Enero de 1963 - Calendario del presidente Kennedy - Historia

Enero de 1963 - Calendario del presidente Kennedy - Historia

1El presidente y la primera dama asistieron a la iglesia en St Mary's. Por la tarde, el presidente Kennedy asiste al partido de fútbol de la Universidad de Alabama - Universidad de Oklahoma. Miami, Florida.
2El presidente y la Sra. Kennedy viajan a bordo del Honey Fitz y almuerzan en la finca de Vanderbilt. Lantana, Florida.
3Reunión con el secretario de Agricultura, Orville Freeman. Palm Beach, Florida.
4El presidente Kennedy asiste al funeral del senador Robert Kerr de Oklahoma, Oklahoma City.
5Reunión con el Secretario de Estado Rusk y el Embajador ante la OTAN Thomas K. Finletter, Palm Beach, Florida. El presidente y la primera dama pasaron la noche en la casa del embajador Earl Smith.
6El presidente y la Sra. Kennedy, Caroline Kennedy y los invitados navegan a bordo del Honey Fitz, Palm Beach, Florida.
7El presidente Kennedy, el vicepresidente Johnson y el grupo van de crucero. Palm Beach, Florida.
8Por la mañana, el presidente tomó un último crucero en el Honey Fitz. Por la tarde regresó a Washington. Su primer encuentro fue con LBJ, Douglas Dillon, Henry Fowler, Lawrence O'Brien y Theodore Sorensen. Luego se reunió con Dillon, Gordon y Sorensen. Siguió esa reunión con uno con Rusk, McNamara y McCone. Luego se reunió con un grupo bipartidista de congresistas y senadores. El Presidente y la Primera Dama cenaron en la Embajada de Francia a las 22:00 horas fueron a la Galería Nacional de Arte para la inauguración de la pintura de la Mona Lisa.
9El Mandatario inició su día con un desayuno con Líderes Legislativos. Luego participó en la ceremonia de juramento de Kathryn Granahan para ser la Tesorera de los Estados Unidos. A continuación, el presidente se reunió con Eugerie Anderson, embajadora de Estados Unidos en Bulgaria. Luego, el presidente se reunió con el congresista Herbert Bonner y luego con el congresista Wirtz. El Presidente entregó la Medalla por Servicios Distinguidos al General Laure Norsted. Después del almuerzo, el presidente se reunió con Raymond Hare, el embajador de Estados Unidos en Turquía. Luego se reunió con Llewellyn Thompson y McGeorge Bundy. A continuación, el presidente se reunió con el viceministro de Relaciones Exteriores soviético, Vasiliy Kuznetsov, y el embajador de la Unión Soviética, Anatoly Dobrynin. Más tarde en la noche, el presidente se reunió con Robert Kennedy.
10El presidente comenzó su día con una reunión con el senador y la señora Daniel Inouye. A continuación, el presidente Kennedy organizó una reunión de gabinete. A continuación, el presidente tuvo una reunión con el presidente electo Juan Bosch de la República Dominicana. Después del almuerzo, el presidente se reunió con David Lawrence. Luego se reunió con el gobernador Terry Sanford. A continuación, el presidente se reunió con Chester Bowles. El presidente cenó con Joseph Alsop y Arthur Schlesinger.
11El presidente comenzó su día con una reunión con Douglas Mac Arthur II, embajador de Estados Unidos en Bélgica. El presidente tuvo una reunión con George Meany junto con Willard Wirtz. A continuación, el presidente celebró una reunión sobre relaciones agrícolas exteriores. El presidente se reunió con Amjad Ali, director de la Junta de Promoción de Inversiones de Pakistán. A continuación, el presidente se reunió con Jack Bell de Associated Press.
12El Presidente inició su día con un encuentro sobre Cuba. A la reunión asistieron LBJ, Rusk, McNamara, Taylor, McCone, Nitze, Tyler, Kitcher, McNaughton y Bundy. Las mismas personas luego se quedaron para una reunión sobre la NASA. A continuación, el presidente se reunió con Rusk, Foster, Fisher, Wiesner y Bundy sobre pruebas nucleares. El presidente viajó a Glen Ora al final del día.
13El presidente y la Sra. Kennedy asisten a misa en el Centro Comunitario de Middleburg, Virginia.
14El presidente regresó a la Casa Blanca y se reunió con sus asesores. El presidente y la señora Kennedy salieron de la Casa Blanca a las 12:10 y se dirigieron a la capital. A las 12:33 el presidente pronunció el discurso sobre el estado de la Unión. El presidente se reunió con Jo Grimond, líder del Partido Liberal Británico. Por la noche, el presidente asistió a una cena en el hotel Mayflower en honor al general Norstad, quien se retiraba como comandante de la OTAN.
15El Mandatario inició su día con un desayuno con Líderes Legislativos. El presidente se reunió con August R Lindt, el embajador de Suiza. Después del almuerzo, el presidente se reunió con el Estado Mayor Conjunto. A continuación, el presidente se reunió con Anthony Celebrezze, Francis Keppel, Wilubr Cohen, Lawrence O'Brien y Theodore Sorensen. A continuación, el presidente se reunió con Dean Rusk, Robert McNamara y McGeorge Bundy para discutir sobre Vietnam, Cuba, la OTAN y la fuerza multilateral. El presidente terminó su jornada oficial tras una reunión que finalizó a las 7:45 con Walter Heller.
16El presidente Kennedy comenzó su día con una reunión con el Dr. Robert Cohen, presidente de la Universidad de Princeton. Luego se reunió con McGeorge Bundy. A continuación, el presidente se reunió con el primer ministro Amintore Fanfani de Italia. A continuación, el presidente organizó un almuerzo para el primer ministro italiano. Por la tarde, el presidente se reunió con Chrissian Herter. Luego se reunió con John Tuthill, el representante de Estados Unidos ante la Comunidad Europea. El presidente se reunió con George Kennan. Luego, el presidente se reunió con David Bell y Bundy. Kennedy también se reunió con Rusk, McNamara y Bundy. El presidente terminó su día oficial a las 7:10 después de una reunión con McGeorge Bundy.
17El presidente comenzó la jornada firmando los presupuestos. Luego tuvo otra reunión con el primer ministro Amintore Fanfani de Italia. Luego, el presidente se reunió con personas que habían estado involucradas en el programa Mariner II en la NASA. Después del almuerzo, el presidente se reunió con Charles Canon, Robert Jackson, William Ruffing y Myer Feldman. Luego, el presidente se reunió con los participantes con planes para el progreso.
18El presidente comenzó su día reuniéndose con Minnie Miles, la presidenta de la Federación Nacional de Clubes de Mujeres Profesionales y Empresariales. El presidente Kennedy se reunió con el Comité Conjunto de Energía Atómica. A continuación, el presidente se reunió con los senadores Church, McGee, Muskie, Pastore y Talmadge. A continuación, el presidente recibió al nuevo embajador del Alto Volta. El presidente Kennedy se reunió luego con el Comité Ejecutivo de la Conferencia de Alcaldes de los Estados Unidos. Luego, el presidente organizó un almuerzo en la Casa Blanca. A continuación, el presidente se reunió con John Steeves, el embajador de Estados Unidos en Afganistán. A continuación, el presidente se reunió con LB, Douglas Dillon, Henry Fowler, Lawrence O'Brien, Myer Feldman, Myer Feldman, Theodore Sorensen. El Presidente y la Primera Dama fueron al International Inn para una Segunda Cena de Saludo Inaugural. El presidente y la señora Kennedy asistieron al segundo saludo inaugural al presidente. Después de la fiesta de saludo, el presidente y la primera dama fueron a la fiesta de saludo del aniversario posterior a la inauguración en la casa del vicepresidente y la señora Johnson, la fiesta terminó a las 2:35 a. M.
19El presidente ofreció un brunch para los gobernadores en la Casa Blanca. Se reunió con sus asesores hasta que se fue a la piscina a la 1:20 PM.
20El presidente Kennedy asiste a misa en la iglesia de San Esteban.
21El presidente se reunió con Edward McDermott. Luego, el presidente se reunió con la Junta Asesora de Inteligencia Extranjera. A continuación, el presidente se reunió con Clark Clifford. A continuación, el presidente tuvo una reunión sobre la huelga de los estibadores. Después del almuerzo, el presidente se reunió con Douglas Dillon. Fe luego se reunió con Dean Rusk William Foster y Jerome Wiesner. A continuación, el presidente se reunió con el juez de la Corte Suprema Arthur Goldberg. El Presidente y la Primera Dama brindaron una cena en honor al Vicepresidente, el Portavoz de la Cámara y el Presidente del Tribunal Supremo de Justicia.
22El presidente comenzó su día con una reunión con el comandante de la VFW. Luego se reunió con el Ministro de Relaciones Exteriores de Argentina. Luego se reunió con Elmer Brock y asistió a una exhibición de Alimentos para la paz. Por la tarde, el Presidente se reunió en Reunión sobre Haití y Guatemala con Edwin Martin, John Crimmins, Lansing Collins y Ralph Dungan.
23El Mandatario inició su jornada con una reunión con el Comité de Igualdad de Oportunidades en las Fuerzas Armadas. Luego se reunió con Dean Rusk. A continuación, el presidente se reunió con Karl Heinrich Knappstein, embajador de Alemania. A continuación, el presidente se reunió con el embajador de la República de Guinea, Saidou Conte. Luego, el presidente se reunió con su equipo económico. Después del almuerzo, el presidente se reunió con John McCone y Richard Holmes de la CIA. El presidente terminó el día con una reunión con Fletcher Knebel.
24El presidente Kennedy tuvo una reunión de desayuno para prepararse para su conferencia de prensa. Tanto el vicepresidente como Rusk asistieron al desayuno. Luego, el presidente se reunió con el Comité para Fortalecer el Mundo Libre, presidido por el general Lucius Clay. Luego, el presidente se reunió con Dean Rusk, George Ball y McGeorge Bundy. Luego, el presidente Kennedy se reunió con Walt Muller, el embajador de Chile. A continuación, el presidente celebró su conferencia de prensa. Luego, el presidente se reunió con Jock Whtner, Art Buchewald y Bob Donovan. El presidente y la señora Kennedy cenaron en la casa de Franklin D. Roosevelt.
25El presidente se reunió con McGeorge Bundy. A continuación, el presidente se reunió durante una hora con la delegación de los Estados Unidos en la Conferencia sobre la aplicación de la ciencia y la tecnología en beneficio de las zonas menos desarrolladas. Luego, el presidente se reunió con Roger Hilsman y Michael Forrestal. A continuación, el Presidente se reunió con Wesley Jones, el nuevo Embajador en Perú. Después del almuerzo, el presidente sostuvo una reunión con la EXCOMM para discutir sobre Cuba y la política europea. El presidente terminó su día oficial con una reunión con Douglas Dillon.
26El presidente comenzó su día con una reunión con el presidente de la Reserva Federal, William McChesney Martin. Luego se reunió con Philip Kaiser, el embajador de Estados Unidos en Senegal. El presidente se reunió con el embajador de Gran Bretaña. Luego, el presidente voló a Glen Ora, Middleburg Virginia.
27El presidente y la Sra. Kennedy asisten a misa en el Centro Comunitario de Middleburg, Virginia, y regresan a Glen Ora.
28 El presidente regresó a Washington. Luego, el presidente se reunió con la Comisión Asesora de Presidentes sobre Estupefacientes y Abuso de Drogas. Luego, el presidente se reunió con el congresista Adam Clayton Powell, la congresista Edith Green y el congresista Carl Perkins. El presidente se reunió con Anthony Celebrezze, el Dr. Frank Keppell. Comisión de Educación y otras de Educación. Después del almuerzo, el presidente firmó un proyecto de ley para la cuenca del río Columbia. El presidente se reunió con la senadora Clinton Anderson. A continuación, el presidente se reunió con la Comisión Asesora de Información de los Estados Unidos. Luego, el presidente tuvo una reunión sobre la NASA con Rusk, McNamara, Acheson, Kitchen, General Taylor, Ball y Bundy. El presidente se reunió con Rusk y luego con Wiesner antes de terminar la palabra al ir a la piscina a las 7:25.
29El Presidente inició el día con un Desayuno de Líderes Legislativos. Luego tuvo una reunión de Aviación con Najeeb Halaby, Frank Loy, George McGhee, Elmer Staats, Dan Martin y Myer Feldman. El presidente sostuvo una reunión sobre legislación educativa con líderes demócratas del Senado. Luego, el presidente tuvo una reunión con Henry Laboouisse, el embajador de Estados Unidos en Grecia. Después del almuerzo, el presidente se reunió con sus asesores. A los 6 años se reunió con la junta directiva de las revistas Hearst.
30El presidente comenzó el día con una hora del café para senadores demócratas. Su primera reunión del día fue con el senador Ralph Yarborough, luego se reunió con Mennen Williams, el subsecretario de Estado para Asuntos Africanos. A continuación, el presidente celebró una reunión sobre política agrícola. Después del almuerzo, el presidente se reunió con Newton Minnow, director de la FCC. Luego se reunió con Asst AG Nicholas Katzenbach con Ken O'Donnel y Lee White. El presidente se reunió con el político británico Roy Jenkins. La última reunión del día de los presidentes fue con Orville Freeman, Ralph Dungan y McGeorge Bundy. El presidente y la primera dama cenaron en la casa del secretario del Tesoro, Douglas Dillon. Los Kennedy llegaron a la casa de Dillon a las 8:36 y partieron a las 11:55 p.m.
31El presidente comenzó su día con una hora del café para el congresista demócrata. Luego se reunió con Walter Heller. A continuación, el presidente se reunió con el Consejo Asesor del Consumidor. El presidente tuvo una reunión extraoficial con el senador Herman Talmadge. A continuación, el presidente entregó al general Lauris Nortstad el premio Corazón del año de la Asociación Estadounidense del Corazón. A continuación, el presidente se reunió con Walt Rostow. A continuación, el presidente saludó al equipo de baloncesto de los Boston Celtics. A continuación, el presidente mantuvo una reunión con el EXCOMM para discutir la política europea y la OTAN. Por la noche, el Presidente se dirigió a la Cena del 50 Aniversario de Bnai Brith.

La historia de los sesenta

La década de 1960 comenzó como el comienzo de una edad de oro para la mayoría de los estadounidenses. El 20 de enero de 1961, el apuesto y carismático John F. Kennedy se convirtió en presidente de los Estados Unidos. Su confianza en que, como dijo un historiador, & # x201C el gobierno poseía grandes respuestas a los grandes problemas & # x201D pareció marcar la pauta para el resto de la década. Sin embargo, esa edad de oro nunca se materializó. Por el contrario, a fines de la década de 1960, parecía que la nación se estaba desmoronando. Lyndon Johnson & # x2019s & # x201CGreat Society & # x201D se escindió cuando el Partido Demócrata se dividió y Estados Unidos se enredó cada vez más en la Guerra de Vietnam.


Lista de presidentes de Estados Unidos

El presidente de los Estados Unidos es el jefe de estado y jefe de gobierno de los Estados Unidos, elegido indirectamente por un período de cuatro años por el pueblo estadounidense a través del Colegio Electoral. El titular dirige la rama ejecutiva del gobierno federal y es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.

Desde que se estableció la oficina en 1789, 45 personas han servido en 46 presidencias. El primer presidente, George Washington, obtuvo un voto unánime del Colegio Electoral uno, Grover Cleveland, cumplió dos mandatos no consecutivos y por lo tanto se cuenta como el 22 y 24 presidente de los Estados Unidos (dando lugar a la discrepancia entre el número de presidentes y el número de personas que se han desempeñado como presidente).

La presidencia de William Henry Harrison, quien murió 31 días después de asumir el cargo en 1841, fue la más corta en la historia de Estados Unidos. Franklin D. Roosevelt sirvió más tiempo, más de doce años, antes de morir temprano en su cuarto mandato en 1945. Es el único presidente de los Estados Unidos que ha servido más de dos mandatos. Desde la ratificación de la Vigésima Segunda Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos en 1951, ninguna persona puede ser elegida presidente más de dos veces, y nadie que haya servido más de dos años de un período para el que otra persona fue elegida puede ser elegido más de dos veces. de una vez. [1]

Cuatro presidentes murieron en el cargo por causas naturales (William Henry Harrison, Zachary Taylor, Warren G. Harding y Franklin D. Roosevelt), cuatro fueron asesinados (Abraham Lincoln, James A. Garfield, William McKinley y John F. Kennedy) y uno renunció (Richard Nixon, enfrentando un juicio político). John Tyler fue el primer vicepresidente en asumir la presidencia durante un período presidencial y sentó el precedente de que un vicepresidente que lo hace se convierte en el presidente en pleno funcionamiento con su presidencia, a diferencia de un presidente interino. La Vigésima Quinta Enmienda a la Constitución convirtió el precedente de Tyler en ley en 1967. También estableció un mecanismo mediante el cual se podía llenar una vacante dentro del período en la vicepresidencia. Richard Nixon fue el primer presidente en llenar una vacante bajo esta disposición cuando seleccionó a Gerald Ford para el cargo luego de la renuncia de Spiro Agnew en 1973. Al año siguiente, Ford se convirtió en el segundo en hacerlo cuando eligió a Nelson Rockefeller para sucederlo después de su adhesión. a la presidencia. Como no existía ningún mecanismo para cubrir una vacante dentro del período en la vicepresidencia antes de 1967, el cargo quedó vacante hasta que se cubriera durante las siguientes elecciones presidenciales y la posterior investidura.


Los documentos de esta colección que fueron preparados por funcionarios de los Estados Unidos como parte de sus deberes oficiales son de dominio público.
Algunos de los materiales de archivo de esta colección pueden estar sujetos a derechos de autor u otras restricciones de propiedad intelectual. Se aconseja a los usuarios de estos materiales que determinen el estado de los derechos de autor de cualquier documento que deseen publicar.

La ley de derechos de autor de los Estados Unidos (Título 17, Código de los Estados Unidos) rige la realización de fotocopias u otras reproducciones de material protegido por derechos de autor. Bajo ciertas condiciones especificadas en la ley, las bibliotecas y archivos están autorizados a proporcionar una fotocopia u otra reproducción.
Una de estas condiciones especificadas es que la fotocopia o reproducción no debe ser & quot; utilizada para ningún propósito que no sea el estudio privado, beca o investigación & quot; Si un usuario solicita, o utiliza posteriormente, una fotocopia o reproducción con fines en exceso. de & quot; uso legítimo & quot ;, ese usuario puede ser responsable de la infracción de derechos de autor. Esta institución se reserva el derecho de negarse a aceptar una orden de copia si, a su juicio, el cumplimiento de la orden implicaría una violación de la ley de derechos de autor. La ley de derechos de autor extiende su protección a las obras inéditas desde el momento de su creación en forma tangible.


John F. Kennedy (14 de enero de 1963)

Los felicito a todos, no sólo por su victoria electoral, sino por su papel elegido en la historia. Porque usted y yo tenemos el privilegio de servir a la gran República en lo que podría ser la década más decisiva de su larga historia. Las decisiones que tomemos, para bien o para mal, bien pueden moldear el estado de la Unión para las generaciones venideras.

Hace poco más de 100 semanas asumí el cargo de presidente de los Estados Unidos. Al buscar la ayuda del Congreso y de nuestros compatriotas, no prometí respuestas fáciles. Prometí y pedí sólo trabajo y dedicación. Estos el Congreso y el pueblo los han dado en buena medida. Y hoy, habiendo sido testigo en los últimos meses de un mayor respeto por nuestro propósito y poder nacional, habiendo visto la calma valiente de un pueblo unido en una hora peligrosa, y habiendo observado una mejora constante en las oportunidades y el bienestar de nuestros ciudadanos. Puedo informarles que el estado de esta antigua pero joven Unión, en el año 175 de su vida, es bueno.

En el mundo más allá de nuestras fronteras, se ha logrado un progreso constante en la construcción de un mundo de orden. La gente de Berlín Occidental permanece libre y segura. En Laos se ha llegado a un asentamiento, aunque todavía precario. La punta de lanza de la agresión se ha embotado en Vietnam. El fin de la agonía puede estar a la vista en el Congo. La doctrina de la troika está muerta. Y, mientras continúa el peligro, se ha eliminado una amenaza mortal en Cuba.

En casa, la recesión ha quedado atrás. Hoy en día trabajan más de un millón de hombres y mujeres que hace dos años. La semana laboral promedio en una fábrica es una vez más de más de 40 horas, nuestras industrias están produciendo más productos que nunca y más de la mitad de la capacidad de fabricación que permaneció en silencio y desperdiciada hace 100 semanas está repleta de actividad.

En resumen, tanto en casa como en el extranjero, ahora puede surgir la tentación de relajarse. Porque el camino ha sido largo, la carga pesada y el ritmo constantemente urgente.

Pero no podemos conformarnos con descansar aquí. Este es el lado de la colina, no la cima. La mera ausencia de guerra no es paz. La mera ausencia de recesión no es crecimiento.Hemos tenido un comienzo, pero solo hemos comenzado.

Ahora ha llegado el momento de aprovechar al máximo nuestros logros para traducir la renovación de nuestra fuerza nacional en el logro de nuestro propósito nacional.

Estados Unidos ha disfrutado de 22 meses de recuperación económica ininterrumpida. Pero la recuperación no es suficiente. Si queremos prevalecer a largo plazo, debemos expandir la fortaleza a largo plazo de nuestra economía. Debemos avanzar por el camino hacia una mayor tasa de crecimiento y pleno empleo.

Porque esto significaría decenas de miles de millones de dólares más cada año en producción, ganancias, salarios e ingresos públicos. ¿Significaría el fin de la holgura persistente que ha mantenido nuestro desempleo en o por encima del 5 por ciento durante 61 de los últimos 62 meses? Y el fin de las crecientes presiones por medidas tan restrictivas como la semana de 35 horas, que por sí sola podría aumentar. los costos laborales por hora hasta en un 14 por ciento, iniciar una nueva espiral de inflación de salarios-precios y socavar nuestros esfuerzos para competir con otras naciones.

Para lograr estas mayores ganancias, un paso, sobre todo, es esencial: la promulgación este año de una reducción y revisión sustancial de los impuestos federales sobre la renta.

Porque es cada vez más claro, para aquellos en el gobierno, las empresas y los trabajadores que son responsables del éxito de nuestra economía, que nuestro obsoleto sistema fiscal ejerce un lastre demasiado pesado sobre el poder adquisitivo privado, las ganancias y el empleo. Diseñado para controlar la inflación en años anteriores, ahora controla el crecimiento. Desalienta el esfuerzo y el riesgo adicionales. Distorsiona el uso de los recursos. Invita a recesiones recurrentes, deprime nuestros ingresos federales y causa déficits presupuestarios crónicos.

Ahora, cuando las presiones inflacionarias de la guerra y los años de posguerra ya no amenacen, y el dólar inspira un nuevo respeto, ahora, cuando ninguna crisis militar agota nuestros recursos, ahora es el momento de actuar. No podemos permitirnos ser tímidos o lentos. Porque esta es la tarea más urgente que enfrenta el Congreso en 1963.

En un mensaje inicial, propondré una reducción permanente de las tasas impositivas que reducirá los pasivos en $ 13.5 mil millones. De esto, $ 11 mil millones resultan de la reducción de las tasas impositivas individuales, que ahora oscilan entre el 20 y el 91 por ciento, a un rango más sensible del 14 al 65 por ciento, con una división en el primer tramo actual. Dos mil quinientos millones de dólares son el resultado de la reducción de las tasas de impuestos corporativos, del 52 por ciento, lo que le da al gobierno hoy una participación mayoritaria en las ganancias, al nivel pre-coreano permanente del 47 por ciento. Esto se suma al recorte de más de $ 2 mil millones en las obligaciones tributarias corporativas como resultado de la reforma del crédito a la inversión y la depreciación del año pasado.

Para lograr esta reducción dentro de los límites de un déficit presupuestario manejable, insto: primero, que estos recortes se realicen gradualmente durante 3 años calendario, comenzando en 1963 con un recorte de unos $ 6 mil millones a tasas anuales, segundo, que estas reducciones se combinen con cambios estructurales, a partir de 1964, que ampliarán la base impositiva, terminarán con preferencias injustas o innecesarias, eliminarán o aliviarán ciertas dificultades y compensarán en el neto unos $ 3,5 mil millones de la pérdida de ingresos y, en tercer lugar, que los ingresos presupuestarios al principio se incrementen en $ 1.5 mil millones al año, sin ningún cambio en las obligaciones tributarias, al cambiar gradualmente los pagos de impuestos de las grandes corporaciones a un calendario más actual. Este programa combinado, al aumentar la cantidad de nuestro ingreso nacional, resultará con el tiempo en ingresos federales aún más altos. Es un programa fiscalmente responsable: la forma más segura y sólida de lograr a tiempo un presupuesto equilibrado en una economía equilibrada de pleno empleo.

Esta reducción neta en las obligaciones tributarias de $ 10 mil millones aumentará el poder adquisitivo de las familias estadounidenses y las empresas comerciales en todos los tramos impositivos, y el mayor aumento se destinará a nuestros consumidores de bajos ingresos. Además, fomentará la iniciativa y la asunción de riesgos de los que depende nuestro sistema libre; inducirá más inversión, producción y uso de la capacidad; ayudará a proporcionar los 2 millones de nuevos puestos de trabajo que necesitamos cada año; y reforzará el principio estadounidense de recompensa adicional. para un esfuerzo adicional.

No digo que una medida de reducción y reforma tributaria sea la única forma de lograr estos objetivos.

Sin duda, un aumento masivo en el gasto federal también podría crear empleos y crecimiento, pero en el entorno actual, los consumidores privados, los empleadores y los inversionistas deben tener primero una oportunidad completa.

Sin duda, un recorte de impuestos temporal podría estimular nuestra economía, pero un problema a largo plazo obliga a una solución a largo plazo.

Sin duda, una reducción en los impuestos individuales o corporativos por sí sola sería de gran ayuda, pero las corporaciones necesitan clientes y los buscadores de empleo necesitan empleos.

Sin duda, la reducción de impuestos sin reforma sonaría más simple y más atractiva para muchos, pero nuestro crecimiento también se ve obstaculizado por una serie de desigualdades fiscales y preferencias especiales que han distorsionado el flujo de inversión.

Y finalmente, no hay duda de que algunos preferirían posponer un recorte de impuestos con la esperanza de que, en última instancia, el fin de la guerra fría haría posible un recorte equivalente en los gastos, pero ese fin no está a la vista y esperar a que llegue. ser costoso y contraproducente.

Al presentar un programa tributario que, por supuesto, aumentará temporalmente el déficit pero que en última instancia puede acabar con él, y en reconocimiento de la necesidad de controlar los gastos, presentaré en breve un presupuesto administrativo fiscal de 1964 que, si bien permite los aumentos necesarios en defensa, el espacio y los cargos por intereses fijos mantienen los gastos totales para todos los demás propósitos por debajo del nivel de este año.

Esto requiere la reducción o postergación de muchos programas deseables, la absorción de gran parte del aumento salarial federal del año pasado a través de personal y otras economías, la terminación de ciertas instalaciones y proyectos, y la sustitución en varios programas de crédito público por privado. Pero estoy convencido de que la promulgación este año de reducción de impuestos y reforma tributaria eclipsa todos los demás problemas internos de este Congreso. Porque no podemos liderar por mucho tiempo la causa de la paz y la libertad, si alguna vez dejamos de marcar el ritmo aquí en casa.

Sin embargo, la reducción de impuestos por sí sola no es suficiente para fortalecer nuestra sociedad, para brindar oportunidades a los cuatro millones de estadounidenses que nacen cada año, para mejorar las vidas de 32 millones de estadounidenses que viven en las afueras de la pobreza.

La calidad de vida estadounidense debe estar a la altura de la cantidad de productos estadounidenses.

Este país no puede permitirse el lujo de ser materialmente rico y espiritualmente pobre.

Por lo tanto, al mantener bajo el costo presupuestario de los programas existentes para mantener las limitaciones que he establecido, es posible e imperativo adoptar otras medidas nuevas que no podemos permitirnos posponer.

Estas medidas se basan en una serie de premisas fundamentales, agrupadas en cuatro epígrafes relacionados:

Primero, necesitamos fortalecer nuestra Nación invirtiendo en nuestra juventud.

El futuro de cualquier país que dependa de la voluntad y la sabiduría de sus ciudadanos se daña, y se daña irreparablemente, siempre que alguno de sus hijos no sea educado en la medida de su talento, desde la escuela primaria hasta la escuela de posgrado. Hoy en día, se estima que 4 de cada 10 estudiantes en el quinto grado ni siquiera terminarán la escuela secundaria, y eso es un desperdicio que no podemos permitirnos.

Además, no hay ninguna razón por la que un millón de jóvenes estadounidenses, sin escolarizar y sin trabajo, deban permanecer indeseados y, a menudo, sin capacitación en las calles de nuestra ciudad cuando sus energías se pueden utilizar bien.

Finalmente, el éxito en el extranjero de nuestros voluntarios del Cuerpo de Paz, la mayoría de ellos hombres y mujeres jóvenes que llevan habilidades e ideas a las personas necesitadas, sugiere el mérito de un cuerpo similar que atiende las necesidades de nuestra propia comunidad: en hospitales psiquiátricos, en reservas indígenas, en centros para ancianos o jóvenes delincuentes, en escuelas para analfabetos o discapacitados. Así como el idealismo de nuestra juventud ha servido a la paz mundial, también puede servir a la tranquilidad doméstica.

En segundo lugar, debemos fortalecer nuestra nación salvaguardando su salud.

Nuestros trabajadores y trabajadoras, en lugar de verse obligados a pedir ayuda a la caridad pública una vez que sean viejos y estén enfermos, deberían comenzar a contribuir ahora a su propio programa de salud para la jubilación a través del Sistema de Seguridad Social.

Además, todos nuestros milagros de investigación médica contarán para poco si no podemos revertir la creciente escasez de médicos, dentistas y enfermeras en todo el país, y la escasez generalizada de hogares de ancianos y modernas instalaciones hospitalarias urbanas. Simplemente para evitar que la proporción actual de médicos y dentistas siga disminuyendo, durante los próximos 10 años debemos aumentar la capacidad de nuestras escuelas de medicina en un 50 por ciento y nuestras escuelas de odontología en un 100 por ciento.

Finalmente, y con profunda preocupación, creo que el abandono de los enfermos mentales y los retrasados ​​mentales a la siniestra misericordia de las instituciones de custodia les inflige con demasiada frecuencia a ellos y a sus familias una crueldad innecesaria que esta Nación no debería soportar. La incidencia de retraso mental en este país es tres veces mayor que la de Suecia, por ejemplo, y esa cifra puede y debe reducirse.

En tercer lugar, debemos fortalecer nuestra nación protegiendo los derechos básicos de sus ciudadanos.

Se debe garantizar el derecho a un abogado competente a todo hombre acusado de un delito en un tribunal federal, independientemente de sus medios.

Y el derecho más valioso y poderoso del mundo, el derecho a votar en unas elecciones estadounidenses libres, no debe negarse a ningún ciudadano por motivos de raza o color. Desearía que todos los estadounidenses calificados a los que se les permitiera votar estuvieran dispuestos a hacerlo, pero seguramente en este año centenario de Emancipación siempre se les debería permitir a todos aquellos que estén dispuestos a votar.

Cuarto, necesitamos fortalecer nuestra Nación haciendo el mejor y más económico uso de sus recursos e instalaciones.

Nuestra salud económica depende de arterias de transporte saludables y creo que el camino hacia una opción más moderna y económica de servicio de transporte nacional es a través de una mayor competencia y una disminución de la regulación. El transporte público local, que va aún peor, es un servicio comunitario tan esencial como los hospitales y las carreteras. Casi tres cuartas partes de nuestros ciudadanos viven en áreas urbanas, que ocupan solo el 2 por ciento de nuestra tierra, y si el tránsito local ha de sobrevivir y aliviar la congestión de estas ciudades, necesita estimulación y asistencia federal.

A continuación, este gobierno está en el negocio de almacenamiento y almacenamiento con una melancólica melodía de más de $ 16 mil millones. Debemos continuar apoyando los ingresos agrícolas, pero no debemos acumular más excedentes agrícolas además de los $ 7.5 mil millones que ya poseemos. Debemos mantener un arsenal de materiales estratégicos, pero los $ 8.5 mil millones que hemos adquirido, tanto por razones buenas como malas, son mucho más de lo que necesitamos y debemos tener el poder de deshacernos del exceso de manera que no cause interrupciones en el mercado.

Finalmente, nuestros parques nacionales y áreas de recreación, que ya están superpoblados, tendrán el doble de visitantes dentro de 10 años que en la actualidad. Si no planificamos hoy el crecimiento futuro de estos y otros grandes activos naturales, no solo parques y bosques, sino también reservas de vida silvestre y silvestres y proyectos de agua de todo tipo, nuestros hijos y sus hijos serán más pobres en todos los sentidos de la palabra. .

No se trata únicamente de preocupaciones internas. Porque de nuestro logro de una mayor vitalidad y fuerza aquí en casa depende nuestro destino y futuro en el mundo: nuestra capacidad para mantener y proporcionar la seguridad de los hombres y las naciones libres, nuestra capacidad para imponer su respeto por nuestro liderazgo, nuestra capacidad para expandir nuestro comercio sin amenaza para nuestra balanza de pagos y nuestra capacidad para ajustarnos a las demandas cambiantes de la competencia y el desafío de la guerra fría.

Seremos juzgados más por lo que hacemos en casa que por lo que predicamos en el extranjero. Nada de lo que pudiéramos hacer para ayudar a los países en desarrollo los ayudaría a la mitad de lo que sería una economía estadounidense en auge. Y nada de lo que nuestros oponentes pudieran hacer para alentar sus propias ambiciones los alentaría la mitad de lo que sería una economía estadounidense crónica y rezagada. Estas tareas domésticas no desvían energía de nuestra seguridad, sino que proporcionan la base misma para la supervivencia y el éxito de la libertad.

Volviendo al mundo exterior, fue solo hace unos pocos años, en el sudeste de Asia, África, Europa del Este, América Latina, incluso el espacio exterior, que el comunismo buscó transmitir la imagen de un imperio unificado, confiado y en expansión, acercándose a un Estados Unidos lento y un mundo libre en desorden. Pero pocas personas se aferrarían a esa imagen hoy.

En estos últimos meses hemos reafirmado la superioridad científica y militar de la libertad. Hemos redoblado nuestros esfuerzos en el espacio para asegurarnos de ser los primeros en el futuro. Hemos emprendido las mejoras de defensa de mayor alcance en la historia en tiempos de paz de este país. Y hemos mantenido las fronteras de la libertad desde Vietnam hasta Berlín Occidental.

Pero la complacencia o la autocomplacencia pueden poner en peligro nuestra seguridad tanto como las armas de la tiranía. Un momento de pausa no es una promesa de paz. Siguen existiendo problemas peligrosos desde Cuba hasta el Mar de China Meridional. El pronóstico del mundo prescribe, en definitiva, no un año de vacaciones para nosotros, sino un año de obligaciones y oportunidades.

Se destacan cuatro vías especiales de oportunidad: la Alianza Atlántica, las naciones en desarrollo, las nuevas dificultades chino-soviéticas y la búsqueda de la paz mundial.

Primero, ¿cómo le va a la gran alianza? La Europa libre está entrando en una nueva fase de su larga y brillante historia. La era de la expansión colonial ha pasado, la era de las rivalidades nacionales se desvanece y se perfila una nueva era de interdependencia y unidad. Desafiando las viejas profecías de Marx, consintiendo lo que ningún conquistador podría imponer, las naciones libres de Europa avanzan hacia una unidad de propósito, poder y política en todas las esferas de actividad.

Durante 17 años este movimiento ha contado con nuestro apoyo constante, tanto político como económico. Lejos de resentirnos con la nueva Europa, la consideramos una socia bienvenida, no una rival. Porque el camino hacia la paz y la libertad mundiales es todavía largo, y hay cargas que solo los socios plenos pueden compartir: apoyar la defensa común, expandir el comercio mundial, alinear nuestra balanza de pagos, ayudar a las naciones emergentes, concertar políticas y políticas económicas, y al dar la bienvenida a nuestro esfuerzo común a otras naciones industrializadas, en particular Japón, cuyo notable desarrollo económico y político de la década de 1950 le permite ahora desempeñar en la escena mundial un importante papel constructivo.

Sin duda, las diferencias de opinión seguirán recibiendo más atención que los acuerdos de acción, a medida que Europa pase de la independencia a una interdependencia más formal. Pero estas son diferencias honestas entre socios honorables, más reales y frecuentes, de hecho, entre nuestros aliados de Europa Occidental que entre ellos y los Estados Unidos. Porque la unidad de la libertad nunca se ha basado en la uniformidad de opinión. Pero el acuerdo básico de esta alianza sobre cuestiones fundamentales continúa.

La primera tarea de la alianza sigue siendo la defensa común. El mes pasado, el Primer Ministro Macmillan y yo hicimos planes para una nueva etapa en nuestro largo esfuerzo cooperativo, que tiene como objetivo ayudar en la tarea más amplia de enmarcar una defensa nuclear común para toda la alianza.

El acuerdo de Nassau reconoce que la seguridad de Occidente es indivisible, por lo que debe ser nuestra defensa. Pero también reconoce que esta es una alianza de naciones orgullosas y soberanas, y funciona mejor cuando no la olvidamos. Reconoce además que la defensa nuclear de Occidente no es un asunto de las actuales potencias nucleares? Que Francia será tal potencia en el futuro? Y que se deben encontrar formas sin aumentar los peligros de la difusión nuclear, para aumentar el papel de nuestros otros socios en la planificación, dotación y dirección de una fuerza nuclear verdaderamente multilateral dentro de una alianza de la OTAN cada vez más íntima. Por último, el acuerdo de Nassau reconoce que la defensa nuclear no es suficiente, que deben cumplirse los niveles de fuerza convencional acordados por la OTAN y que la alianza no puede permitirse el lujo de tener que responder a todas las amenazas con armas nucleares o nada.

Seguimos demasiado cerca de las decisiones de Nassau y demasiado lejos de su plena realización para conocer su lugar en la historia. Pero creo que, por primera vez, la puerta está abierta para que la defensa nuclear de la alianza se convierta en una fuente de confianza, en lugar de un motivo de contención.

La siguiente preocupación más urgente de la alianza son nuestros objetivos económicos comunes de comercio y crecimiento. Esta Nación sigue preocupada por su déficit de balanza de pagos que, a pesar de su declive, sigue siendo un problema persistente y problemático. Creemos, además, que los lazos económicos más estrechos entre todas las naciones libres son esenciales para la prosperidad y la paz. Y ni nosotros ni los miembros del Mercado Común Europeo somos tan ricos que podamos permitirnos durante mucho tiempo proteger granjas o fábricas de alto costo de los vientos de la competencia extranjera, o restringir los canales de comercio con otras naciones del mundo libre. Si el Mercado Común avanzara hacia el proteccionismo y el restriccionismo, socavaría sus propios principios básicos. Este Gobierno pretende utilizar la autoridad que le confirió el año pasado el Congreso para impulsar la expansión comercial a ambos lados del Atlántico y en todo el mundo.

En segundo lugar, ¿qué pasa con las naciones en desarrollo y no alineadas? Se sorprendieron por el repentino y secreto intento de los soviéticos de transformar Cuba en una base de ataque nuclear y por la arrogante invasión de la India por parte de la China comunista. Les ha tranquilizado nuestra pronta asistencia a la India, nuestro apoyo a través de la unificación de las Naciones Unidas del Congo, nuestra paciente búsqueda del desarme y la mejora de nuestro trato a los ciudadanos y visitantes cuyas pieles no resultan ser blancas. Y a medida que el colonialismo más antiguo retrocede, y el neocolonialismo de las potencias comunistas se destaca más crudamente que nunca, se dan cuenta más claramente de que el problema en la lucha mundial no es el comunismo contra el capitalismo, sino la coerción contra el libre albedrío.

Están comenzando a darse cuenta de que el anhelo de independencia es el mismo en todo el mundo, ya sea la independencia de Berlín Occidental o de Vietnam. Están comenzando a darse cuenta de que tal independencia va en contra de todas las ambiciones comunistas, pero está en consonancia con las nuestras, y que nuestro enfoque de sus diversas necesidades es resistente e ingenioso, mientras que los comunistas siguen confiando en antiguas doctrinas y dogmas.

Sin embargo, es difícil para cualquier nación concentrarse en una amenaza externa o subversiva a su independencia cuando sus energías se agotan en el combate diario con las fuerzas de la pobreza y la desesperación. ¿Tiene poco sentido para nosotros atacar, en discursos y resoluciones, los horrores del comunismo, gastar $ 50 mil millones al año para evitar su avance militar? Y luego envidiar el gasto, principalmente en productos estadounidenses, menos de una décima parte de esa cantidad. para ayudar a otras naciones a fortalecer su independencia y curar el caos social en el que el comunismo siempre ha prosperado.

Estoy orgulloso --y creo que la mayoría de los estadounidenses están orgullosos-- de un programa de defensa y asistencia mutua, desarrollado con apoyo bipartidista en tres administraciones, que ha contribuido, con todos sus problemas reconocidos, a que ni uno solo de los casi cincuenta Los miembros de la ONU para obtener la independencia desde la Segunda Guerra Mundial han sucumbido al control comunista.

Estoy orgulloso de un programa que ha ayudado a armar, alimentar y vestir a millones de personas que viven en la primera línea de la libertad.

Me enorgullece especialmente que este país haya presentado para los años 60 un vasto esfuerzo cooperativo para lograr el crecimiento económico y el progreso social en las Américas: la Alianza para el Progreso.

No subestimo las dificultades que enfrentamos en este esfuerzo mutuo entre nuestros vecinos cercanos, pero los estados libres de este hemisferio, trabajando en estrecha colaboración, han comenzado a hacer de esta alianza una realidad viva. Hoy en día, está alimentando a uno de cada cuatro niños en edad escolar en América Latina con una ración extra de alimentos de nuestro excedente agrícola. Ha distribuido 1,5 millones de libros escolares y está construyendo 17.000 aulas. Ha ayudado a reasentar a decenas de miles de familias campesinas en tierras que pueden considerar suyas. Está estimulando a nuestros buenos vecinos a una mayor autoayuda y autoreforma: reformas fiscales, sociales, institucionales y agrarias. Está aportando nuevas viviendas y esperanza, nueva salud y dignidad a millones de personas que fueron olvidadas. Los hombres y mujeres de este hemisferio saben que la alianza no puede tener éxito si es solo un nombre más para las dádivas de los Estados Unidos, que solo puede tener éxito si las propias naciones latinoamericanas dedican su mejor esfuerzo a cumplir sus metas.

Esta historia es la misma en África, Oriente Medio y Asia. Dondequiera que las naciones estén dispuestas a ayudarse a sí mismas, estamos dispuestos a ayudarlas a construir nuevos baluartes de libertad. No estamos comprando votos para la guerra fría, hemos acudido en ayuda de naciones en peligro, neutrales y aliadas por igual. Lo que pedimos, y todo lo que pedimos, es que nuestra ayuda se utilice de la mejor manera posible y que sus propios esfuerzos no se desvíen por disputas innecesarias con otras naciones independientes.

A pesar de todos sus logros pasados, el progreso continuo del Programa de Asistencia Mutua requiere un descontento persistente con el desempeño actual. Hemos estado reorganizando este programa para convertirlo en un instrumento más eficaz y eficiente, y ese proceso continuará este año.

Pero el desarrollo del mundo libre seguirá siendo una lucha cuesta arriba. La ayuda gubernamental solo puede complementar el papel de la inversión privada, la expansión del comercio, la estabilización de los productos básicos y, sobre todo, la superación interna. Los procesos de crecimiento son graduales, dando frutos en una década, no en un día. Nuestros éxitos no serán rápidos ni dramáticos. Pero si estos programas se terminaran alguna vez, nuestros fracasos en una docena de países serían repentinos y seguros.

Sin embargo, ni el dinero ni la asistencia técnica pueden ser nuestra única arma contra la pobreza. Al final, el esfuerzo crucial es uno de propósito, que requiere el combustible de las finanzas pero también una antorcha de idealismo. Y nada lleva el espíritu de este idealismo estadounidense con más eficacia a los rincones más lejanos de la tierra que el Cuerpo de Paz estadounidense.

Hace un año, menos de 900 voluntarios del Cuerpo de Paz estaban trabajando. Dentro de un año serán más de 9.000? Hombres y mujeres, de 18 a 79 años, dispuestos a dedicar 2 años de su vida a ayudar a personas de otras tierras.

De hecho, hay casi un millón de estadounidenses al servicio de su país y la causa de la libertad en puestos en el extranjero, un récord que ninguna otra gente puede igualar. Sin duda, aquellos de nosotros que nos quedamos en casa deberíamos estar contentos de ayudar indirectamente apoyando nuestros programas de ayuda, abriendo nuestras puertas a visitantes extranjeros, diplomáticos y estudiantes y demostrando, día a día, tanto con hechos como con palabras, que somos un gente justa y generosa.

En tercer lugar, ¿qué consuelo podemos obtener de las crecientes tensiones y tensiones dentro del bloque comunista? Aquí la esperanza debe atemperarse con cautela. Porque el desacuerdo soviético-chino se basa en los medios, no en los fines. Una disputa sobre la mejor manera de enterrar el mundo libre no es motivo de regocijo occidental.

Sin embargo, aunque una tensión no es una fractura, está claro que las fuerzas de la diversidad actúan dentro del campo comunista, a pesar de todas las disciplinas de hierro de la reglamentación y todos los dogmatismos de hierro de la ideología. Se demuestra que Marx estaba equivocado una vez más: porque son las sociedades comunistas cerradas, no las sociedades libres y abiertas, las que llevan dentro de sí las semillas de la desintegración interna.

El desorden del imperio comunista se ha visto agravado por otras dos fuerzas formidables. Una es la fuerza histórica del nacionalismo y el anhelo de todos los hombres por ser libres. El otro es la gran ineficiencia de sus economías. Porque una sociedad cerrada no está abierta a ideas de progreso, y un estado policial descubre que no puede ordenar que el grano crezca.

Las nuevas naciones a las que se les pide que elijan entre dos sistemas competidores solo necesitan comparar las condiciones en Alemania Oriental y Occidental, Europa Oriental y Occidental, Vietnam del Norte y del Sur. Basta comparar la desilusión de la Cuba comunista con la promesa de la Alianza para el Progreso. ¿Y todo el mundo sabe que ningún sistema exitoso construye un muro para mantener a su gente adentro y a la libertad afuera? Y el muro de la vergüenza que divide Berlín es un símbolo del fracaso comunista.

Finalmente, ¿qué podemos hacer para pasar de la pausa actual a una paz duradera? Una vez más, aconsejaría cautela. No preveo ningún cambio espectacular en los métodos u objetivos comunistas. Pero si todas estas tendencias y desarrollos pueden persuadir a la Unión Soviética de caminar por el camino de la paz, hágale saber que todas las naciones libres viajarán con ella. Pero hasta que se haga esa elección, y hasta que el mundo pueda desarrollar un sistema confiable de seguridad internacional, los pueblos libres no tienen más remedio que mantener sus armas cerca.

Este país, por tanto, sigue requiriendo la mejor defensa del mundo, una defensa adecuada a los años sesenta. Esto significa, desafortunadamente, un presupuesto de defensa en aumento, porque no hay sustituto para una defensa adecuada, y no hay una forma de "sótano de negociación" para lograrlo. Significa el gasto de más de $ 15 mil millones este año solo en sistemas de armas nucleares, una suma que es aproximadamente igual a los presupuestos combinados de defensa de nuestros Aliados europeos.

Pero también significa mejores defensas aéreas y antimisiles, mejor defensa civil, una capacidad anti-guerrilla reforzada y, lo que es más importante, fuerzas no nucleares más poderosas y flexibles. ¿Porque las amenazas de represalias masivas pueden no disuadir la agresión por partes? Y una línea de destructores en cuarentena, o una división de hombres bien equipados en una frontera, puede ser más útil para nuestra seguridad real que la multiplicación de armas asombrosas más allá de toda necesidad racional. .

Pero nuestro compromiso con la seguridad nacional no es un compromiso de expandir nuestro establecimiento militar indefinidamente. No descartamos el desarme como un simple sueño ocioso. Porque creemos que, al final, es la única forma de asegurar la seguridad de todos sin menoscabar los intereses de nadie. Tampoco confundimos la negociación honorable con el apaciguamiento. Si bien nunca nos cansaremos de la defensa de la libertad, tampoco abandonaremos la búsqueda de la paz.

En esta búsqueda, las Naciones Unidas requieren nuestro pleno y continuo apoyo. Su valor al servicio de la causa de la paz se ha demostrado nuevamente en su papel en el asentamiento de Nueva Guinea Occidental, en su uso como foro para la crisis cubana y en su tarea de unificación en el Congo. Hoy en día, las Naciones Unidas son principalmente el protector de los pequeños y los débiles, y una válvula de escape para los fuertes. Mañana puede formar el marco para un mundo de derecho, un mundo en el que ninguna nación dicta el destino de otra, y en el que los vastos recursos ahora dedicados a medios destructivos servirán para fines constructivos.

En resumen, dejemos que nuestros adversarios elijan. Si eligen la competencia pacífica, la tendrán. Si se dan cuenta de que sus ambiciones no pueden tener éxito, si ven que sus "guerras de liberación" y la subversión finalmente fracasarán, si reconocen que hay más seguridad en aceptar la inspección que en permitir que nuevas naciones dominen las artes negras de la guerra nuclear. ? y si están dispuestos a dedicar sus energías, como nosotros, a las grandes tareas inconclusas de nuestros propios pueblos ?, entonces, seguramente, las áreas de acuerdo pueden ser muy amplias: una comprensión clara de Berlín, estabilidad en el sudeste asiático, el fin de los ensayos nucleares, nuevos controles de los ataques sorpresivos o accidentales y, en última instancia, el desarme general y completo.

Porque no buscamos la victoria mundial de una nación o sistema, sino la victoria mundial del hombre. El mundo moderno es demasiado pequeño, sus armas son demasiado destructivas y sus desórdenes son demasiado contagiosos para permitir cualquier otro tipo de victoria.

Para lograr este fin, Estados Unidos seguirá gastando una porción mayor de su producción nacional que cualquier otro pueblo del mundo libre. Durante 15 años, ninguna otra nación libre se ha exigido tanto a sí misma. A través de guerras calientes y frías, a través de la recesión y la prosperidad, a través de las edades del átomo y el espacio exterior, el pueblo estadounidense nunca ha vacilado y su fe nunca ha flaqueado. Si a veces nuestras acciones parecen dificultar la vida de otros, es solo porque la historia nos ha hecho la vida difícil a todos.

Pero los días difíciles no tienen por qué ser oscuros. Creo que estos son días orgullosos y memorables por la causa de la paz y la libertad. Estamos orgullosos, por ejemplo, del Mayor Rudolf Anderson que dio su vida por la isla de Cuba. Saludamos al especialista James Allen Johnson que murió en la frontera de Corea del Sur. Rendimos honor al sargento Gerald Pendell, asesinado en Vietnam. Están entre los muchos que en este siglo, lejos de casa, han muerto por nuestro país. Nuestra tarea ahora y la tarea de todos los estadounidenses es cumplir con su compromiso.

Amigos míos: cierro con una nota de esperanza. No nos adormece la momentánea calma del mar o los cielos algo más despejados. Conocemos las turbulencias que se encuentran debajo y las tormentas que están más allá del horizonte este año. Pero ahora los vientos de cambio parecen soplar con más fuerza que nunca, tanto en el mundo del comunismo como en el nuestro. Durante 175 años hemos navegado con esos vientos a nuestras espaldas y con las mareas de la libertad humana a nuestro favor. Dirigimos nuestro barco con esperanza, como dijo Thomas Jefferson, "dejando a Fear a popa".

Hoy todavía damos la bienvenida a esos vientos de cambio y tenemos todas las razones para creer que nuestra marea corre fuerte. Con agradecimiento a Dios Todopoderoso por ayudarnos a atravesar un pasaje peligroso, le pedimos nuevamente su ayuda para guiar la "Unión del Buen Barco".


El asesinato

Multitudes de gente emocionada se alinearon en las calles y saludaron a los Kennedy. El automóvil salió de Main Street en Dealey Plaza alrededor de las 12:30 p.m. Mientras pasaba por el depósito de libros escolares de Texas, los disparos repentinamente resonaron en la plaza.

Las balas alcanzaron el cuello y la cabeza del presidente y se desplomó hacia la Sra. Kennedy. El gobernador recibió un disparo en la espalda.

El coche aceleró hasta el Parkland Memorial Hospital a solo unos minutos de distancia. Pero poco se podía hacer por el presidente. Se convocó a un sacerdote católico para administrar los últimos ritos, y a la 1:00 p.m. John F. Kennedy fue declarado muerto. Aunque gravemente herido, el gobernador Connally se recuperaría.

El cuerpo del presidente fue llevado a Love Field y colocado en el Air Force One. Antes de que despegara el avión, Lyndon B. Johnson, de rostro sombrío, se paró en el apretado y abarrotado compartimiento y tomó el juramento del cargo, administrado por la jueza del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Sarah Hughes. La breve ceremonia tuvo lugar a las 14:38 horas.

Menos de una hora antes, la policía había arrestado a Lee Harvey Oswald, un empleado recientemente contratado en Texas School Book Depository. Estaba detenido por el asesinato del presidente Kennedy y el tiroteo fatal, poco después, del patrullero J. D. Tippit en una calle de Dallas.

El domingo por la mañana, 24 de noviembre, estaba programado el traslado de Oswald de la jefatura de policía a la cárcel del condado. Los espectadores de todo Estados Unidos que vieron la cobertura de televisión en vivo de repente vieron a un hombre apuntar con una pistola y disparar a quemarropa. El agresor fue identificado como Jack Ruby, propietario de un club nocturno local. Oswald murió dos horas después en el Parkland Hospital.


Contenido

Diseñado por John Trumpy y construido por el famoso John H. Mathis & amp Company Shipbuilders en Camden, Nueva Jersey, Secoya se completó a un costo de aproximadamente $ 200,000 y se lanzó el 27 de octubre de 1925. [5] Originalmente llamado el Sequoia II, fue el segundo de cuatro yates sucesivamente más grandes construidos entre 1924 y 1931 para el Sr. y la Sra. Richard McCall Cadwalader de Filadelfia. [5] El tercer y cuarto yates del Cadwalader fueron nombrados Savarona y Savarona II, respectivamente. [6]

A 104 pies de largo, Sequoia II El casco se construyó originalmente con pino amarillo de hoja larga sobre marcos de roble blanco y su caseta de cubierta de caoba y teca. Ella es capaz de dormir cómodamente a ocho invitados en sus tres camarotes dobles y dos individuales, tiene amplios cuartos para la tripulación y tiene capacidad para 22 personas para cenas formales. [7] [8]

Richard M. Cadwalader y Emily Roebling Cadwalader Editar

Richard Cadwalader era un destacado banquero de Filadelfia y su esposa, Emily Roebling Cadwalader, era heredera de la fortuna de Roebling. Emily era nieta de John Augustus Roebling, ingeniero jefe y diseñador original del Puente de Brooklyn, y recibió su nombre de su tía paterna, Emily Warren Roebling. [9]

Emily Roebling Cadwalader se convirtió en la fuerza impulsora detrás de los cuatro yates excepcionales construidos para los Cadwaladers, que culminaron en 1931 con el 446 pies Savarona II.

Sequoia II bautizo y uso temprano Editar

Los periódicos locales relatan que el 26 de octubre de 1925, después de llegar con su grupo en dos automóviles Rolls-Royce, la Sra. Cadwalader rompió una botella de champán contra la proa del Sequoia II conmemorando su servicio a su familia. Curiosamente, estos relatos de Sequoia II El bautizo no menciona la prohibición cuando se habla del champán. [5] Los Cadwaladers zarparon Sequoia II en varios viajes de alto perfil a las costas de Florida durante 1925 y 1926, incluso a West Palm Beach y Miami. [10] [11]

Tres años después de haber sido construido para los Cadwaladers, Sequoia II fue vendido a William Dunning, un ejecutivo petrolero con sede en Houston que utilizó el barco para varios viajes de juego a Cuba y viajes relacionados con negocios a lo largo de la costa mexicana. [9] Dunning se vio obligado a vender Sequoia II durante la Gran Depresión.

El 24 de marzo de 1931, la Oficina de Navegación de los Estados Unidos dentro del Departamento de Comercio compró Sequoia II de Dunning por aproximadamente $ 40,000. [7] Sequoia II inicialmente se utilizó para patrullar las bahías de Chesapeake y Delaware como un barco señuelo para atraer a posibles contrabandistas. [9] Con la esperanza de vender licor ilegal, los contrabandistas se unían a lo que se consideraba el yate de una familia adinerada solo para ser arrestados.

Servicio presidencial Editar

Administración de Hoover Editar

Se sabía que Herbert Hoover tenía afecto por las casas flotantes Mathis-Trumpy, como Secoya, y había pasado tiempo entre su victoria electoral y su investidura y durante la primera parte de su administración navegando y pescando en Florida a bordo del yate. Saunterer, [12] una casa flotante Mathis-Trumpy de 98 pies propiedad de su amigo, Jeremiah Milbank.

Habiendo dado de baja el antiguo yate presidencial El Mayflower en 1929, Herbert Hoover inició Sequoia II presidencial utilizándola en diversas ocasiones durante los últimos años de su Administración. Esto incluyó cuatro viajes documentados desde 1931 hasta 1933 para asuntos presidenciales oficiales, así como para cruceros de placer. [13] Varios medios informativos informaron sobre el estado de los viajes de pesca de Hoover a bordo. Secoya. [14] Durante 1932, el presidente y la señora Hoover pasaron la Navidad y la víspera de Año Nuevo a bordo del Sequoia II como parte de un viaje de pesca de diez días a lo largo de las costas de Georgia y Florida. [15] Hoover usó una foto del indulgente yate en su tarjeta de Navidad de la Casa Blanca de 1932, cuando muchos estadounidenses sufrían la Depresión y luchaban por satisfacer sus necesidades básicas.

Administración de Roosevelt Editar

El presidente Franklin D. Roosevelt usó el yate con más frecuencia, con más de cincuenta salidas registradas entre 1933 y 1935. [16] El 25 de marzo de 1933, lo que ahora se conoce simplemente como Secoya y ya no Sequoia II, se convirtió en el yate presidencial oficial después de que fue transferido del Departamento de Comercio al Departamento Naval. [17] Se instaló un ascensor para permitir el acceso del presidente afectado por la poliomielitis, quien, como Hoover antes que él, disfrutaba de la pesca a bordo del Sequoia y también usaba el barco para reuniones importantes y cumbres. [17]

El 23 de abril de 1933, el presidente Roosevelt recibió al primer ministro británico James Ramsay MacDonald como su primer invitado en el Sequoia. Durante un crucero a Mount Vernon, hablaron sobre la Gran Depresión, la desmilitarización, el ascenso de Adolf Hitler y las estrategias para evitar la amenaza de una posible nueva guerra con Alemania. [18] [19] Cuando quedó claro que estos esfuerzos estaban fracasando y la guerra se acercaba, el Secoya fue considerado inseguro para el presidente, y el 9 de diciembre de 1935, Secoya fue reasignado oficialmente al Secretario de Marina y el USS con casco de acero Potomac fue designado como el yate presidencial. [20] Durante las próximas tres décadas, Secoya sirvió a placer del Secretario de Marina de los Estados Unidos hasta su puesta en servicio en 1969 como yate presidencial. [20]

Administración de Truman Editar

Mientras servía como yate para el Secretario de la Marina, los presidentes de Estados Unidos y los miembros del gabinete continuaron usando el Sequoia, a menudo como telón de fondo para momentos críticos en la historia de Estados Unidos.

El presidente Harry S. Truman que usó el USS Williamsburg como su yate oficial, sin embargo llamado Secoya para albergar las primeras conversaciones sobre control de armas atómicas. Solo tres meses después del lanzamiento de bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, estaba a bordo del Secoya durante un crucero en noviembre de 1945 por el Potomac, pasando por Mount Vernon, Truman discutió por primera vez la promesa de la energía atómica y la necesidad de controlar las armas atómicas con los líderes aliados más cercanos de Estados Unidos, los primeros ministros Clement Attlee de Gran Bretaña y Mackenzie King de Canadá. [21] El 16 de septiembre de 1946, el calendario del entonces general Dwight David Eisenhower muestra que se conoció a bordo del Secoya con el almirante de la flota estadounidense Chester W. Nimitz, el general Carl Spaatz y el mariscal de campo británico Bernard Law Montgomery. Esta reunión, bajo la apariencia de un crucero a Mount Vernon, inició una serie de discusiones políticas y militares altamente clasificadas de las que surgió la Unión Europea Occidental, que se formó en 1948, seguida por la OTAN un año después.[22] El general Eisenhower sirvió más tarde de 1951 a 1952 como el primer comandante supremo de la OTAN.

Administración de Eisenhower Editar

En la elección a la presidencia, Eisenhower ordenó a su Estado Mayor Conjunto (incluido el Almirante Arthur W. Radford, el Presidente del Estado Mayor Conjunto) que se reunieran en el Secoya para formular y desarrollar aún más un plan para implementar la política defensiva "New Look" de Eisenhower. El 6 de agosto de 1953, el almirante Radford y sus compañeros jefes zarparon en la bahía de Chesapeake a bordo del Secoya. Los líderes militares entendieron que el presidente quería un consenso y no fue sino hasta tarde el 8 de agosto, una vez que todos los jefes firmaron lo que se conocería como el "Informe Sequoia", que el Secoya regresó a Washington. [23] El Informe Sequoia ayudó a introducir una estrategia defensiva para reducir el tamaño general y el costo de las fuerzas armadas y depender en gran medida de la disuasión nuclear, una doctrina que serviría como un punto de inflexión definitorio en la estrategia estadounidense durante la Guerra Fría. [20]

Kennedy Administration Editar

El uso del presidente Kennedy de Secoya no está tan bien documentado como el de otros presidentes. Los fotógrafos del gobierno no lo acompañaron en el yate y, curiosamente, inmediatamente después de su asesinato, se dio la orden de destruir todos los registros personales asociados con Secoya uso durante la administración Kennedy. [20] En ese momento, Paul "Red" Fay, uno de los amigos y confidentes más cercanos de Kennedy, se desempeñaba como secretario interino de la Marina.

Durante octubre de 1962, el presidente Kennedy celebró reuniones de estrategia sobre Secoya para discutir la Crisis de los Misiles Cubanos. [24] El 29 de mayo de 1963, los Kennedy organizaron un crucero para celebrar el 46º y último cumpleaños del presidente. A las 8 pm, la pareja abordó Secoya con la música de dos orquestas. Con 25 amigos y familiares, el presidente y sus invitados bailaron después de una comida de filete asado y Dom Perignon. [25] [26] En palabras de Clement Norton, un amigo cercano de la familia Kennedy que estaba a bordo esa noche, "Nunca puedes imaginar nada más feliz, normal o agradable". [27] Las fotografías icónicas que documentan el último cumpleaños del presidente no fueron tomadas por un fotógrafo oficial de la Casa Blanca, sino por el oficial de la marina a cargo de Secoya utilizando su propia cámara Kodak Instamatic. La presencia de Mary Pinchot Meyer en la celebración íntima y su asesinato al año siguiente han sido temas de mucha especulación.

En el momento en que el presidente Kennedy fue asesinado en Dallas el 22 de noviembre de 1963, él y la Primera Dama estaban programados para recibir a amigos para un crucero dominical a bordo. Secoya, dos días después, el 24 de noviembre de 1963. [28] En abril de 1964, la Sra. Kennedy viuda pasó una noche a bordo Secoya con un grupo de amigos más cercanos del presidente Kennedy. Frank Gannon, el pianista a bordo ese día, relata una triste y conmovedora historia de la Sra. Kennedy pidiéndole que toque “Me and My Shadow”, una canción sobre estar solo. [28] El 27 de mayo de 1964, dos días antes de lo que habría sido el cumpleaños número 47 de Kennedy, su familia más cercana y algunos amigos se reunieron nuevamente a bordo. Secoya para un crucero con cena documentado por el escritor de discursos e historiador presidencial de Kennedy, Arthur Schlesinger Jr.

Johnson Administration Editar

En una entrevista después de que su esposo dejara el cargo, la ex primera dama, Lady Bird Johnson, recordó la “historia de amor de Johnson con la Secoya se remonta de hecho a 1949 ". [29] Habiéndose hecho amigo del entonces secretario de Marina y pronto secretario de Defensa, James Forrestal, el futuro presidente y la primera dama habían sido invitados a bordo del barco en numerosas ocasiones durante las administraciones de Roosevelt y Truman. [30]

Como vicepresidente de Kennedy, Johnson realizó ocho viajes registrados a bordo Secoya. Como presidente, el uso de Johnson de Secoya aumentaría, con más de 35 viajes registrados durante sus 5 años en el cargo. [31] Durante 1964, el presidente Johnson ordenó que se retirara el ascensor de FDR y se instalara una barra en su lugar. [32] Johnson utilizó Secoya para presionar a los miembros del congreso sobre asuntos legislativos críticos, incluidos los derechos civiles, y para elaborar estrategias con sus asesores con respecto a decisiones importantes, incluida la escalada de la guerra de Vietnam. [33] Secoya se utilizó para albergar a los embajadores extranjeros, así como a los líderes de Turquía y Grecia que discutieron el problema actual de Chipre. [34] El presidente Johnson utilizó con frecuencia Secoya como un lugar para relajarse y ver una película.

Administración de Nixon Editar

Secoya El pasajero presidencial más frecuente fue el sucesor de Johnson, Richard Nixon. El presidente Nixon registró más de 80 viajes a bordo del yate mientras estaba en el cargo.

El 19 de junio de 1973, cuando un grupo de diplomáticos estadounidenses y soviéticos acompañó al presidente y al secretario general Leonid Brezhnev en una cena de trabajo a bordo del yate. A lo largo de su crucero, los líderes discutieron un acuerdo entre los EE. UU. Y la URSS sobre la prevención de la guerra nuclear, que fue firmado por el presidente Nixon y el secretario general Brezhnev dos días después, el 22 de junio de 1973, durante la Cumbre de Washington. [35] Fue a bordo del Sequoia que el presidente Nixon decidió dimitir e informó a su familia. [36] En una entrevista de 1983 realizada por Frank Gannon de la Fundación Nixon titulada "La pistola humeante y la secuoya", el ex presidente Nixon describe el crucero del 5 de agosto de 1974 a bordo del Secoya durante el cual se enteró de que un tribunal le había ordenado que liberara la transcripción de una grabación que mostraba que aprobaba el encubrimiento del robo de Watergate. [37]

Administración de Ford Modificar

Tras la renuncia del presidente Nixon el 9 de agosto de 1974, Gerald Ford asumió la presidencia. Ford usado Secoya menos que Nixon. En mayo de 1975, Ford fue el primer presidente conocido en organizar una reunión de gabinete a bordo del barco. Durante cuatro horas, el presidente y su gabinete discutieron una amplia gama de problemas que enfrenta Estados Unidos, incluida una discusión sobre las relaciones con el Congreso, confrontando el tema de los refugiados vietnamitas y el estado del programa de energía de los Estados Unidos a la luz de la crisis del petróleo de 1973. [38]

Más tarde ese verano, la Sra. Nelson Rockefeller, esposa del vicepresidente Nelson Rockefeller, entretuvo a la Sra. Takeo Miki (esposa del Primer Ministro de Japón) en un crucero por el Potomac durante una visita de estado. [39] De manera similar, en octubre de 1975, el yate navegaría a lo largo del Potomac para entretener al emperador Hirohito y la delegación de Japón que lo acompañaba. Otro visitante notable a bordo de la Sequoia durante los años de Ford fue el primer ministro de Canadá, Pierre Trudeau, quien en 1976, tuvo una cena de trabajo con el presidente a bordo. Secoya. [40]

El presidente Ford celebró su 62 cumpleaños en la Sequoia poco después de una fiesta sorpresa ofrecida por el personal de la Casa Blanca. [41] En 1975, Susan Ford organizó una fiesta previa al baile de graduación a bordo del yate con un grupo de amigos, y luego celebró su 19 cumpleaños a bordo del Sequoia el año siguiente. [42] La Primera Dama Betty Ford organizó un crucero Sequoia el 9 de junio de 1976 en celebración del 50 cumpleaños de Happy Rockefeller. [43]

Administración de Carter Editar

Después de 46 años de servicio gubernamental, citando preocupaciones de costos: el Secoya les cuesta a los contribuyentes un estimado de $ 800,000 al año - el presidente Carter ordenó la Secoya venderse en una subasta. Carter recordaría más tarde haber vendido el yate como un error. En una conversación con el locutor Ray Suárez, Carter dijo: “La gente pensaba que no estaba siendo lo suficientemente reverente con el cargo que ocupaba, que era demasiado agricultor de maní, no lo suficientemente aristócrata, o algo así. Así que creo que eso demuestra que el pueblo estadounidense quiere algo, un elemento de la imagen de la monarquía en la Casa Blanca ". [44] En su autobiografía de 2015 "Una vida plena: reflexiones a los 90 " El presidente Carter escribió sobre vender Sequoia "Estaba decidido a ser estricto con los gastos de la nación y a dar ejemplo en mi vida personal. Decidí vender el yate presidencial Secoya, y minimizar la reproducción de “Ruffles and Flourishes” cuando llegaba a las reuniones públicas. Me sorprendió cuando algunos de estos cambios resultaron ser bastante impopulares y saber cuánto apreciaba el público la pompa y la ceremonia de la presidencia ".

Winston Churchill y el Secoya Editar

Secoya sirvió de refugio para que los presidentes se relajaran con amigos y realizaran negocios fuera de la atención pública. Como resultado, no existe evidencia documental oficial de muchos eventos que tuvieron lugar a bordo del yate, y se ha desarrollado cierta tradición, particularmente con respecto a las actividades del primer ministro británico Winston Churchill a bordo. Secoya. Esto incluye, pero no se limita a, Churchill y Roosevelt que planean juntos el día D en la mesa grande en Secoya salón principal, Churchill regalando tumbonas de la Reina María por Secoya La cubierta superior y Churchill fueron el ímpetu detrás de Roosevelt desmantelar el USS Secoya para que los dos líderes pudieran beber a bordo: las bebidas alcohólicas estaban prohibidas a bordo de los buques navales comisionados. A pesar de estas leyendas persistentes, Churchill nunca fue documentado a bordo del yate.

Secoya ha tenido 7 propietarios desde que fue vendido por el gobierno de los EE. UU. en 1977. Algunos de los propietarios anteriores buscaron compensar los costos de mantenimiento y operación de la embarcación ofreciendo Secoya para charter privado, y otros eran grupos sin fines de lucro que buscaban mantenerla por razones históricas y / o devolverla al servicio presidencial.

Thomas Malloy compró Secoya del gobierno de los Estados Unidos en mayo de 1977 por $ 286,000. [45] [46] Tres meses después, Malloy revendió Secoya a una sociedad dirigida por Norman Pulliam por $ 355,000. El Sr. Pulliam mantuvo Secoya en Myrtle Beach SC y luego la vendió al Ocean Learning Institute de Palm Beach, FL durante marzo de 1980 por $ 750,000. El instituto utilizó Secoya para entretener a los donantes potenciales. [47]

Presidential Yacht Trust, una organización sin fines de lucro, adquirió Secoya del Instituto por aproximadamente $ 1,1 millones en 1980 y trajo Secoya de regreso a D.C para uso del presidente y su gabinete. El presidente y la Sra. Reagan dejaron que se supiera "Hay cierto sentimiento en la Casa Blanca de que [el presidente] no debería estar en un yate de un millón de dólares cuando tiene que recortar programas como cupones de alimentos y demás". [48 ] Aunque Reagan prefirió aparecer a caballo, autorizó el uso de su gabinete de Secoya. Durante un almuerzo a bordo de agosto de 1982 Secoya, E.P.A. La administradora Anne Gorsuch Burford (madre del futuro juez de la Corte Suprema Neil Gorsuch) anunció a ocho funcionarios de la Administración Reagan que estaba reteniendo fondos federales para limpiar un sitio de desechos tóxicos cerca de Los Ángeles para evitar ayudar a la campaña del exgobernador de California Brown en el Senado. un demócrata. [49] Cuando el Congreso acusó a la EPA de haber manejado mal los sitios Superfund de desechos tóxicos y exigió registros, Gorsuch se negó y se convirtió en el primer director de la agencia en la historia de los Estados Unidos en ser citado por desacato al Congreso. Durante 1984 Secoya recibió una bienvenida de héroes cuando la llevaron a una gira de ocho meses y 6,000 millas por el país.

Una Resolución del Congreso escrita para ayudar al Fideicomiso a traer Secoya de nuevo al servicio del gobierno, aprobada en diciembre de 1985. Secoya se sometió a una restauración de $ 2 millones en 1986 antes de participar en la flotilla de embarcaciones que celebraban el centenario de la Estatua de la Libertad el 4 de julio de 1986. El vicepresidente George H.W. Bush utilizó Secoya en mayo de 1987 para albergar un día de reuniones con Yang Shangkun, quien posteriormente se desempeñó como Presidente de la República Popular China de 1988 a 1993. [50] [51] Secoya fue designado como Monumento Histórico Nacional en marzo de 1988. Las consideraciones políticas dictaban que si la Sequoia debía devolverse al gobierno para que la usara el presidente, el costo no debería ser asumido por el gobierno de los EE. UU. El Fideicomiso se sorprendió por el requisito de la Marina de que el Fideicomiso no solo pagara por el yate y sus operaciones, sino también por la seguridad que requeriría el Presidente. Al no poder pagar una factura de reparación de $ 2 millones, el título del yate se transfirió al astillero de Virginia y Sequoia pasó 6 años almacenada. [52]

Al asumir el cargo, la Casa Blanca de Clinton trabajó en estrecha colaboración con el Trust durante 1993 y 1994 para que Kuwait comprara Secoya del astillero de Virginia donde estaba almacenada y transfirió el título del Trust como regalo al pueblo estadounidense y un gesto de gratitud a los EE. UU. por liderar una coalición de 34 condados para liberar Kuwait después de la invasión iraquí de Saddam Hussein en 1990. [53]

Un comprador japonés estaba a punto de comprar Secoya y trasladarla a Tokio, cuando The Sequoia Presidential Yacht Group LLC compró Secoya del astillero de Virginia en septiembre de 2000 por aproximadamente $ 2,0 millones y la puso a disposición en Washington, DC para vuelos privados hasta 2014. [54]

El presidente Clinton asistió a uno de esos eventos a bordo Secoya el 17 de octubre de 2000 [55], lo que lo convierte en la décima persona que se desempeñó como presidente de los EE. UU. Sequoia mazos: la lista completa incluye: Herbert C. Hoover, Franklin D. Roosevelt, Harry S. Truman, Dwight D. Eisenhower, John F. Kennedy, Lyndon B. Johnson, Richard M. Nixon, Gerald R. Ford, George HW Bush (mientras era vicepresidente) y William J. Clinton.

Durante 2005, The Mystic Seaport Museum (ubicado en Mystic, Connecticut) celebró un acuerdo de opción exclusivo de 6 meses para comprar Sequoia del Sequoia Presidential Yacht Group, pero no pudo recaudar los $ 20 millones necesarios para comprar, restaurar y mantener la embarcación. Tras el vencimiento de su opción, el presidente del museo dijo al New York Times, "[Él] estaba decepcionado porque el Sequoia, un hito histórico nacional, es probablemente el buque más deseable en manos privadas". [56]

Secoya es actualmente propiedad de FE Partners, una empresa de cartera de Equator Capital Group con sede en Washington D.C. que compró Secoya en octubre de 2016 por $ 7,8 millones. Equator Capital está controlada por L. Michael Cantor y está en proceso de restaurar la Secoya en un astillero de reparaciones en Belfast, Maine. Cuando MegaYacht News le preguntó acerca de los planes futuros, Cantor declaró: “Una vez restaurado, nuestra intención es traer Secoya de regreso a Washington, donde servirá como un lugar para enseñar la historia presidencial estadounidense y promover las causas de la conservación de los océanos ”[57].

Socios FE comprados Secoya después de un prolongado litigio con The Sequoia Presidential Yacht Group, el antiguo propietario que creía Secoya por un valor significativamente mayor que el precio de compra de $ 7,8 millones y presentó una demanda en enero de 2013 contra FE Partners para bloquear la venta. Como parte de un contrato de préstamo, el antiguo propietario había proporcionado a FE Partners la opción de comprar Sequoia por $ 13 millones o en caso de incumplimiento del contrato de préstamo por $ 7,8 millones. [58] [59] El 29 de agosto de 2013, un tribunal de Delaware emitió un fallo por incumplimiento contra el antiguo propietario y confirmó el derecho contractual de compra de FE Partner Secoya por $ 7.8 millones. El 14 de noviembre de 2017, el mismo Tribunal de Delaware determinó la cantidad total de fondos que FE Partners había prestado al antiguo propietario, honorarios legales, Sequoia Deudas de terceros y el costo de reparación Secoya superó el precio de compra de $ 7,8 millones. Como consecuencia, el Tribunal también dictaminó que FE Partners no estaba obligada a pagar fondos adicionales al antiguo propietario. [58]

Al comprar Secoya en octubre de 2016, FE Partners presentó una demanda contra Chesapeake Boat Works de Deltaville, Virginia [60] que había dañado Secoya mientras la sacaba del agua en un ferrocarril marítimo durante diciembre de 2014. FE Partners ganó una indemnización de $ 700,000 contra el astillero de Virginia el 22 de febrero de 2019, [61] y luego comenzó el proceso de remoción Secoya del ferrocarril, colocándola en una barcaza y transportando la barcaza de Virginia a Maine. En septiembre de 2019, el Secoya fue trasladado por primera vez en barcaza desde Deltaville, Virginia, a Cambridge, Maryland. [62] y luego durante octubre, desde Cambridge, Maryland hasta Belfast, Maine, donde Secoya llegó el 22 de octubre de 2019 para comenzar su restauración por French & amp Webb Inc por un precio no revelado.

Según MegaYacht News, el Secoya la restauración requerirá de 9 a 10 meses de planificación cuidadosa antes de que pueda comenzar la remodelación. [63] French y su equipo están obteniendo maderas para complementar y / o reemplazar su pino amarillo de hoja larga, caoba y teca.


Contenido

La primera familia protagonizó al comediante e imitador Vaughn Meader como Kennedy y Naomi Brossart como la Primera Dama. La habilidad de Meader para hacerse pasar por Kennedy se perfeccionó en el circuito de stand-up, con su acento de Nueva Inglaterra naturalmente cercano al acento familiar de Kennedy, y a menudo parodiado, de Harvard, necesitaba ajustar su voz solo ligeramente para sonar como el presidente. Brossart fue una actriz de teatro y modelo en su debut discográfico. [4]

La primera familia fue escrito y producido por Bob Booker, Earle Doud y George Foster Booker y Doud también estaban en el elenco y recibieron la factura de la portada, ya que el álbum se titula oficialmente Bob Booker y Earle Doud presentan la primera familia. El álbum también cuenta con la voz de Jim Lehner, Bradley Bolke, Chuck McCann, Bob McFadden y Norma MacMillan. Fue grabado frente a una audiencia de estudio en vivo.

Meader reveló más tarde: "Mucha gente no sabe esto, pero grabamos La primera familia en la noche del 22 de octubre de 1962, la misma noche del Discurso de Crisis de los Misiles Cubanos de John F. Kennedy. La audiencia estaba en el estudio y no tenía idea del drama que estaba teniendo lugar. Pero el elenco había escuchado el discurso y nuestras gargantas casi se nos cayeron a los dedos de los pies, porque si la audiencia hubiera escuchado el Discurso de los Misiles Cubanos, no hubiéramos recibido la reacción que recibimos ". Durante la Crisis de los Misiles Cubanos, Cadence Records casi canceló la distribución. del registro, asumiendo que Estados Unidos iría a la guerra.

Aunque el auge de los álbumes de comedia se multiplicaba en 1962, la producción de un disco que imitaba al presidente encontró una fuerte oposición. James Hagerty, un alto ejecutivo de ABC-Paramount Records y exsecretario de prensa del presidente Dwight D. Eisenhower, dijo que el álbum propuesto sería "degradante para la presidencia" y proclamó que "a todos los países comunistas del mundo les encantaría este disco". Después de otros rechazos, Cadence Records acordó distribuir el álbum y, en un mes, el disco apareció en los estantes de las tiendas y registró grandes ventas.Dos semanas después, había vendido más de 1 millón de copias, superando el álbum debut de Peter, Paul and Mary. [5]

En cuestión de semanas, muchos estadounidenses podrían recitar líneas favoritas del disco, incluido "el schwan [cisne] de goma es mío", y "seguir adelante. Con gran vigah [vigor]", este último satirizando las propias palabras del presidente. El álbum se burló de la historia de Kennedy PT-109, las mecedoras que usó para su dolorosa espalda, el conocido atletismo del clan Kennedy, los juegos de fútbol y la unión familiar, los niños en la Casa Blanca y la naturaleza de voz suave de Jackie Kennedy y su redecoración de los blancos. House y muchos otros conocimientos que el público estaba ansioso por consumir. Se dijo que el propio Kennedy había dado copias de los álbumes como regalos de Navidad, y una vez saludó a un grupo del Comité Nacional Demócrata diciendo: "Vaughn Meader estaba ocupado esta noche, así que vine yo mismo". [6] Según el reportero de UPI Merriman Smith, durante una reunión del gabinete Kennedy jugó todo el récord para todos. En una conferencia de prensa, se le preguntó a Kennedy si el álbum había producido "molestia (sic) o disfrute". Él respondió en broma: "Escuché el disco del Sr. Meader y, francamente, pensé que sonaba más a Teddy que a mí. Entonces, ahora él es molesto ". [7]

La primera familia ganó el premio Grammy por Álbum del año en 1963. [8] Ese mes de marzo, la mayoría del mismo elenco grabó un álbum secuela, La primera familia, volumen dos, una combinación de comedia hablada y canciones. Lanzado en la primavera de 1963, Volumen dos también tuvo éxito, alcanzando el puesto número 4 en la lista de álbumes en junio de 1963. [9]

Inmediatamente después del asesinato de Kennedy el 22 de noviembre de 1963, los productores Booker y Doud, junto con el presidente de Cadence, Archie Bleyer, retiraron ambos álbumes de las ventas y destruyeron todas las copias no vendidas para no "cobrar" aparentemente la muerte del presidente. Ambos álbumes permanecieron agotados hasta que finalmente se reeditaron en CD juntos en 1999.

En 1962, también se lanzaron dos álbumes similares:

  • La otra familia parodió el régimen de Nikita Khrushchev de la Unión Soviética y contó con Buck Henry, Joan Rivers y George Segal.
  • ¡El presidente contraataca! fue una respuesta imaginaria del presidente Kennedy a La primera familia, escrito por el futuro colaborador de Mel Brooks, Ron Clark.

Durante la administración de Lyndon Johnson, Doud y Alen Robin lanzaron una serie de dos álbumes de comedia utilizando grabaciones reales de Johnson y otras figuras políticas para crear entrevistas simuladas de comedia: Bienvenido al rancho LBJ (1965) [10] y Banda del club de corazones solitarios de Lyndon Johnson (1967). [11]

En 1966, La nueva primera familia 1968: un cuento de hadas futurista fue emitida, coproducida por Bob Booker y George Foster, y protagonizada por el impresionista y cómico Will Jordan como el recién elegido presidente Cary Grant en esta fantasía política. Otros dos impresionistas notables también aparecieron en el álbum: John Byner y David Frye. La impresión de Frye de Richard Nixon luego aparecería en los álbumes de Elektra Records. Yo soy el presidente y Radio Free Nixon, entre otros. La impresión más famosa de Will Jordan, la del presentador de televisión y columnista de un periódico Ed Sullivan, no se utilizó en La nueva primera familia 1968. En cambio, Byner hizo la impresión de Ed Sullivan que se escuchó en el álbum.

En 1981, un nuevo álbum titulado La primera familia vuelve a montar fue emitida, coproducida por Doud y protagonizada por el impresionista Rich Little como el entonces presidente Ronald Reagan. [12]


PRIMERA MUJER:

UNA VIDA INACABADA por Robert Dallek PRESIDENTE KENNEDY: PERFIL DE PODER por Richard Reeves CONSTRUCCIÓN DEL PRESIDENTE: 1960 por Theodore H. White

Ley de salud mental comunitaria

El 31 de octubre de 1963, el presidente John F. Kennedy promulgó la Ley de Salud Mental Comunitaria (también conocida como Ley de Construcción de Centros de Salud Mental Comunitaria y Retraso Mental de 1963), que alteró drásticamente la prestación de servicios de salud mental e inspiró una nueva era de optimismo en la salud mental. Esta ley condujo al establecimiento de centros comunitarios integrales de salud mental en todo el país. Ayudó a las personas con enfermedades mentales que estaban & # 8220conscientes & # 8221 en hospitales e instituciones a regresar a sus comunidades.

Junto con esta ley, el desarrollo de medicamentos psicotrópicos más efectivos y nuevos enfoques de la psicoterapia hicieron que la atención comunitaria para personas con enfermedades mentales fuera una solución viable. En ese momento, un conjunto de pruebas cada vez mayor demostraba que las enfermedades mentales podían tratarse de manera más eficaz y rentable en entornos comunitarios que en los hospitales psiquiátricos tradicionales.

A medida que los servicios ofrecidos a las personas con enfermedades mentales se volvieron más diversos e integrales, también quedó claro que ayudar a las personas a funcionar a niveles óptimos requeriría la adición de servicios de tratamiento para los trastornos por adicción. Esta marca de servicio coordinada fue etiquetada como “cuidado de la salud conductual”, y brindar servicios integrales de salud mental y adicciones es el objetivo de las organizaciones comunitarias de salud conductual en la actualidad.

La atención de salud mental y adicciones basada en la comunidad sigue siendo una opción más eficaz que la institucionalización, en términos de acceso a atención médica de calidad y costo para el contribuyente y el pagador privado. Sin embargo, las organizaciones que brindan dicha atención han evolucionado mucho más allá de los centros comunitarios de salud mental originales.

La atención médica del comportamiento basada en la comunidad es brindada por una combinación de organizaciones gubernamentales y operadas por el condado, así como organizaciones privadas sin fines de lucro y con fines de lucro. Estos servicios de salud mental y adicción están financiados por un mosaico de fuentes, incluidos los programas estatales, federales y del condado de Medicaid Medicare, seguros privados y pagos por cuenta propia.

Consulte nuestra infografía que destaca los hitos y momentos importantes para los centros comunitarios de salud mental y uso de sustancias desde que se promulgó la ley.


Ver el vídeo: BIOGRAFÍA: JOHN F. KENNEDY 1917-1963 -AUDIO LATINOAMERICANO-