo que en Palestina, cuya causa fue insignificante, pero en la que los judíos tomaron una posición tan amenazante que el gobernador, Tiberio Alejandro, judío de nacimiento e hijo de el alabarca Alejandro, se vio obligado a llamar a las tropas romanas contra ellos. La paz fue restaurada sólo después de mucho derramamiento de sangre ("B. J." ii. 18, § 7). Unos años más tarde, después del fin de la guerra en Palestina, una seria revuelta, instigada por los Sicarii en Alejandría, fue reprimida por el elemento más considerado de la población judía. Sin embargo, el gobernador, Lupus, consideró conveniente, después de la destrucción del Templo de Jerusalén, cerrar el de Leontopolis ("B. J." vii. 10). La gran revuelta de los judíos egipcios bajo Trajano (114-117) estuvo acompañada de una enorme pérdida de vidas. Al principio, los judíos tenían ventaja sobre los griegos, quienes en una batalla fuera de las puertas de Alejandría fueron golpeados y obligados a retirarse a la ciudad, pero aquí tomaron ventaja y masacraron a los habitantes judíos. Estos eventos son registrados por Eusebio "(Hist. Eccl." Iv. 2 "Chronicon", ed. Schoene, ii. 164 y siguientes. "Orosius", vii. 12 la declaración también en Yer. Suk. El v. i, relativo a una masacre provocada por Trajano, debe referirse a estos hechos. Compárese con Derenbourg, "Essai sur l'Histoire de la Palestine", págs. 410-412). La ciudad misma debe haber sufrido considerablemente por estas disputas, ya que Adriano consideró necesario restaurarla en gran parte (Eusebio, "Chronicon").

A pesar del marcado contraste entre los puntos de vista de la vida de los judíos y los paganos, la influencia del helenismo no dejó de imprimir un sello peculiar en el desarrollo intelectual de los judíos alejandrinos. De hecho, la mezcla de las enseñanzas religiosas judías con el espíritu del helenismo en ninguna parte llegó tan lejos como en esa ciudad, aunque aquí, como en otras partes, los judíos se mantuvieron fieles, en todo lo esencial, a la religión de sus antepasados. De esta afirmación hay muchas confirmaciones convincentes. Como sus hermanos en Palestina, se reunían en la sinagoga todos los sábados para escuchar la lectura de la Ley y los Profetas, y para los demás servicios religiosos. Según Filón, había muchas sinagogas (πρōσευχαί) esparcidas por toda la ciudad de Alejandría. Él menciona a uno de ellos como especialmente grande y magnífico ("De Legatione ad Cajum", § 20 ed. Mangey, ii. 568). Es, sin duda, la misma sinagoga que se describe en los escritos rabínicos como construida en forma de una gran basílica. Contenía setenta y una sillas doradas que se correspondían con el número de ancianos. En el centro había una plataforma de madera, sobre la cual estaba ḥazan, quien, al concluir cada bendición, daba la señal con una bandera para que la congregación respondiera con el Amén. Los fieles no estaban sentados indiscriminadamente, sino que estaban separados según sus respectivos oficios (Tosef., Suk. Iv.ed. Zuckermandel, p. 198 Yer. Suk. V. I.). No cabe duda de que los judíos alejandrinos también observaban la luna nueva y las festividades anuales de la misma manera que lo hacían los demás judíos. Dos fiestas peculiares de los alejandrinos se mencionan casualmente, una en conmemoración de la traducción de la Biblia al griego (Philo, "Vita Moysis", ii. § 7 ed. Mangey, ii. 140 y siguientes.), y un segundo en celebración de la milagrosa liberación de los elefantes. Se dispone de muy poca información fiable sobre la participación de los alejandrinos en el culto del templo de Leontopolis. Es probable que ofrecieran sacrificios allí sin descuidar en lo más mínimo sus deberes hacia el Templo de Jerusalén. Filón comenta incidentalmente que él mismo se dirigió al santuario paterno (en Jerusalén) como delegado para rezar y sacrificar ("De Providentia" Eusebius, "Præparatio Evangelica," VIII. Xiv. 64, ed. Gaisford según la traducción armenia en Aucher, "Philonis Judæi Sermones Tres", etc., p. 116). Según la Mishnah Ḥallah, iv. 10, los alejandrinos también llevaron su ala a Jerusalén, que, sin embargo, no fue aceptada. Algunos judíos alejandrinos presentaron varias preguntas legales al rabino Joshua ben Hananiah (Neg. Xiv. 13: Niddah, 69b et seq. compárese con Bacher, "Ag. Tan". I. 185-187, 1884).

Aunque la religión de sus antepasados ​​fue seguida tan fielmente, los judíos de Alejandría asimilaron, en gran medida, la cultura de los griegos. No muchas generaciones después de la fundación de la comunidad, la Torá fue traducida al griego (quizás bajo Ptolomeo II. En todo caso, no mucho después). Se leía en griego en las sinagogas, de hecho, este era el idioma que se usaba principalmente en el servicio (Schürer, "Gesch." 3ª ed., Iii. 93-95). Por tanto, el griego debe haber sido también la lengua vernácula de las clases bajas. Las mejores clases estudiaron literatura griega en las escuelas y leyeron a Homero, los poetas trágicos, Platón, Aristóteles y los estoicos. Este conocimiento íntimo de la literatura griega naturalmente ejerció una profunda influencia sobre los judíos alejandrinos. Se convirtieron en griegos sin, sin embargo, dejar de ser judíos.

Los filósofos cuyas opiniones fueron aceptadas por algunos de los judíos altamente educados fueron Platón, Aristóteles y los estoicos. Bajo tales influencias, los judíos de Alejandría produjeron una literatura extensa y variada. Escribieron historia y filosofía, así como poesía épica y dramática. La apologética y la polémica contra los paganos encontraron un lugar importante en su literatura, ya que la batalla entre los dos campos se libró también en la arena literaria. Distinguidos literatos alejandrinos atacaron muy amargamente al judaísmo (Manetón [o Manethon], Lisímaco, Queremón y Apión). Los judíos, por su parte, llevaron a cabo su defensa principalmente de tal manera que resaltara la sublimidad de su fe y la grandeza de su historia. A veces tomaron la ofensiva y revelaron la inanidad de la idolatría y los males éticos del paganismo, exhortando y amonestando a la población pagana a la conversión. Su método favorito era atribuir tales declaraciones admonitorias a las autoridades paganas, particularmente a la muy venerada Sibila (ver Literatura helenística y también Oráculos sibilinos).

El constante contacto diario de la clase baja de judíos con los paganos en Alejandría resultó en la absorción de muchas supersticiones. Entre los menos inteligentes, la brujería judía y pagana se unieron, al igual que la fe judía y la filosofía griega entre los más ilustrados (Schürer, "Gesch", 3ª ed., Iii. 294-304). Esta mezcla de ideas religiosas prevaleció más o menos dondequiera que judíos y gentiles entraran en contacto directo, pero fue especialmente fuerte y marcada en Alejandría (Adriano, "Carta a Serviano" en Vopiscus, "Vita Saturnini", cap. Viii. En las "Scriptores Historiæ Augustæ, "ed. Peter, 1865, ii. 209). A pesar de todo esto, el judaísmo conservó sus características peculiares incluso aquí. De la insinuación de Filón de que debido a la interpretación alegórica, muchos no habían dado el valor debido al significado literal de la Ley, no se debe concluir que un gran número de judíos quebrantaba habitualmente la Ley. El mismo Filón proporciona pruebas de que incluso los que más favorecían la interpretación alegórica todavía se ajustaban a la letra de las Escrituras ("De Migratione Abrahami", § 16 ed. Mangey, i. 450). Cierta laxitud puede haber surgido en algunos lugares, pero en sus puntos esenciales, la ley fue observada en todas partes por los judíos helenizantes mientras permanecieron dentro de los límites de la sinagoga.


Está dedicado a la famosa escena, porque es un arte egipcio único, del transporte de una estatua colosal que tiene lugar a lo largo de la pared. Afortunadamente, esta escena había atraído desde el principio la atención de los exploradores, que habían hecho copias de ella pero, desde su redescubrimiento por Newberry, ha sufrido mucho.
La escena se puede dividir en cuatro partes:

Djehutyhotep está representado en tamaño heroico, vestido con una amplia túnica ceremonial, sandalias en los pies, un collar alrededor del cuello y sosteniendo en su mano derecha un sekhem-cetro de poder, mientras que en su izquierda lleva un bastón hoy extinto. .
Detrás de él, los sirvientes, algunos de los cuales parecen soldados, transportan mercancías, esencialmente armas: arcos, flechas, un escudo estirado de piel de vaca y hachas. Cuatro sirvientes, representados más pequeños por el espacio, sostienen una silla de manos. En el registro inferior, detrás de un portero con un hacha, están representados los tres hijos del difunto.


¿Está verificada la historia bíblica de José en Egipto?

Los eventos narrados en la Historia de José, Génesis 37-50, han sido durante mucho tiempo un tema favorito de investigación tanto para los eruditos bíblicos como para los egiptólogos interesados ​​en el Antiguo Testamento. [1] No ha aparecido ninguna referencia a José en fuentes egipcias, pero dada la relativa escasez de información sobre los funcionarios egipcios antes del Imperio Nuevo y la falta de consenso con respecto al nombre egipcio de José, esto no debería sorprendernos.

Cualquier referencia específica a Joseph en cualquier forma reconocible probablemente no se descubrirá pronto. Pero, si creemos en la historicidad de José y la exactitud de los eventos registrados en Génesis sobre su vida y carrera, podemos hacer dos preguntas con alguna esperanza de recibir una respuesta de las fuentes escritas y arqueológicas: cuál es la mejor fecha para José y, una vez que se ha planteado eso, ¿encajan los eventos bíblicos en ese período de la historia egipcia?

En respuesta a nuestra primera pregunta, existen dos posiciones principales con respecto a la fecha de José entre los estudiosos serios de la Historia de José que aceptan su historicidad. La mayoría de estos eruditos modernos fechan a José en el Segundo Período Intermedio de la historia de Egipto, ca. 1786-1570 aC (Vergote 1959 Kitchen 1962 Stigers 1976), una época en la que un grupo asiático llamado Hyksos [2] gobernaba el delta del Nilo.

Este punto de vista se basa principalmente en dos suposiciones: primero, que la llamada Fecha Tardía del Éxodo (durante el reinado de Ramsés II) es correcta, y segundo, que el ascenso al poder de un asiático se puede ubicar mejor durante un período de la historia egipcia cuando sus compañeros asiáticos, los hicsos, controlaban el gobierno. Examinemos brevemente estos dos argumentos.

Si el Éxodo ocurrió en el siglo XIII a.C. y la estancia duró aproximadamente 400 años (430, según Éxodo 12:40), José pertenecería al siglo XVII a.C. Pero si el Éxodo tuvo lugar en el siglo XV a.C., la carrera de José se remontaría al siglo XIX a.C., durante los días de la XII Dinastía del Reino Medio.

Si los números bíblicos se toman literalmente y al pie de la letra, los reyes probables durante la esclavitud y posterior ascenso al poder de José habrían sido Sesostris II (1897-1878 aC) y Sesostris III (1878-1843 aC). [3] Este argumento luego se basa en cómo se interpreta 1 Reyes 6: 1, un versículo que data del Éxodo 480 años antes del cuarto año de Salomón, ca. 966 a. C.

Parece haber tres formas comunes de considerar este versículo. Uno puede aceptarlo al pie de la letra, por lo que el Éxodo data del siglo XV a. C. [4] uno puede ignorar totalmente la precisión histórica del versículo, lo que permite fechar el Éxodo en cualquier período que se elija, o incluso negarlo por completo [5 ] o se puede interpretar que los números dados en él significan algo menos de 480 años literales, invocando así el apoyo del versículo para un Éxodo tardío. [6] No es nuestro propósito aquí argumentar estas posiciones, aunque personalmente me aferro a un Éxodo temprano. Mi único punto es que la opinión de uno sobre la fecha del Éxodo es determinante de la fecha de uno para José.

La segunda idea, que es mejor pensar que José está sirviendo cuando sus compañeros sirio-palestinos gobernaron parte de Egipto parece ser errónea. Supone que los sirio-palestinos, independientemente de su nacionalidad específica, se favorecerían unos a otros. Nuestro conocimiento emergente de Canaán, con su división política y guerra entre ciudades, y de hecho las rivalidades entre grupos visibles en la narrativa bíblica, arroja grandes dudas en mi mente de que un grupo cananeo como los hicsos sería automáticamente amistoso con un hebreo.

Hace mucho tiempo que se ha observado que ciertas características de la historia de José encajan bien en la XII Dinastía. Una encuesta de algunos de estos podría ser útil. [7]

Los partidarios de una fecha de la XII Dinastía para la Historia de José comienzan sus argumentos con una estricta aceptación literal de la cronología bíblica del Éxodo y la Estancia. Se considera que 1 Reyes 6: 1 data del Éxodo hacia ca. 1446 a. C., y Éxodo 12:40 se considera que coloca la entrada de Jacob y su familia en un Egipto donde José ocupa un alto cargo bajo el reinado de Sesostris III, ca. 1876 ​​antes de Cristo. La carrera de José como funcionario del gobierno egipcio comenzaría bajo Sesostris II y continuaría hasta el reinado de Sesostris III. (DERECHA: Sesostris III)

Los elementos específicos de la Historia de José se citan normalmente en apoyo de una fecha del Reino Medio. Algunos ejemplos lo ilustrarán.

Potifar, el funcionario que compró a José por primera vez, se llama egipcio y comandante de la guardia del rey en Génesis 39: 1. Se argumenta que si el rey fuera un gobernante hicso, no tendría sentido que un egipcio nativo hubiera sido comandante de la guardia real. Además, se describe a José varias veces (Génesis 41, 42 y 45) como gobernante de toda la tierra de Egipto. Los hicsos controlaban solo la parte norte de Egipto, pero la XII Dinastía gobernaba toda la nación. Y cuando el rey quiso recompensar a José, le dio a la hija de un sacerdote de On, o Heliópolis, para que fuera su esposa. El argumento es que un rey hicsos probablemente le daría a José la hija del sacerdote de otro dios, como Set, que era una deidad más importante para los hicsos que las deidades solares veneradas por los egipcios nativos.

Debe observarse, sin embargo, que los hicsos no suprimieron de ninguna manera la adoración de Ra, el dios sol de On. Además, los defensores de una fecha de la XII Dinastía para José argumentan que cuando José es llamado de la prisión para encontrarse con el Faraón en Génesis 41:14, tiene que afeitarse y ponerse ropa limpia. Esto reflejaría las costumbres egipcias nativas en lugar de las de los hicsos sirio-palestinos.

Un argumento que se ha utilizado para fechar a José en el período de los hicsos es la mención de carros en el relato de la promoción y recompensa de José por parte del faraón. A menudo se señala que dado que el carro de guerra probablemente fue introducido en Egipto por los hicsos, el regalo del faraón a José encajaría mejor en el Segundo Período Intermedio y no en el Imperio Medio anterior. [8]

¿Pero necesitamos conectar este vehículo utilizado para el transporte por un alto funcionario del gobierno con carros de guerra? En la historia de José no se dice nada sobre el uso de carros en la batalla y, de hecho, el carro que se le dio a José se llama el segundo carro del faraón, lo que deja la impresión de que no había muchos de ellos. Cuando los excavadores de la fortaleza de Buhen encontraron un caballo, mucho antes de que los egipcios comenzaran a usar carros para la guerra, la conclusión de los arqueólogos fue que “es probable que, al menos en los primeros períodos, los caballos fueran propiedad de los miembros de más alto rango de la sociedad y que solo se usaban para dibujar carros en ocasiones estatales ”(Emery, Smith y Millard 1979: 194 cf. B. Wood 1993).

Por último, conviene mencionar un papiro del Museo de Brooklyn publicado por William C. Hayes (1955). Este documento tardío del Reino Medio es de gran importancia para el estudio de la Historia de José y solo puede resumirse aquí. Contiene información sobre los esclavos asiáticos en Egipto durante finales del Reino Medio, solo unas pocas generaciones después de José, asumiendo una fecha de la XII Dinastía para él. Lo más sorprendente de estos esclavos asiáticos es que uno de los trabajos más comunes que se les asignaba era el de sirviente doméstico, al igual que José (Hayes 1955: 103). La servidumbre de José se ajusta así al patrón del período del Reino Medio de la historia egipcia.

Nuestro propósito aquí, asumiendo una fecha de la XII Dinastía para que José esté más de acuerdo con la cronología bíblica, es examinar qué nueva evidencia puede haber que respaldaría e ilustraría aún más la carrera de José en el Reino Medio. Pero primero observemos un área para una mayor investigación, que involucra los siete años de abundancia seguidos por los siete años de hambruna tan importantes para la historia de José.

Hace unos 20 años, Barbara Bell estudió los registros egipcios de la XII Dinastía de los niveles del Nilo en los fuertes nubios del Reino Medio (1975). Cotejando esta información con un análisis de estatuaria, y con la conocida obra literaria titulada La denuncia de Khahkeperre-Seneb, [9] Bell concluye que mediados de la XII Dinastía sufrió niveles erráticos del Nilo que causaron la pérdida de cosechas y la perturbación social resultante reflejada en la Demanda.

Uno podría preguntarse por qué un Nilo inusualmente alto dañaría los cultivos. La respuesta de Bell es que, en tales condiciones, el agua tardaría más en drenar de los campos y, por lo tanto, impediría la siembra del año. A medida que salga a la luz más información y nuestro conocimiento de las fluctuaciones del Nilo se vuelve más completo, es posible que podamos considerar mejor la hambruna de José en el contexto de la XII Dinastía.

En los últimos años, nuestro conocimiento arqueológico del delta del Nilo ha aumentado significativamente. Gran parte de este avance se debe al trabajo de los austríacos bajo el mando de Manfred Bietak en Tell el Daba Khatana-Qantir. Esta región es ahora la ubicación aceptada de la ciudad bíblica de Ramsés y la antigua capital de los hicsos, Avaris. Nuestro conocimiento del delta noreste y la influencia asiática en la región es mucho mayor que hace 20 años. Un descubrimiento, realizado por el equipo de Bietak entre 1984 y 1987 y señalado recientemente por John J. Bimson, es de extrema importancia para la historicidad de la Historia de José de la XII Dinastía (Bietak 1990).

Se encontraron un palacio y el jardín adjunto que data de la XII Dinastía. No hay evidencia de que el palacio fuera un tipo de residencia real, según Bietak, basándose en el material de inscripción, que era la sede de un funcionario que supervisaba las expediciones comerciales y mineras a través de la frontera noreste (Bietak 1990: 69).

Pero lo más interesante de este hallazgo es el cementerio ubicado en el jardín del palacio, y particularmente una de las tumbas que contiene. Todas las demás tumbas (hay aproximadamente 12 en total) parecen datar de un período ligeramente posterior, quizás los primeros años de la dinastía 13, y, según su orientación, definitivamente no formaban parte del complejo original del palacio y el jardín. Pero la tumba más grande e impresionante del lote, que constaba de una sola cámara de ladrillos con una pequeña capilla al frente, estaba orientada a las estructuras del estrato E (principios a mediados de la XII Dinastía) (Bietak 1990: 61).

Si bien la tumba había sido robada y gravemente dañada, se descubrió un hallazgo muy interesante en el túnel de los ladrones entre la cámara de la tumba y la capilla. Una estatua, casi con certeza de uno de los funcionarios que vivieron en el palacio en los últimos años de la XII Dinastía, había sido removida (probablemente de la capilla de la tumba) y había sido destrozada. Todo lo que queda son algunos fragmentos de la cabeza, los rasgos faciales han sido destruidos deliberadamente. La estatua era aproximadamente 1½ veces su tamaño natural y no presenta características de un personaje real. Pero lo más interesante es que este funcionario era claramente asiático. Esto se demuestra por la coloración amarilla de la piel, que era, como observa Bietak, típica de la representación de los asiáticos masculinos, y por otro rasgo asiático, el llamado peinado hongo que tenía la estatua (Bietak 1990: 61-64). .

El significado de este hallazgo para un escenario de la XII Dinastía de la Historia de José es obvio. Como ha observado John Bimson, [10] no hay evidencia suficiente para afirmar con algún grado de certeza que se haya encontrado la tumba de José, o que se haya encontrado una estatua del famoso personaje bíblico. Pero está claro que este hombre, sin duda un cananeo de algún tipo, se convirtió en un funcionario muy importante en el gobierno egipcio. Era lo suficientemente importante como para haber vivido en un importante complejo palaciego y haber equipado una tumba para él en su jardín, y haber encargado una estatua más que de tamaño natural de sí mismo para la capilla de su tumba.

Esto demuestra que un asiático de hecho podría ascender a una posición de prominencia en un período anterior a los días del gobierno de los hicsos, y nos permite aceptar la posibilidad, que creo que es el caso, de que José sirvió a un rey del Reino Medio en casi exactamente al mismo tiempo que lo hizo este cananeo.

Los siguientes temas que se abordarán son los títulos de José después de su ascenso a la importancia en la corte egipcia. ¿Qué oficina u oficinas tenía? ¿Y hay lugar para él entre los titulares conocidos de estos cargos en la dinastía 12?

Génesis 45: 8 es una referencia clave. Creo, como he señalado en otra parte (Aling 1981: 47-48), que en este versículo se mencionan tres títulos y / o epítetos distintos.

"Padre de Faraón" debe asociarse con el título egipcio "Padre de Dios", donde el término "Dios" se refiere al rey. Este título evidentemente tuvo varios usos, algunos de los cuales pueden eliminarse rápidamente en el caso de José. No era sacerdote, ni su hija entró en el harim del Faraón. Estos son los significados de este título, pero ninguno se ajusta a José. La mejor explicación es verlo honrado con este título como una especie de anciano estadista, un uso común del título “Padre de Dios” en los Reinos Medio y Nuevo.

Un segundo título en Génesis 45: 8 es "Señor de toda su casa (del rey)". Existe cierto desacuerdo entre los eruditos en cuanto al equivalente egipcio de esta frase. Algunos lo interpretarían como una especie de superintendente de palacio o chambelán de la corte. Sin embargo, el título egipcio más cercano parece ser [imy-r pr wr, Jefe de Mayordomo del Rey, o más literalmente el Jefe de Supervisor de la Casa, con el término "casa" refiriéndose a los bienes personales del rey.

El título egipcio generalmente se traduce como chambelán, [imy-r 'hnwty n pr- nsw, traduce Supervisor del Interior de la Casa del Rey y no parece ajustarse ni a la frase bíblica ni al contexto de la Historia de José. José, después de su interpretación del sueño del rey, aconsejó al faraón sobre asuntos agrícolas relacionados con los años futuros de abundancia y la siguiente hambruna. Parece más natural, a la luz de la respuesta del rey, que a José se le asigne un puesto relacionado con la agricultura, como ciertamente lo fue el de administrador principal del rey.

El chambelán no tenía esa función. El título "Jefe de Mayordomo del Rey" es común en el Reino Medio. William Ward, en su Índice de títulos administrativos y religiosos egipcios del Reino Medio, cita más de 20 ejemplos del título en diversas publicaciones, sin intentar enumerar todas las ocurrencias en los principales museos del mundo (1982: 22, n. 141).

Franke, en su Personendaten Aus Dem Mittleren Reich, presenta expedientes de 19 Chief Stewards (1984: 17). Allan Gardiner dijo que la oficina ocupaba el segundo lugar en importancia solo después de la de Visir (1947: 45 * -46 *). Los deberes del mayordomo principal se conocen por los textos del Nuevo Reino y por el texto biográfico del mayordomo principal Henunu de la XI Dinastía conservado en su tumba en Deir el Bahri (Hayes 1949). Este funcionario era administrador de las propiedades reales, supervisor de los graneros reales y supervisor de los rebaños y manadas reales. Henunu también estaba involucrado en impuestos, abasteciendo ciertas partes del Alto Egipto con provisiones, construcción de la tumba real, recaudación de tributos de las tribus beduinas y procurando madera de cedro de Siria.

José habría estado muy calificado para realizar la mayoría de estas tareas, las relacionadas con la agricultura y los impuestos ciertamente encajarían en el contexto de la historia bíblica. Por lo tanto, es mejor estar de acuerdo con Vergote (1959: 98ss) y Ward (1960: 146-47) en que Joseph era el administrador principal del rey.

El mayor debate sobre los títulos de José se centra en el de Visir. William Ward ha argumentado en contra de la idea de que José fue alguna vez visir de Egipto (1960: 148-50 1957). Él ve varias de las frases descriptivas que se usan sobre José en el Antiguo Testamento como equivalentes hebreos de lugares comunes egipcios generales que podrían aplicarse a cualquier funcionario de nivel medio. El problema con esto es que la ecuación directa no parece fuerte. Un ejemplo es la frase en Génesis 41:40, "Solo en el trono seré yo más grande que tú". Ward equipara esto con el epíteto egipcio "Favorito del Señor de las Dos Tierras" (1960: 148). Para mí, esa ecuación es débil.

Encuentro una serie de frases que describen a José y los deberes desempeñados por José que solo encajarían con el Visir, que era en el Reino Medio el hombre más poderoso del reino aparte del soberano mismo. Notemos estos y algunos otros puntos:

Génesis 41:40, "Solo en el trono seré yo más grande que tú". Esto fue cierto para una sola persona, el visir.

Génesis 41:41, "Te he puesto sobre toda la tierra de Egipto".

Cuando los hermanos de José vinieron a Egipto en busca de comida durante la hambruna, José fue el funcionario que conocieron. Al menos en el Reino Nuevo, un período sobre el que estamos mucho mejor informados, el visir fue el funcionario que se reunió con las delegaciones extranjeras (Hayes 1966: 46). Puede que haya sido lo mismo en el Reino Medio.

En Génesis 47:20 y sigs., Tenemos la curiosa historia de la compra de la tierra de la nobleza de Egipto por parte del rey. Joseph es el supervisor del proceso. Parece más natural verlo como un poderoso visir durante este episodio y no como un funcionario inferior, ya que la responsabilidad final sobre los funcionarios gubernamentales menores recaía en el visir. Este incidente es probablemente la versión bíblica del debilitamiento de los nomarcas provinciales, que tuvo lugar aproximadamente a mediados del reinado de Sesostris III.

Aproximadamente después de 1860 a. C., no volvemos a oír hablar de ellos. G.P.F. van den Boorn tiene en su libro, Los deberes del visir, discutió las responsabilidades del Visir durante el Nuevo Reino como se presenta en la tumba de Rekhmire que data de la Dinastía 18 (1988). Del estudio de van den Boorn tenemos la impresión de que el visir era de hecho el segundo después del faraón como gobernante de Egipto.

En resumen, encontramos que el visir era director gerente del complejo del palacio del rey, jefe de la administración civil y diputado general del rey. Este tipo de deberes encajan bien con el concepto de José como segundo al mando del reino, incluso teniendo en cuenta el hecho de que el texto de van den Boorn es el Reino Nuevo en lugar del Reino Medio.

Si aceptamos como probable que Joseph era visir, a continuación tenemos que preguntar si hay lugar para él en la lista de visires del Reino Medio, y si hay alguna evidencia de que ocupaba ese puesto. Que se diga desde el principio que no tenemos toda la información que nos gustaría tener sobre el Vizierate, o sobre cualquier título no real, del Reino Medio. Existen grandes lagunas en nuestro conocimiento.

El intento más reciente de enumerar a todos los visires conocidos de la dinastía 12 fue realizado por Detlef Franke en 1984, su lista incluye 13 nombres para los aproximadamente 200 años que la dinastía estuvo en el poder. Es posible que algunas de las personas en la lista de Franke no hayan cumplido sus títulos y que hayan sido honorarios. Además, hay varios visires que probablemente pertenecen a la XII Dinastía, pero no se pueden ubicar con certeza.

Debe hacerse una última observación general. Parece seguro, gracias al trabajo de William Kelly Simpson, que los visires del Reino Medio podrían servir bajo más de un rey (1957: 29). No fueron removidos automáticamente cuando el trono cambió de manos.

En este momento no podemos discutir los visires de toda la XII Dinastía, pero solo examinaremos los reinados de Sesostris II y III, 1897-1843 a. C. El primer estudio completo de la institución del Vizierate en el antiguo Egipto fue el de Arthur Weil, publicado en 1908. Esta obra monumental está bastante desactualizada en la actualidad, pero sigue siendo útil. Aunque Weil tiene varios visires que no pueden fecharse, su lista de la XII Dinastía no tiene nadie más allá del año 8 de Amenemhat II, ca. 1920 antes de Cristo. No se conocía a ningún visir de los reinados de Sesostris II o de su hijo y sucesor Sesostris III.

En 1957, William Kelly Simpson llamó la atención sobre la existencia de dos visires de Sesostris III, los cuales tenían tumbas cerca de la pirámide de ese rey en Dahshur. El primero, un masataba llamado número 17, fue dicho por su excavador De Morgan como la tumba de un alto funcionario de la corte del rey. La ubicación de la tumba asegura que ese rey era Sesostris III.

De Morgan no encontró el nombre ni los títulos del propietario de la tumba, pero sí existían fragmentos. Simpson cita una mesa de ofrendas que tiene parte de un nombre, [Sbk m… Otro fragmento conserva la última parte del nombre, … [M-h3t (1957: 26). El funcionario era, pues, Sebekemhat.

Simpson también descubrió que los títulos del hombre eran los de un visir en activo, incluido Visir y Supervisor de la ciudad, es decir, la capital. Este último es un título común para los visires en el Reino Nuevo. Este visir de Sesostris III era totalmente desconocido para Weil.

Simpson también cita otro masataba cerca de la pirámide de Sesostris III, número 2 (1957: 27). Se encuentra al noroeste de la tumba 17 y también fue la tumba de un funcionario importante. El nombre se conserva es Khnumhotep. Weil lo conocía y sabía que era un visir, pero lo fechaba erróneamente (con un signo de interrogación) con uno de los Amenemhats. La ubicación de la tumba de Khnumhotep muestra que él, como Sebekemhat, con toda probabilidad sirvió bajo Sesostris III. Simpson en su artículo sobre estos dos funcionarios también afirma que ninguno de los dos era nomarca, y que su servicio parece haber sido real, no tenían el título solo de manera honorable.

El siguiente estudio del Visierate del Reino Medio fue el de Michel Valloggia en 1974. Enumera a los mismos dos visires como Simpson para el reinado de Sesostris III. Hay otro visir que puede encajar en este período, ya que su nombre es Senwosret-ankh, o "Sesostris Lives", incorporando así el nombre de un rey de la XII Dinastía en su nombre. Se le conoce por una estatua encontrada en Ugarit y ahora en el Louvre, y por una estela en Florencia.

¿Pudo haber servido en nuestro período? No es probable por dos razones. Valloggia (1974: 131-32 132, n. 4), citando a Vandier, afirma que artísticamente la estatua encaja mejor a finales de la XII Dinastía y no en la mitad. Además, los nombres, por supuesto, se dan al nacer, por lo que un hombre con el nombre de Sesostris II o III probablemente serviría más tarde que esos reinados o al menos después de la transición entre ellos. Es mejor fecharlo en los últimos años de la dinastía.

Franke en 1984 publicó una compilación de expedientes de funcionarios del Reino Medio (Bietak 1990: 61). Esta ha sido y seguirá siendo una herramienta útil para la prosopografía del Reino Medio en los próximos años. En su introducción, Franke analiza los cargos clave, como el de Visir, y enumera todos los que conoce. Esta es la lista más reciente que se ha compilado. Reconoce a Sebekemhat y Knumhotep por el reinado de Sesostris III, pero, por supuesto, todavía no sabemos el orden en el que sirvieron.

Curiosamente, agrega, con un signo de interrogación, Ameny el hijo de Smy-ib durante los últimos años de Sesostris II y los primeros años de Sesostris III (Franke 1984: 18). Este es el primer intento del que tengo conocimiento de colocar a un visir conocido en el reinado de Sesostris II. Franke no da ninguna razón, aparte de la existencia de una brecha aquí, para esta datación, y admite que la estatua de Ameny puede ser de una época posterior. En este punto, no hay suficiente evidencia para ubicar a Ameny durante la transición de Sesostris II a Sesostris III con algún grado de certeza.

Por lo tanto, durante los 50 años y pico de los reinados de Sesostris II y III tenemos dos visires, Sebekemhat y Khnumhotep, los cuales deberían fecharse en el reinado del último Sesostris. Tenemos un posible visir, Ameny, para la primera parte de este período, pero no podemos fecharlo aquí con certeza. Por lo tanto, hay mucho espacio para que José haya servido en la XII Dinastía.

Su larga vida no hace que su servicio sea improbable; no tuvo que haber continuado ocupando este alto cargo hasta su muerte. Antes de continuar, permítanme decir que no hay razón para concluir que Sebekemhat o Khnumhotep fueran José. Parece no haber similitud entre sus nombres y la versión hebrea del nombre egipcio de José que se da en el libro del Génesis. Pero hay algo interesante sobre los títulos que ostenta uno de estos dos visires del Reino Medio.

Khnumhotep ostentaba los títulos de Visir y de Mayordomo en Jefe del Rey (Weil 1908: 44, n. ° 11). Él es, que yo sepa, la única persona en el Reino Medio que lo ha hecho. Tampoco se hizo esto en otros períodos de la historia egipcia. Como se indicó anteriormente, no sostengo que este personaje fuera José, pero parece posible que la idea de que una persona ocupe ambos cargos pueda seguir el modelo de José.

Quizás, si José fue visir y mayordomo en los últimos años de Sesostris II y los primeros años de Sesostris III, es concebible que después de la jubilación de José, a Khnumhotep también se le hubieran otorgado estos dos altos cargos en la corte. Al menos vemos que la combinación es una posibilidad en el Reino Medio.

En conclusión, hemos intentado argumentar que la carrera de José encaja bastante bien en la Dinastía 12, tanto bíblica como históricamente, y que no hay una buena razón para tratar de ubicarlo en el Segundo Período Intermedio posterior. Creo que tuvo un impacto significativo en la historia de Egipto, un impacto que se refleja en eventos como la ruptura del poder de los nomarcas y la combinación de los cargos de visir y mayordomo principal del rey. A medida que aumenta nuestro conocimiento del Reino Medio, y a medida que se descubre y publica nueva información arqueológica del delta, podemos esperar comprender mejor tanto el Reino Medio como el Segundo Período Intermedio, y podemos esperar ampliar nuestro conocimiento del trasfondo egipcio. de la Historia de José.


Orígenes de la Estatua de la Libertad

Alrededor de 1865, cuando la Guerra Civil estadounidense llegaba a su fin, el historiador francés Edouard de Laboulaye propuso que Francia creara una estatua para regalar a los Estados Unidos en celebración del éxito de esa nación en la construcción de una democracia viable. El escultor Frederic Auguste Bartholdi, conocido por sus esculturas a gran escala, se ganó el encargo. El objetivo era diseñar la escultura a tiempo para el centenario de la Declaración de Independencia en 1876. El proyecto sería un esfuerzo conjunto entre los dos países. responsable de la estatua y su montaje, mientras que los estadounidenses construirían el pedestal sobre el que se colocaría & # x2013 y un símbolo de la amistad entre sus pueblos.

¿Sabías? La base de la Estatua de la Libertad y el pedestal de aposs contiene exhibiciones sobre el monumento y la historia de aposs, incluida la antorcha original de 1886. El acceso de visitantes a la Estatua de la Libertad y la antorcha de un fósforo se detuvo definitivamente después de que agentes alemanes detonaron una explosión en la cercana península de Black Tom en julio de 1916, durante la Primera Guerra Mundial.

Debido a la necesidad de recaudar fondos para la estatua, el trabajo en la escultura no comenzó hasta 1875. La creación masiva de Bartholdi & # x2019, titulada & # x201CEstatua de la libertad iluminando el mundo & # x201D, mostraba a una mujer sosteniendo una antorcha en su derecha levantada mano y una tablilla en la izquierda, en la que estaba grabada & # x201C 4 de julio de 1776 & # x201D la fecha de adopción de la Declaración de Independencia. Bartholdi, de quien se dice que modeló el rostro de la mujer & # x2019 según el de su madre, martilló grandes láminas de cobre para crear la estatua & # x2019s & # x201Cskin & # x201D (utilizando una técnica llamada repousse). Para crear el esqueleto en el que se ensamblaría la piel, llamó a Alexandre-Gustave Eiffel, diseñador de París & # x2019 Torre Eiffel. Junto con Eug & # xE8ne-Emmanuel Viollet-le-Duc, Eiffel construyó un esqueleto de pilón de hierro y acero que permitió que la piel de cobre se moviera de forma independiente, una condición necesaria para los fuertes vientos que soportaría en la ubicación elegida del puerto de Nueva York. .

Construcción de la mano izquierda de la Estatua de la Libertad, 1883. & # XA0

El Miriam e Ira D.División de Arte, Grabados y Fotografías de Wallach / Biblioteca Pública de Nueva York


Hechos rápidos: Egipto

Zona
386,662 millas cuadradas, poco más de la mitad del tamaño de Alaska
El Cairo es la capital y ciudad más grande de Egipto.

Población
84,5 millones (EE.UU. es 308,7 millones)
Dos tercios de los árabes del mundo viven en Egipto.
Gran parte de la población tiene menos de 30 años.

Trabajos
Los adultos con educación universitaria menores de 30 años enfrentan una tasa de desempleo del 30 por ciento.
La mayoría de los egipcios viven actualmente con unos 2 dólares al día.

Idioma
Arábica

Exportaciones principales
Petróleo, derivados del petróleo, algodón

Religión (s)
Islam, cristianismo

Esperanza de vida
69 para hombres, 73 para mujeres (el promedio mundial actual es 67)

Egipto tiene costas extensas tanto en el Mediterráneo como en el Mar Rojo. Por eso ha sido durante mucho tiempo un importante centro de comercio y comunicación para Asia, África y Europa. Su ubicación se volvió aún más importante cuando se inauguró el Canal de Suez en 1869. El canal hace innecesario el largo viaje alrededor del extremo sur de África.

Egipto es una nación moderna en una tierra antigua. El río Nilo corre como una cinta a lo largo del país. El valle del Nilo fue el lugar de nacimiento de una de las primeras civilizaciones del mundo. Recordatorios del glorioso pasado de Egipto salpican el paisaje. Por ejemplo, la Gran Pirámide de Giza fue una de las maravillas del mundo antiguo. Es el único que ha sobrevivido.

Egipto tiene una de las historias más largas de cualquier nación. Nació alrededor del 3200 a. C. El rey Menes (también llamado Narmer) unió las ciudades del norte y sur de Egipto bajo un solo gobierno. Durante su tiempo, se construyó la estatua gigante conocida como la Esfinge. Parece en parte humano y en parte bestia y ha fascinado a los viajeros durante siglos.

A partir del año 1000 a.C., el poder de Egipto declinó y lo gobernaron diferentes pueblos. En el 331 a.C., Alejandro Magno conquistó Egipto. Siguieron otros gobernantes, incluidos los emperadores romanos y bizantinos. Y Egipto se volvió mayoritariamente cristiano. Esto cambió en el año 640 d.C., cuando los musulmanes de la Península Arábiga conquistaron Egipto. (Los musulmanes eran miembros de la religión islámica recién formada). Egipto ha permanecido musulmán desde entonces. Gran Bretaña tomó el control de Egipto en 1882 y luego le otorgó la independencia al país en 1922. Sin embargo, las tropas británicas permanecieron en el área del Canal de Suez hasta 1954.

En el siglo XXI, Egipto está modernizando su economía para servir mejor a una población en crecimiento. Egipto todavía depende de sus industrias tradicionales de cultivo de algodón y turismo. Pero los recursos como el petróleo y el gas natural están adquiriendo una importancia cada vez mayor. Para seguir avanzando, el gobierno debe asegurarse de que se creen muchos más puestos de trabajo nuevos y mejores cada año. Otras prioridades incluyen la reducción de la pobreza y la mejora de la educación, especialmente en las zonas rurales.

La mayoría de los egipcios descienden de los colonos árabes que siguieron a la conquista musulmana en 640 y de los descendientes de la antigua población egipcia preislámica. El egipcio típico refleja una mezcla de las dos herencias. Los coptos egipcios, una minoría considerable, se remontan a la época preislámica. Son miembros de una de las primeras iglesias cristianas. También hay algunas personas de ascendencia armenia, francesa, griega e italiana.

El árabe es el idioma oficial de Egipto. El árabe clásico es el idioma escrito. Se utiliza para realizar negocios oficiales. El árabe coloquial (informal) es el idioma que se habla en la calle. Ambas formas son utilizadas por los medios de comunicación, para transacciones comerciales y en las escuelas. El árabe coloquial se usa mucho en la televisión, que es muy popular, y en la industria del cine. También se utiliza en canciones y literatura folclórica y poesía popular.

El inglés y el francés se hablan entre los más educados y por quienes trabajan en el sector turístico, donde también se escuchan el italiano y el alemán.

El idioma copto se desarrolló a partir del antiguo egipcio. Se habló en Egipto hasta los años 1100 y # 39, pero ahora se usa solo en las ceremonias de la Iglesia Copta. El nubio lo hablan los egipcios que viven al sur de Asuán. Beja es el idioma de los nómadas que viven a lo largo de la frontera entre Egipto y Sudán al este del Nilo. El bereber lo habla la gente de Siwa, un oasis del desierto de Libia. El nubio y el beja no son lenguajes escritos.

La mayoría de los egipcios son musulmanes sunitas. (Los musulmanes son seguidores del Islam, una religión basada en las enseñanzas del profeta Mahoma). Los cristianos coptos son el segundo grupo religioso más grande. También hay pequeños grupos de católicos romanos, ortodoxos griegos y protestantes. Las ciudades de Egipto están llenas de mezquitas (lugares de culto musulmanes). Cinco veces al día, la voz del muecín (llamador de oraciones) llama a los fieles a la oración. Tradicionalmente lo hacía desde la torre o minarete de la mezquita. Pero ahora la llamada a menudo se amplifica mediante un sistema de megafonía o se transmite por radio.

Egipto tiene dos sistemas de educación. Uno es público y el otro es privado. Todos los niveles de educación pública en Egipto son gratuitos. Se requieren cinco años de escuela primaria y tres años de escuela secundaria para todos los niños. Se necesitan tres años adicionales de escuela secundaria para la universidad. Con más de 200.000 estudiantes, la Universidad de El Cairo ofrece una amplia gama de estudios. Estos incluyen medicina, ingeniería y derecho. La Universidad Americana de El Cairo es también un centro de aprendizaje muy respetado. La Universidad Al-Azhar en El Cairo se estableció en los años 900 y # 39. Mucha gente la considera la universidad más antigua del mundo. Fue fundado como un centro para la enseñanza de la literatura árabe y el derecho y la teología islámicos. Ahora incluye temas técnicos junto con su curso de estudio tradicional.

Uno de los principales desafíos de Egipto es su bajo nivel de alfabetización (la capacidad de leer y escribir). Aunque se requieren ocho años de educación, las niñas y las mujeres tienden a recibir menos educación que los niños y los hombres. El gobierno está trabajando para matricular a más niños y niñas, tanto niños como niñas, en la escuela primaria y se han logrado algunos avances en los últimos años.

Aproximadamente la mitad de la población de Egipto vive en el campo. El resto vive en ciudades, cuya población está creciendo rápidamente.

La gente del campo, o fellahin, vive en miles de pequeñas aldeas. Cada pueblo tiene una mezquita, algunas tiendas, una escuela religiosa y, a veces, una iglesia. Los pueblos se encuentran a lo largo del río Nilo o cerca de canales de riego. Los fellahin cultivan la tierra que poseen o alquilan. Llevan vestimenta tradicional. Para un hombre, o fellah, esto consiste en una bata de algodón hasta los tobillos, llamada galabia, y un casquete o turbante. La fellaha, la esposa del fellah, usa vestidos con mangas largas y un velo negro, que a veces usa para cubrirse la cara. En los días de mercado y otras ocasiones especiales, las mujeres usan aretes, collares, pulseras y tobilleras. Tanto los hombres como las mujeres del pueblo trabajan en el campo. Los niños cuidan burros o búfalos de agua. Y pastorea ovejas o cabras, si la familia es lo suficientemente rica para poseerlas. Los alimentos básicos son el pan hecho con harina de maíz y un plato hecho con frijoles, llamado ful. La carne suele reservarse para fiestas especiales.

La vida en las ciudades egipcias ha estado fuertemente influenciada por la cultura europea moderna. Hay calles anchas, pavimentadas y parques bien cuidados. Las principales ciudades están vinculadas a la red nacional de carreteras y ferrocarriles. Muchas oficinas gubernamentales y tribunales de justicia están ubicadas en centros urbanos. La mayoría de las escuelas secundarias y todas las universidades se encuentran en las ciudades. Muchas ciudades, en particular El Cairo, están superpobladas y hay escasez de viviendas.

Los habitantes de las ciudades egipcias viven en modernos edificios de apartamentos, así como en barrios de viviendas abarrotados. O viven en casas particulares en los suburbios, una extensión de la ciudad. Los habitantes de la ciudad se visten principalmente con ropa de estilo occidental. Sin embargo, la vestimenta islámica tradicional se ha vuelto más común entre las mujeres. Si un hombre todavía usa la galabia, generalmente es de mejor calidad que la que usa el fellah.

En las ciudades, muchos adultos regresan a casa del trabajo para la comida principal del día. Se sirve alrededor de las dos de la tarde. El menú del mediodía puede incluir arroz, verduras y cordero, palomas asadas, pescado o aves. La fruta es el postre más popular. La comida generalmente termina con una taza diminuta de café turco negro fuerte.

Deportes y Recreación

El fútbol es el deporte favorito de la mayoría de los egipcios. Otros incluyen tenis y squash. Debido al clima templado, la natación también es popular. El país fue una vez conocido por sus nadadores de larga distancia, especialmente aquellos que dominaban la natación a través del Canal de la Mancha.

Regiones terrestres

El historiador griego antiguo Herodoto llamó a Egipto "el regalo del Nilo". Se refería al agua que da vida y al rico limo que el río lleva desde el África ecuatorial hasta el desierto de Egipto. Casi todas las personas de Egipto viven en menos del 5 por ciento de la tierra, en el suelo fértil que bordea el río Nilo. La mayor parte del resto de Egipto es un desierto habitado principalmente por beduinos nómadas.

Egipto consta de cuatro regiones geográficas: el valle del río Nilo y su delta (la llanura en forma de abanico en su desembocadura), el desierto libio u occidental en el oeste y el sur, el desierto árabe o oriental en el este y la península del Sinaí. . La península del Sinaí se encuentra en el suroeste de Asia. Es el sitio de la montaña más alta de Egipto, Gebel Katherina. Gebel Katherina se eleva a 8,651 pies (2,737 metros).

El valle del río Nilo tiene aproximadamente 1.500 kilómetros de largo. Desde la ciudad capital de El Cairo hacia el norte, el valle se fusiona con el fértil delta. El desierto de Arabia es una extensión del Sahara. Consiste en una meseta que se inclina hacia arriba desde el Nilo hasta alturas de aproximadamente 2,000 pies (600 metros). La región está escasamente poblada. Tiene algunos oasis. (Un oasis es una pequeña zona desértica que es fértil porque tiene una fuente de agua). La península del Sinaí también forma parte del desierto de Arabia.

El desierto de Libia es una gran llanura árida. La mayor parte se encuentra por debajo de los 1000 pies (300 metros). La parte sur del desierto de Libia no tiene oasis ni asentamientos. Al norte, la depresión de Qattara cubre aproximadamente 7,000 millas cuadradas (18,100 kilómetros cuadrados). Está a 133 metros (436 pies) por debajo del nivel del mar.

El Nilo es el río más largo del mundo. Viaja más de 4.800 kilómetros a través de África antes de entrar en Egipto. Luego fluye hacia el norte a través de Egipto por más de 900 millas (1448 kilómetros) antes de desembocar en el mar Mediterráneo.

En el Alto o sur de Egipto, el río Nilo fluye entre altos acantilados de arenisca. La gigantesca presa de Asuán se inauguró en 1971. Duplicó la capacidad de energía de Egipto y expandió la tierra utilizada para la agricultura al proporcionar agua para riego. Desde Asuán, el Nilo fluye hacia el norte hasta El Cairo. Justo debajo de El Cairo, el río se divide en dos ramas principales, Rosetta y Damietta. Esta zona se conoce como el Delta o Bajo Egipto.

El Canal de Suez

El canal une el Mar Mediterráneo con el Golfo de Suez, un brazo del Mar Rojo. Debido a que acorta el tiempo de viaje entre Europa y Asia, el canal es una de las principales vías navegables comerciales del mundo. El canal y el istmo de Suez son el límite tradicional entre África y Asia.

Egipto tiene un clima generalmente cálido y seco. Los veranos son calurosos. En el sur, las temperaturas diurnas pueden alcanzar los 107 ° F (42 ° C), pero las noches son frescas. Los inviernos suelen ser suaves. Las precipitaciones son limitadas y más intensas en la costa mediterránea.

Recursos naturales

Egipto tiene depósitos de petróleo, gas natural, mineral de hierro, fosfatos, manganeso, piedra caliza, yeso, talco, amianto, plomo y zinc.

Vegetación y vida animal

El clima desértico de Egipto limita la mayor parte de la vegetación al valle y el delta del Nilo y a los oasis. El árbol nativo más extendido es la palmera datilera. Otros incluyen el algarrobo, el tamarisco y el sicomoro. La falta de bosques y áreas de pastoreo limita la vida de los animales salvajes. Pero Egipto tiene zorros, chacales, jabalíes y hienas. Y los cocodrilos habitan en el Alto Nilo. Egipto tiene más de 300 especies de aves y 100 especies de peces.

La economía de Egipto tiene varios recursos sólidos a los que recurrir. Estos incluyen los recursos energéticos, incluidos los ingresos petroleros del Canal de Suez y una industria turística rentable. Pero durante muchos años la economía del país se desempeñó muy por debajo de su potencial. En 2004, el gobierno egipcio comenzó a reducir el papel del estado en la economía. Vendió algunas empresas estatales a inversores privados y facilitó la inversión de las empresas privadas. Estos y otros factores ayudaron al crecimiento de la economía.

Sin embargo, quedan muchos desafíos. Se necesita un mayor crecimiento para proporcionar empleo a más de 1 millón de egipcios que ingresan a la economía cada año. La pobreza es un problema, especialmente en las zonas rurales. El gobierno ha avanzado en la reducción de la pobreza entre los egipcios más pobres. Pero el 20 por ciento de los egipcios todavía se encuentra por debajo del umbral de la pobreza. Eso significa que ganan o consumen menos de lo que necesitan para lograr una nutrición, vivienda, atención médica y otras necesidades adecuadas. Un mejor empleo requerirá una mejor educación para los jóvenes de Egipto, especialmente las mujeres.

Las industrias de servicios contribuyen con más del 50 por ciento del producto interno bruto (PIB) anual de Egipto. (El PIB es el valor de mercado total de todos los bienes y servicios finales producidos en un país en un año). Más de la mitad de los trabajadores de Egipto se dedican a las industrias de servicios, incluidos el gobierno y el turismo.
Fabricación

El sector manufacturero de Egipto contribuye con aproximadamente un tercio del PIB cada año. Incluye empresas que producen textiles, productos alimenticios, químicos, farmacéuticos, cemento, metales y manufacturas ligeras.

Agricultura

El valle del Nilo es una de las regiones agrícolas más cultivadas y productivas del mundo. La agricultura contribuye con menos del 20 por ciento del PIB. Pero emplea alrededor del 30 por ciento de los trabajadores de Egipto. El algodón es el principal cultivo de exportación. Egipto también es un importante productor de arroz, trigo, maíz, frijoles, frutas y verduras. La cría de ganado incluye ganado, búfalos de agua, ovejas y cabras.

Históricamente, los agricultores egipcios dependían de las inundaciones anuales del valle del Nilo. Esto proporcionó agua para sus cultivos. La presa alta de Asuán y su embalse, el lago High Dam (anteriormente lago Nasser), proporcionan una fuente de agua más regular para el riego. Pero al mismo tiempo, Egipto está perdiendo tierras agrícolas debido a sus ciudades en crecimiento y a las arenas del desierto. Egipto depende de las importaciones para gran parte de los alimentos necesarios para alimentar a su creciente población.

La minería es cada vez más importante para la economía de Egipto. El petróleo crudo y los productos derivados del petróleo se encuentran entre las principales exportaciones del país. Egipto también produce gas natural, sal, fosfatos, mineral de hierro y carbón.

Egipto depende principalmente de combustibles fósiles, como el petróleo, para satisfacer sus necesidades energéticas. Su sector energético produce petróleo y gas natural. Y el país es un proveedor de gas natural licuado en rápido crecimiento, que se exporta. La energía hidroeléctrica es suministrada por la presa de Aswan High.

Egipto exporta petróleo crudo y productos derivados del petróleo, algodón, textiles, productos metálicos y productos químicos. Entre sus principales socios exportadores se encuentran Estados Unidos, Italia, España, Siria, Francia, Alemania y Arabia Saudita. Sus principales importaciones son maquinaria y equipo, alimentos, productos químicos, productos de madera y combustibles. Sus principales socios importadores son Estados Unidos, Alemania, China, Francia, Italia y Arabia Saudita.

Transporte

El río Nilo y el canal de Suez son las principales arterias de transporte de Egipto. El Canal de Suez y el Oleoducto Sumed son rutas importantes para los envíos de petróleo del Golfo Pérsico. El sistema ferroviario de Egipto está controlado por el estado. Egyptair, la aerolínea estatal, vuela localmente y al extranjero.

Comunicación

El gran sistema telefónico de Egipto se actualizó en la década de 1990. Ofrece servicio terrestre y celular. Hay varios millones de usuarios de Internet.

El Cairo (Al-Qahirah, en árabe) es la capital y ciudad más grande de Egipto. También es un importante centro comercial y cultural. Con casi 7 millones de habitantes, es la ciudad más grande de África.

Alejandría, con más de 3 millones de habitantes, es la segunda ciudad más grande de Egipto. Es un puerto muy activo en el mar Mediterráneo. Fundada por Alejandro Magno en los años 300 a.C., fue durante mucho tiempo un centro cultural de la región mediterránea. Fue famoso en la antigüedad por su Pharos, o faro, y por su gran biblioteca. Inaugurada en 2002, la Bibliotheca Alexandrina es una réplica moderna de esa biblioteca. También cuenta con museos y un planetario.

Giza es un suburbio de El Cairo. Es el sitio de la Universidad de El Cairo. La Gran Pirámide y la estatua de la Esfinge se encuentran en la meseta de Giza. (Las pirámides sirvieron como tumbas para los primeros reyes egipcios).

Port Said es uno de los principales puertos de Egipto. Se encuentra en el extremo norte (mediterráneo) del Canal de Suez.

La antigua ciudad de Luxor es una de las principales atracciones turísticas del país. Sus sitios históricos incluyen el Templo de Luxor, el Templo de Karnak y el Valle de los Reyes.

La literatura árabe tiene sus raíces en los años 500 d.C. La poesía, las novelas y las obras de teatro son los vástagos de este rico legado. Desde mediados del siglo XIX hasta la actualidad, la literatura árabe interactuó con las influencias occidentales. Muhammad Husayn Haykal escribió una de las primeras novelas en árabe moderno, Zaynab (1914). Uno de los primeros escritores egipcios conocidos fuera de Oriente Medio fue Taha Hussein. Escribió Al-Ayyam (1929-30), que se tradujo al inglés en 1943 como The Stream of Days. El novelista y dramaturgo Tawfiq al-Hakim es conocido como el padre del drama árabe moderno.

Otros escritores egipcios modernos famosos incluyen al dramaturgo y escritor de cuentos Yusuf Idris y al poeta Salah Abd al-Sabur. El novelista Naguib Mahfouz fue el primer autor árabe en ganar (1988) el Premio Nobel de Literatura. Sus obras, sobre todo la Trilogía de El Cairo (1956-57), se han traducido a cientos de idiomas.

Egipto es también uno de los principales centros cinematográficos y editoriales de la región.

La constitución fue enmendada en 2005 para permitir que el presidente sea elegido por voto popular. El presidente cumple un mandato de 6 años. No hay límites para el número de mandatos que puede cumplir el presidente. La legislatura está formada por la Asamblea Popular y el Consejo Asesor. El Tribunal Constitucional Supremo preside el poder judicial.

Antiguo Egipto

Existe un desacuerdo sobre las fechas egipcias tempranas. Pero se cree que Egipto nació alrededor del 3200 a. C. En ese momento, un rey llamado Menes unió Egipto. Algunas de las estructuras más impresionantes que se conocen se construyeron antes del 2200 a. C. La Gran Pirámide fue construida por el rey Keops, quizás alrededor del 2600 a. C.

Los hicsos eran un pueblo oriental del que se sabe poco. Alrededor de 1675 a.C., conquistaron Egipto, trayendo los primeros caballos y carros jamás vistos en Egipto. Hacia el 1500 a.C. los egipcios habían expulsado a los invasores.

Aproximadamente en 1375 a. C., Amenhotep IV, más tarde Akhenaton, se convirtió en rey de Egipto. Abolió la adoración de los muchos dioses egipcios antiguos. Introdujo la adoración de un solo dios. Pero después de la muerte de Akhenaton, los creyentes en los dioses antiguos recuperaron el poder, y los caminos de Akhenaton fueron descartados. Ramsés II (1292-1225 a.C.) es mejor conocido por sus monumentos y templos en Karnak y por el templo que excavó en los acantilados de la orilla del Nilo en Abu Simbel.

Alrededor del 1000 a. C., el poder egipcio declinó. Entre este tiempo y el 331 a.C., Egipto fue gobernado a su vez por libios, nubios, asirios y persas. En el 331 a. C., Egipto fue conquistado por Alejandro Magno. A la muerte de Alejandro, uno de sus generales se convirtió en gobernante de Egipto, como Ptolomeo I. La dinastía (familia gobernante) de los Ptolomeos terminó en el 30 a. C. Cleopatra fue la última de los Ptolomeos. Era famosa por su amor por el romano Marco Antonio (Marco Antonio). Cuando los romanos derrotaron a sus ejércitos, ella se quitó la vida. Entonces Egipto se convirtió en una provincia romana.

Durante los siguientes 670 años, Egipto tuvo una sucesión de gobernantes nombrados por emperadores romanos y bizantinos. Los persas también lo gobernaron brevemente.

La conquista árabe: el Egipto musulmán

En 640 d.C., los musulmanes vinieron de la Península Arábiga y conquistaron Egipto. Fundaron la ciudad de El Cairo en 969 y la convirtieron en su capital. Uno de los gobernantes más famosos de Egipto en esta época fue Saladino (Salah El Dine). Luchó contra los Cruzados Cristianos a finales de los años 1000 y # 39.

Dominio mameluco y turco

Egipto fue gobernado por los mamelucos desde 1250 hasta 1517. Ese año quedó bajo el dominio de los turcos otomanos. En 1798, el general francés Napoleón Bonaparte invadió Egipto. Su expedición despertó el interés europeo en Egipto. Y condujo al descubrimiento de la piedra Rosetta, que proporcionó una clave largamente buscada para la escritura jeroglífica del antiguo Egipto.

Las tropas de Napoleón se vieron obligadas a retirarse de Egipto en 1801 por las fuerzas británicas y turcas. En 1805, Mehemet Ali fue nombrado virrey o gobernador real de Egipto por el sultán otomano. Tomando el poder para sí mismo, Mehemet Ali gobernó hasta 1848. Llevó a cabo un notable programa de reformas, modernización y conquista militar.

Colonización británica

La prosperidad de Egipto declinó bajo los sucesores hereditarios de Mehemet Ali. Pidieron prestadas grandes sumas de dinero a los británicos y franceses. En 1875, el gobierno británico compró las acciones de Egipto en el Canal de Suez. El canal había sido construido por los franceses y se inauguró en 1869. Para cobrar sus deudas, los británicos y franceses establecieron una comisión para supervisar las finanzas egipcias. Una revuelta nacionalista en 1881-82 fue sofocada por las tropas británicas, que ocuparon el país. En 1914, Egipto fue declarado oficialmente protectorado británico.

Gran Bretaña otorgó la independencia a Egipto en 1922. Pero durante la Segunda Guerra Mundial (1939-45), Egipto y el Canal de Suez sirvieron como vínculos vitales en el imperio británico y como puerta de entrada a la India.

La revolución de 1952: Nasser

Después de la Segunda Guerra Mundial, creció el descontento y la resistencia a los colonizadores británicos. Los egipcios estaban resentidos por el continuo control británico del Canal de Suez. El gobierno del rey Farouk, que había llegado al trono en 1936, era corrupto e ineficaz. Los militares culparon al gobierno de perder una guerra de 1948-49 con la nueva nación de Israel. En 1952 un grupo de oficiales del ejército inició una revuelta que derrocó al rey, y en 1953, establecieron una república. Un líder de la revolución, el coronel Gamal Abdel Nasser, se convirtió en presidente de Egipto en 1956.

En 1956, Nasser nacionalizó (tomó el control estatal) del Canal de Suez. Cuando a Israel se le negó el uso del canal, sus fuerzas atacaron. Ocuparon la mayor parte de la península del Sinaí en Egipto y la Franja de Gaza. Al mismo tiempo, las tropas británicas y francesas desembarcaron en la zona del canal. Después de la intervención de las Naciones Unidas (ONU), las tres naciones se retiraron. El apoyo de Estados Unidos a la intervención de la ONU le valió el aprecio de Estados Unidos en Egipto.

La unidad árabe era uno de los principales objetivos de Nasser, y en 1958 fusionó Egipto con Siria en una federación llamada República Árabe Unida. Pero Siria se retiró en 1961 debido a diferencias políticas. (Nasser también trabajó, junto con Jawaharlal Nehru, primer primer ministro de la India, y el mariscal Tito de Yugoslavia, para lograr que los países que no estaban alineados con Estados Unidos o la Unión Soviética formaran un movimiento separado y no alineado. ser lo suficientemente poderoso como para que sus intereses sean promovidos por las Naciones Unidas).

La retirada de las fuerzas de la ONU en el Sinaí a petición de Egipto y el cierre de Egipto del Golfo de Aqaba a los barcos israelíes llevaron a la guerra con Israel en 1967. Israel invadió de nuevo el Sinaí, llegó al propio Canal de Suez y retomó Gaza. Banda.

Sadat: guerra y paz

En 1970, Nasser murió y fue sucedido como presidente por Anwar el-Sadat. En 1971, Egipto cambió su nombre por el de República Árabe de Egipto. Decidido a recuperar el Sinaí perdido, Sadat, en 1973, lanzó un ataque contra las posiciones israelíes en la orilla este del canal. Tras un alto el fuego, las fuerzas de la ONU volvieron a estar estacionadas en la zona. Israel se retiró del canal, que fue reabierto al transporte marítimo en 1975. A Israel se le permitió usar el canal para cargamentos no militares.

En 1977, Sadat visitó Israel para discutir la cuestión de la paz en la región. Su viaje histórico condujo a un tratado de paz entre Egipto e Israel. Israel acordó una retirada gradual de sus fuerzas de la península del Sinaí. En 1979 se firmó un tratado de paz formal.

Mubarak como presidente

En 1981, Sadat fue asesinado por miembros de un grupo que se oponía a sus políticas de paz. Su sucesor como presidente, Hosni Mubarak, apoyó el tratado de paz. Las últimas fuerzas israelíes se retiraron del Sinaí en 1982 y el área fue devuelta a Egipto.

Mubarak fue reelegido varias veces. Como presidente, restauró a Egipto a su posición como uno de los líderes del mundo árabe. Egipto fue formalmente recibido de nuevo en la Liga Árabe en 1989. Esto fue diez años después de haber sido suspendido por firmar el tratado de paz con Israel. Durante la Guerra del Golfo Pérsico (1990-91), Egipto proporcionó una de las fuerzas más grandes a la coalición militar liderada por Estados Unidos contra Irak.

En 2005, la Asamblea Popular enmendó la constitución de Egipto para permitir que varios candidatos se postularan para la presidencia. En septiembre de 2005, Mubarak fue reelegido para un quinto mandato como presidente.

Ruth Warren
Autor, Primer libro del mundo árabe
Revisado por Mona N. Mikhail
Universidad de Nueva York


Estatuilla del gobernador egipcio Khnumnakht - Historia

Descripción Los funcionarios egipcios del Reino Medio continuaron la práctica de equipar sus tumbas con estatuas para albergar al ka del propietario de la tumba y proporcionar un punto focal para el culto de la ofrenda. Los funcionarios de alto rango también dedicaron estatuas de sí mismos en santuarios de dioses y antepasados ​​deificados. Tras el interludio experimental e idiosincrásico del Primer Período Intermedio, los escultores produjeron una vez más estatuas de piedra a gran escala, volviendo a las formas y poses básicas establecidas en el Reino Antiguo.

Esta elegante estatua sentada de Lady Sennuwy de Asyut es una de las esculturas más magníficamente talladas y bellamente proporcionadas del Reino Medio. El artista desconocido dio forma y pulió la dura granodiorita gris con extraordinaria habilidad, lo que sugiere que se formó en un taller real. Ha retratado a Sennuwy como una joven esbelta y elegante, vestida con el ajustado vestido tubo que estaba de moda en ese momento. Los planos cuidadosamente modelados del rostro, enmarcados por una peluca larga, gruesa y estriada, transmiten una serena confianza y una belleza atemporal. Estas imágenes idealizadas, juveniles y plácidas caracterizan la primera mitad de la dinastía 12 y se remontan al arte del Imperio Antiguo. Sennuwy se sienta tranquila y atenta en una silla sólida con forma de bloque, con la mano izquierda apoyada en su regazo y la mano derecha sosteniendo una flor de loto, símbolo del renacimiento. Inscritos en los lados y la base de la silla hay textos jeroglíficos que declaran que es venerada en presencia de Osiris y otras deidades asociadas con el más allá.

Sennuwy era la esposa de un poderoso gobernador provincial, Djefaihapi de Asyut, cuya tumba excavada en la roca es la tumba no real más grande del Reino Medio. Claramente, la pareja tuvo acceso a los mejores artistas y materiales disponibles. Es probable que esta estatua, junto con una escultura similar de Djefaihapi, se colocó originalmente en la capilla de la tumba, aunque también pueden haber estado en un santuario. Sin embargo, ambas estatuas fueron descubiertas muy al sur en Kerma en Nubia, donde habían sido enterradas en el túmulo real de un rey nubio que vivió generaciones después de la muerte de Sennuwy. Deben haber sido retirados de su ubicación original y exportados a Nubia unos trescientos años después de su fabricación. Sin embargo, aún se desconoce exactamente cómo, por qué y cuándo estas piezas de escultura, junto con muchas otras estatuas egipcias, llegaron a Kerma.


Queja de DMCA

Si cree que el contenido disponible a través del sitio web (como se define en nuestros Términos de servicio) infringe uno o más de sus derechos de autor, notifíquenoslo proporcionando un aviso por escrito ("Aviso de infracción") que contenga la información que se describe a continuación a la persona designada. agente enumerado a continuación. Si Varsity Tutors toma medidas en respuesta a un Aviso de infracción, hará un intento de buena fe de comunicarse con la parte que hizo que dicho contenido esté disponible por medio de la dirección de correo electrónico más reciente, si la hubiera, proporcionada por dicha parte a Varsity Tutors.

Su Aviso de infracción puede enviarse a la parte que puso el contenido a disposición o a terceros como ChillingEffects.org.

Tenga en cuenta que será responsable de los daños (incluidos los costos y los honorarios de los abogados) si tergiversa materialmente que un producto o actividad infringe sus derechos de autor. Por lo tanto, si no está seguro de que el contenido ubicado o vinculado al sitio web infringe sus derechos de autor, debe considerar comunicarse primero con un abogado.

Siga estos pasos para presentar un aviso:

Debes incluir lo siguiente:

Una firma física o electrónica del propietario de los derechos de autor o una persona autorizada para actuar en su nombre.Una identificación de los derechos de autor que se alega que han sido infringidos.Una descripción de la naturaleza y ubicación exacta del contenido que usted afirma que infringe sus derechos de autor, en suficiente. detalle para permitir que los tutores universitarios encuentren e identifiquen positivamente ese contenido, por ejemplo, necesitamos un enlace a la pregunta específica (no solo el nombre de la pregunta) que contiene el contenido y una descripción de qué parte específica de la pregunta: una imagen, un enlace, texto, etc. - su queja se refiere a Su nombre, dirección, número de teléfono y dirección de correo electrónico y a Una declaración suya: (a) que cree de buena fe que el uso del contenido que afirma que infringe sus derechos de autor es no autorizado por la ley, o por el propietario de los derechos de autor o el agente de dicho propietario (b) que toda la información contenida en su Aviso de infracción es precisa, y (c) bajo pena de perjurio, que usted es el propietario de los derechos de autor o una persona autorizada para actuar en su nombre.

Envíe su queja a nuestro agente designado a:

Charles Cohn Varsity Tutors LLC
101 S. Hanley Rd, Suite 300
St. Louis, MO 63105


Ver el vídeo: Escultura del Reino Antiguo de Egipto