Cipactli y la creación azteca

Cipactli y la creación azteca

Muchas civilizaciones antiguas creían que al principio solo estaba presente el agua y que la tierra surgió a través de las acciones directas de una gran criatura. Los antiguos nativos americanos, chinos e hindúes pensaban que la tierra se formó o al menos descansaba sobre la espalda de una criatura enorme. Los aztecas de México tenían una creencia similar: que la Tierra fue creada a partir de la destrucción de un gran demonio marino, creado y conocido por los dioses como Cipactli.

Según la mitología azteca, inicialmente había cuatro dioses que representaban las cuatro direcciones cardinales: Huitzilopochtli, Tezcatlipoca, Xipe Totec y Quetzalcoatl, que se pensaba que representaban el norte, sur, este y oeste. Estos dioses crearon primero el agua y otros dioses, así como Cipactli.

Cipactli fue descrito de muchas maneras: un cocodrilo con características de sapo y pez, un demonio o monstruo marino. Independientemente de la descripción, los aztecas consideraban a este monstruo marino asexual como la fuente del cosmos. El apetito de Cipactli era insaciable y cada articulación de la criatura tenía una boca. Cuando los dioses comenzaron el proceso de creación, pronto se dieron cuenta de que sus otras creaciones caerían al vacío y serían devoradas por el demonio, por lo que decidieron destruir Cipactli. Tezcatlipoca atrajo al monstruo y perdió un pie ante su insaciable apetito antes de que los dioses pudieran derrotarlo. Cipactli se opuso, pero al final los dioses prevalecieron. Tiraron del cuerpo de Cipactli en cuatro direcciones y liberaron al universo de su cuerpo. Entonces Tezcatlipoca y Quetzalcoatl crearon los cielos y la Tierra y todo lo que hay en ellos del cuerpo de Cipactli. La cabeza de la criatura se convirtió en los trece cielos, su cola en el inframundo, su sección media en la Tierra, y así sucesivamente.

Nuevamente, aquí encontramos otro mito de la creación que se centra en un ser inusual, creado por dioses en medio de la nada, del cual brota toda la vida. ¿Podría ser esta otra forma de narrar una lucha entre seres extraños del cielo, también conocidos como extraterrestres? ¿Podría esta lucha, posiblemente, haber llevado a la invención humana? Si es así, ¿es posible que esta intervención esté en curso, dados los avances de la tecnología y la conciencia que estamos viviendo actualmente?

enlaces relacionados

Libros relacionados


    Tezcatlipoca

    Tezcatlipoca (/ ˌ t ɛ z k æ t l i ˈ p oʊ k ə / Náhuatl clásico: Tezcatlipōca Pronunciación de náhuatl: [teskatɬiˈpoːka] (escuchar) [2]) era una deidad central en la religión azteca, y su fiesta principal era la ceremonia Toxcatl celebrada en el mes de mayo. Uno de los cuatro hijos de Ometecuhtli y Omecihuatl. El Dios de la providencia, está asociado con una amplia gama de conceptos, que incluyen el cielo nocturno, los vientos nocturnos, los huracanes, el norte, la tierra, la obsidiana, la enemistad, la discordia, el gobierno, la adivinación, la tentación, los jaguares, la hechicería, la belleza, guerra y contienda. Su nombre en náhuatl a menudo se traduce como "Espejo humeante" [3] y alude a su conexión con la obsidiana, el material con el que se fabricaban los espejos en Mesoamérica y que se usaba para rituales chamánicos y profecías. [4] Otro talismán relacionado con Tezcatlipoca fue un disco usado como pectoral del pecho. Este talismán fue tallado en concha de abulón y representado en el cofre de Huitzilopochtli y Tezcatlipoca en ilustraciones del códice. [5] [6]

    Tenía muchos epítetos que aludían a diferentes aspectos de su deidad: Titlacauan / ˌ t ɪ tl ə ˈ k aʊ ə n / ("Somos sus esclavos"), Ipalnemoani ("El de quien vivimos"), Necoc Yaotl ("Enemigo de ambos lados"), Tloque Nahuaque ("Señor de los Cerca y la Noche ") y Yohualli Èhecatl (" Noche, Viento "), Ome Acatl [7] (" Dos Cañas "), Ilhuicahua Tlalticpaque (" Poseedor del Cielo y la Tierra "). [8]

    Cuando se lo representaba, generalmente se dibujaba con una franja negra y amarilla pintada en la cara. A menudo se le muestra con el pie derecho reemplazado por un espejo de obsidiana, un hueso o una serpiente, una alusión al mito de la creación en el que pierde su pie luchando con el Monstruo de la Tierra. A veces, el espejo se mostraba en su pecho y, a veces, emanaba humo del espejo. El nagual de Tezcatlipoca, su contraparte animal, era el jaguar y su aspecto de jaguar era la deidad Tepeyollotl ("Corazón de montaña"). En el calendario ritual azteca el Tonalpohualli Tezcatlipoca gobernaba la trecena 1 Ocelotl ("1 Jaguar") - también fue patrón de los días con el nombre Acatl ("Junco"). [9]

    La figura de Tezcatlipoca se remonta a deidades mesoamericanas anteriores adoradas por los olmecas y los mayas. Existen similitudes con la deidad patrona de los mayas k'iche 'como se describe en el Popol Vuh. Una figura central del Popol Vuh era el dios Tohil, cuyo nombre significa "obsidiana" y que estaba asociado con el sacrificio. También el dios maya clásico del reinado y el trueno conocido por los mayas modernos como "Dios K", o el "cetro del maniquí" y por los mayas clásicos como K'awil fue representado con un cuchillo de obsidiana humeante en la frente y una pierna reemplazada por una serpiente. [10] Aunque existen sorprendentes similitudes entre posibles imágenes anteriores de Tezcatlipoca, los arqueólogos están divididos en el debate. Es posible que sea el mismo dios al que los olmecas y mayas hacen referencia con su "deidad jaguar" o que Tezcatlipoca sea una última versión más expandida de los cimientos que los olmecas y mayas establecieron, ya que los aztecas a menudo se inspiraron en culturas anteriores. .


    Los aztecas construyeron su ciudad capital, Tenochtitlan, en el lago Texcoco. Construida sobre dos islas, el área se amplió utilizando chinampas, pequeñas islas artificiales creadas sobre la línea de flotación que luego se consolidaron. Tenochtitlan finalmente alcanzó un área de más de 13 kilómetros cuadrados (cinco millas cuadradas).

    En contraste con los grandes templos de piedra, las casas aztecas se construyeron principalmente con troncos de madera que estaban interconectados. También pueden haber usado ladrillos de barro (adobe). El suelo de las casas solía ser de tierra o podía estar hecho de piedra.


    En el panteón azteca, Huitzilopochtli es el guerrero del sol. Según la mitología azteca, el Sol no puede moverse por sí solo, por lo que necesita sacrificios humanos y requiere que los guerreros luchen por él para mantenerlo en movimiento.

    Huitzilocpohtli, entonces, es el guerrero que lucha por el sol y debido a esas luchas, el sol sigue moviéndose. Es por eso que también se lo identifica como el propio Dios Sol en algunas versiones de la mitología azteca. Su nombre significa "colibrí del sur" y a menudo se lo identifica como el dios de la guerra en la mitología azteca.


    Historia de la creación azteca: el renacimiento del mundo

    Los cinco soles fueron la clave para los renacimientos del mundo. los historia de la creación en el México antiguo y las áreas circundantes en realidad cambiaron con el paso del tiempo.

    Era probablemente adoptado por los aztecas para sus propios fines políticos, aunque incluso dentro del imperio azteca hubo variaciones de la historia.

    Pero los componentes básicos de la historia habían evolucionado durante siglos y siglos, por lo que vemos similitudes entre los Historias aztecas & # 8217s y las creencias de culturas anteriores.

    La historia de la creación azteca: renacimiento

    La historia de la creación, según los aztecas, es en realidad una historia de nacimiento, muertey renacimiento. Cuando el mundo es destruido, nace de nuevo mediante el sacrificio de uno de los dioses y, por tanto, mediante el nacimiento de un nuevo sol.

    Así que a menudo oirás hablar de la leyenda de los cinco soleslos cinco nacimientos del mundo. Han existido cinco soles y, por tanto, cinco mundos diferentes.

    Cuando se cuenta la historia, el orden de los mundos es a veces diferente, a veces hay incluso menos de cinco soles, pero la idea general sigue siendo la misma.

    Pero no es una historia de ciclos interminables, como puede ver en otras culturas. Para los aztecas, el universo tuvo un comienzo real & # 8230

    Al principio

    Al principio era el vacio. Fue en algún momento antiguo de la historia de la creación azteca que el dios dual, Ometecuhtli / Omecihuatl, se creó a sí mismo.

    (Mirando hacia atrás, por supuesto, los aztecas creían que los muchos opuestos que veían en el mundo tendrían que unirse de alguna manera en el origen del mundo.) Esta Dios era bueno y malo, caos y orden, hombre y mujer.

    Siendo hombre y mujer, pudo tener hijos. Tenía cuatro, que llegaron a representar las cuatro direcciones de norte, sur, este y oeste.

    Los dioses eran Huitzilopochtli (Sur), Quetzalcoatl (este), Tezcatlipoca (Oeste), y Xipe Totec (norte).

    Las direcciones eran muy importantes para los aztecas ya que se creía que su gran imperio estaba en el mismo centro del universo (¿Recuerdas lo que mencioné acerca de que la historia de la creación azteca es política?).

    Estos cuatro los dioses comenzaron a crear. Ellos agua creada, y otros dioses, y el monstruo marino Cipactli. Cipactli era en parte pez y en parte cocodrilo, una criatura masiva tan grande como todas las cosas que lo son ahora.

    Este era un monstruo consumidor, una mandíbula en cada articulación. Cipactli se convertiría en la fuente del cosmos de una manera extraña.

    Mientras los dioses continuaban creando, tenían un problema: sus creaciones caían al agua y eran devoradas por el terrible Cipactli.

    Entonces era hora de la guerra & # 8211 los cuatro dioses atacaron al monstruo marino, tirando de ella en cuatro direcciones. Ella se defendió, mordiendo a Tezcatlipoca y arrancándole el pie. Pero al fin Cipactli fue destruido.

    De esta enorme criatura, el universo fue creado (en algunas tradiciones esto sucedió entre los dos últimos soles). Todos los 13 cielos se estiran en su cabeza.

    La tierra fue creado en el medio, y ella la cola llega hasta el inframundo (Mictlán) (nueve inframundos, para ser exactos).

    Se podría decir que en la historia de la creación azteca el mundo está en la espalda de este monstruo marino, flotando en el agua del espacio (que recuerda la creencia iroquesa de que el mundo descansa sobre el lomo de una tortuga).

    El primer sol & # 8211 Jaguar Sun (Nahui Ocelot)

    Para completar el mundo, se tuvo que crear la gran fuente de energía & # 8211 el sol. Esta es la clave de los ciclos en la historia de la creación azteca.

    Pero el sol es tan poderoso, no se puede crear. Solo puede llegar a existir mediante el sacrificio de un dios. los dios elegido fue Tezcatlipoca.

    Tezcatlipoca solo manejó convertirse en medio sol, sin embargo, haciendo que esta primera creación esté incompleta. Durante la primera edad, los dioses crearon gigantes a partir de cenizas y les dieron bellotas para comer.

    Sin embargo, comenzó una pelea entre Quetzalcoatl y Tezcatlipoca. Al final, el sol cayó del cielo y, enojado, Tezcatlipoca envió jaguares para destruir a los gigantes.

    El Segundo Sol & # 8211 Viento Sol (Nahui Ehecatl)

    En este punto, Quetzalcoatl reemplazó a su hermano como el sol. Los humanos fueron creados como son ahora (talla normal).

    Vivieron en nueces de piñón, y por un tiempo las cosas estuvieron bien. Pero la gente se corrompió, y tal vez por venganza, Tezcatlipoca los convirtió en monos. Furioso, Quetzalcoatl envió un huracán para llevarse a los monos.

    El tercer sol & # 8211 Rain Sun (Nahui Quiahuitl)

    Tlaloc fue una de las primeras creaciones de los dioses., los dios de la lluvia y el agua. Se convirtió en el próximo sol. Pero sus problemas personales se convirtieron en su perdición. Una vez más, Tezcatlipoca fue el instigador.

    Tezcatlipoca robó a Tlaloc y la esposa de # 8217 (Xochiquetzal), y Tlaloc estaba desconsolado. Brillaba como el sol, pero se negó a enviar lluvia, a pesar de las súplicas de la gente.

    La sequía barrió la tierra, y finalmente, con rabia Tlaloc hizo llover fuego, quemando esta versión del mundo. (Otra versión atribuye la destrucción de este mundo directamente a la continua batalla entre Tezcatlipoca y Quetzalcoatl.).

    El cuarto sol & # 8211 Water Sun (Nahui Atl)

    La historia de la creación azteca continúa & # 8230 Esta vez los dioses seleccionados Tlaloc & # 8217s hermana para ser el sol. Ella estaba Calchiuhtlicue.

    Pero llenos de celos, Tezcatlipoca y Quetzalcoatl golpearon el sol. Mientras caía, el cielo se abrió y el agua inundó la tierra. Todas las cosas fueron destruidas de nuevo.

    En la oscuridad entre los soles, Quetzalcoatl descendió al inframundo para traer los huesos de los muertos. Se utilizarían para dar vida a las personas que no están en ninguna parte. (¡Esa es una historia completamente diferente!)

    El quinto sol & # 8211 Terremoto Sol

    los dioses reunidos para traer otro sol a la existencia. Aquí es cuando la historia de la creación azteca realmente explica lo que es el mundo hoy.

    los el orgulloso dios Tecuciztecatl se ofreció, pero los otros dioses prefirieron a los humildes Nanahuatzin. Se encendió una gran hoguera, pero Tecuciztecatl tuvo demasiado miedo en el último minuto para saltar. Nanahuatzin dio un salto. Lleno de celos, Tecuciztecatl saltó detrás, seguido de un águila valiente y un jaguar.

    Dos soles comenzaron a salir por el este. Era demasiado brillante & # 8211 los dioses arrojaron un conejo a la cara de Tecuciztecatl para atenuar la luz, y él se convirtió en la luna.

    Pero Nanahuatzin estaba débil. Estaba inmóvil, por lo que los otros dioses le dieron su sangre para darle la energía para correr por el cielo.

    Este es el mundo en el que vivimos ahora.

    Los aztecas creían que su fin llegaría con terremotos masivos. Aquí & # 8217 hay algo más interesante sobre la historia de la creación azteca.

    La identidad del sol final no es tan simple como parece. Lea aquí para obtener más información sobre el dios sol azteca.


    Ver también

    Mitología maya es parte de la mitología mesoamericana y comprende todos los cuentos mayas en los que las fuerzas personificadas de la naturaleza, las deidades y los héroes que interactúan con ellos desempeñan los papeles principales. Los mitos de la época prehispánica deben reconstruirse a partir de la iconografía. Aquí no se consideran otras partes de la tradición oral maya.

    Q & # 700uq & # 700umatz era una deidad del Posclásico K & # 700iche & # 700 Maya. Q & # 700uq & # 700umatz era la divinidad de la Serpiente Emplumada del Popol Vuh quien creó a la humanidad junto con el dios Tepeu. Q & # 700uq & # 700umatz se considera el equivalente aproximado del dios azteca Quetzalcoatl, y también de Kukulkan de la tradición maya yucateca. Es probable que la deidad serpiente emplumada fuera tomada de uno de estos dos pueblos y mezclada con otras deidades para proporcionar el dios Q & # 700uq & # 700umatz que adoraban los K & # 700iche & # 700. Q & # 700uq & # 700umatz puede haber tenido su origen en el Valle de México, algunos eruditos han equiparado a la deidad con la deidad azteca Ehecatl-Quetzalcoatl, quien también era un dios creador. Q & # 700uq & # 700umatz pudo haber sido originalmente el mismo dios que Tohil, el dios del sol K & # 700iche & # 700 que también tenía atributos de la serpiente emplumada, pero luego divergieron y cada deidad llegó a tener un sacerdocio separado.

    Tezcatlipoca era una deidad central en la religión azteca, y su principal fiesta era la ceremonia de Toxcatl celebrada en el mes de mayo. Uno de los cuatro hijos de Ometecuhtli y Omecihuatl. El Dios de la providencia, está asociado con una amplia gama de conceptos, que incluyen el cielo nocturno, los vientos nocturnos, los huracanes, el norte, la tierra, la obsidiana, la enemistad, la discordia, el gobierno, la adivinación, la tentación, los jaguares, la hechicería, la belleza, guerra y contienda. Su nombre en náhuatl a menudo se traduce como "Espejo humeante" y alude a su conexión con la obsidiana, el material con el que se fabricaban los espejos en Mesoamérica y que se usaba para los rituales chamánicos y la profecía. Otro talismán relacionado con Tezcatlipoca fue un disco usado como pectoral del pecho. Este talismán fue tallado en concha de abulón y representado en el cofre de Huitzilopochtli y Tezcatlipoca en ilustraciones del códice.

    Chalchiuhtlicue [t & # 865 & # 643a & # 720 & # 620t & # 865 & # 643iw & # 712t & # 865 & # 620ik & # 695e & # 720] es una deidad azteca de agua, ríos, mares, arroyos, tormentas y bautismo. Chalchiuhtlicue está asociada con la fertilidad y es la patrona del parto. Chalchiuhtlicue fue muy venerada en la cultura azteca en el momento de la conquista española y fue una figura de deidad importante en el reino azteca del Posclásico del centro de México. Chalchiuhtlicue pertenece a un grupo más grande de dioses aztecas de la lluvia y está estrechamente relacionada con otro dios azteca del agua, Chalchiuhtlatonal.

    Tlaltecuhtli es una deidad mesoamericana precolombina adorada principalmente por los mexicas (aztecas). A veces conocido como el "monstruo de la tierra", el cuerpo desmembrado de Tlaltecuhtli fue la base del mundo en la historia de la creación azteca del quinto y último cosmos. En las tallas, Tlaltecuhtli a menudo se representa como un ser antropomórfico con brazos y piernas extendidos. Considerada la fuente de todos los seres vivos, tenía que ser saciada con sacrificios humanos que aseguraran el orden continuo del mundo.

    Huracán, a menudo denominado U K & # 700ux Kaj, los "Corazón del cielo", es un dios maya K & # 700iche & # 700 del viento, la tormenta, el fuego y una de las deidades creadoras que participó en los tres intentos de crear la humanidad. También causó el Gran Diluvio después de que la segunda generación de humanos enfureció a los dioses. supuestamente vivió en las brumas ventosas sobre las aguas de la inundación e invocó repetidamente la "tierra" hasta que la tierra surgió de los mares.

    Itzamna es, en la mitología maya, un dios superior y una deidad creadora que se cree que reside en el cielo. Itzamna es uno de los dioses más importantes del panteón maya Clásico y Posclásico. Aunque se sabe poco sobre él, hay referencias dispersas en los informes españoles coloniales tempranos (relaciones) y diccionarios. La tradición lacandona del siglo XX incluye historias sobre un dios creador que puede ser un sucesor tardío de él. En el período prehispánico, a menudo se representaba a Itzamna en libros y en escenas de cerámica derivadas de ellos. Antes de que se descifraran los nombres de las deidades mayas, Itzamna era conocido como "dios D", y los arqueólogos todavía lo llaman "dios D".

    En la mitología maya, Camazotz es un dios murciélago. Camazotz significa "murciélago de la muerte" en el idioma K & # 700iche & # 700. En Mesoamérica, el murciélago está asociado con la noche, la muerte y el sacrificio.

    Tohil fue una deidad de los mayas K & # 700iche & # 700 en el período Posclásico Tardío de Mesoamérica.

    Calendarios mesoamericanos son los sistemas calendáricos ideados y utilizados por las culturas precolombinas de Mesoamérica. Además de mantener el tiempo, los calendarios mesoamericanos también se utilizaron en las observancias religiosas y los rituales sociales, como la adivinación.

    los religión de los olmecas la gente influyó significativamente en el desarrollo social y la cosmovisión mitológica de Mesoamérica. Los eruditos han visto ecos de lo sobrenatural olmeca en las religiones y mitologías posteriores de casi todas las culturas posteriores de la era precolombina.

    San Bartolo es un pequeño sitio arqueológico maya precolombino ubicado en el Departamento de Mascotas en el norte de Guatemala, al noreste de Tikal y aproximadamente a cincuenta millas del asentamiento más cercano. La fama de San Bartolo se deriva de sus espléndidas pinturas murales del Preclásico Tardío todavía fuertemente influenciadas por la tradición olmeca y de ejemplos de la escritura maya temprana y aún indescifrable.

    La religión maya tradicional de los pueblos mayas existentes de Guatemala, Belice, el oeste de Honduras y los estados de Tabasco, Chiapas y Yucatán de México es parte del marco más amplio de la religión mesoamericana. Como es el caso de muchas otras religiones mesoamericanas contemporáneas, es el resultado de siglos de simbiosis con el catolicismo romano. Sin embargo, cuando se tienen en cuenta sus antecedentes prehispánicos, la religión maya tradicional ya existe desde hace más de dos milenios como un fenómeno reconociblemente distinto. Antes del advenimiento del cristianismo, se extendió por muchos reinos indígenas, todos según sus propias tradiciones locales. Hoy coexiste e interactúa con el sincretismo pan-maya, la 'reinvención de la tradición' por parte del movimiento pan-maya y el cristianismo en sus diversas denominaciones.

    Mesoamérica, junto con Mesopotamia y China, es uno de los tres lugares conocidos en el mundo donde se cree que la escritura se desarrolló de forma independiente. Las escrituras mesoamericanas descifradas hasta la fecha son una combinación de sistemas logográficos y silábicos. A menudo se les llama jeroglíficos debido a las formas icónicas de muchos de los glifos, un patrón superficialmente similar a los jeroglíficos egipcios. Se han identificado quince sistemas de escritura distintos en la Mesoamérica precolombina, muchos de ellos a partir de una sola inscripción. Los límites de los métodos de datación arqueológicos hacen que sea difícil establecer cuál fue el más antiguo y, por lo tanto, el antecesor del que se desarrollaron los demás. El sistema de escritura mesoamericano mejor documentado y descifrado, y el más conocido, es la escritura maya clásica. Se ha conservado una extensa literatura mesoamericana, en parte en escrituras indígenas y en parte en transcripciones posteriores a la conquista en escritura latina.

    Vucub-Caquix es el nombre de un pájaro demonio derrotado por los Héroes Gemelos de un mito maya K & # 700iche & # 700-preservado en un documento del siglo XVIII, titulado & # 700Popol Vuh & # 700. El episodio de la derrota del demonio ya se conocía en el Preclásico Tardío, antes del año 200 d.C. También fue el padre de Zipacna, una deidad demoníaca del inframundo, y Cabrakan, el dios del terremoto.

    Como otros pueblos mesoamericanos, los mayas tradicionales reconocen en su cultivo básico, el maíz, una fuerza vital con la que se identifican fuertemente. Esto se muestra claramente en sus tradiciones mitológicas. Según el Popol Vuh del siglo XVI, los Héroes Gemelos tienen plantas de maíz para alter egos y el hombre mismo se crea a partir del maíz. El descubrimiento y la apertura de la montaña del maíz & # 8211 el lugar donde se esconden las semillas de maíz & # 8211 sigue siendo uno de los cuentos mayas más populares. En el período Clásico, la deidad del maíz muestra aspectos de un héroe cultural.

    Los mayas tradicionales generalmente asumen que la Luna es femenina y, en consecuencia, las fases percibidas de la Luna se conciben como las etapas de la vida de una mujer. los Diosa de la luna maya ejerce una gran influencia en muchas áreas. Siendo la imagen de una mujer, se la asocia con la sexualidad y la procreación, la fertilidad y el crecimiento, no solo de los seres humanos, sino también de la vegetación y los cultivos. Dado que el crecimiento también puede causar todo tipo de dolencias, la diosa de la luna también es una diosa de la enfermedad. En todas partes de Mesoamérica, incluida la zona maya, se la asocia específicamente con el agua, ya sean pozos, lluvias o la temporada de lluvias. En los códices, tiene una contraparte terrestre en la diosa I.

    los Serpiente emplumada era una entidad o deidad sobrenatural prominente, encontrada en muchas religiones mesoamericanas. Todavía se le llama Quetzalcoatl entre los aztecas, Kukulkan entre los mayas yucatecos y Q'uq'umatz y Tohil entre los mayas k'iche '.

    La religión maya precolombina conocía varios dioses jaguar, además de los semidioses jaguar, protectores (ancestrales) y transformadores. Las principales deidades del jaguar se analizan a continuación. Sus narrativas asociadas aún están en gran parte por reconstruirse. La tradición oral lacandona y tzotzil-tzeltal es particularmente rica en la tradición del jaguar.

    Dios L de la clasificación de dioses códicos de Schellhas-Zimmermann-Taube es una de las principales deidades mayas prehispánicas, específicamente asociada con el comercio. Caracterizado por su alta edad, es una de las deidades Mam ('Abuelo'). Más específicamente, muestra rasgos de jaguar, un sombrero ancho de plumas coronado por un búho y un manto de jaguar o una capa con un patrón algo parecido al de un caparazón de armadillo. La representación monumental más conocida se encuentra en una jamba de puerta del santuario interior del Templo de la Cruz de Palenque.


    Teotihuacan: Templo de la Serpiente Emplumada


    W2-0037: Templo de Quetzalcoatl Hasta hace muy poco, el Templo de la Serpiente Emplumada en Teotihuacan se llamaba Pirámide de Quetzalcoatl, y también se le llama Templo de la Serpiente Emplumada como resultado del nombre español Templo de la Serpiente Emplumada. El Templo de la Serpiente Emplumada toma su nombre de las icónicas cabezas talladas que adornan el lado este (figs. W2-0037 & amp W2-0035). Las cabezas de bestia exquisitamente elaboradas se agregaron durante la construcción inicial del Templo de Quetzalcóatl & # 8217 en el siglo III. Las imágenes en alto relieve alternan entre una cabeza de serpiente # 8217 rodeada de plumas y una cabeza de cocodrilo # 8217 que lleva un tocado. El primero se identifica fácilmente como el dios creador azteca, Quetzalcoatl (un término náhuatl que se traduce como & # 8220 Serpiente emplumada & # 8221). Se creía que este último era otra deidad central de los aztecas, llamada Tlaloc, debido a sus ojos saltones, pero ahora se cree que era el cocodrilo Cipactli o la Serpiente de Fuego. Entre las cabezas hay un bajorrelieve del cuerpo de una serpiente, que presenta el traqueteo esquelético de una serpiente de cascabel. En la sección del talud (la pequeña pared inclinada debajo de la sección del tablero vertical) hay imágenes en bajorrelieve de cuerpo entero de una serpiente ondulante.

    W2-0035: Templo de Quetzalcoatl El arte teotihuacano fue diseñado para transmitir ideas y registrar eventos & # 8211 fue efectivamente su lenguaje escrito. Utiliza combinaciones de elementos, conocidos como pictogramas e ideogramas, para parecerse a objetos, retratar personas, denotar lugares, relatar tradiciones, describir conceptos religiosos y registrar eventos históricos o celestiales. En el Templo de la Serpiente Emplumada, se nos da una serie de elementos que probablemente están diseñados para contar una historia, un concepto religioso y un evento histórico de una sola vez & # 8211, lo cual es muy común. Los elementos más fácilmente identificables se encuentran dentro de las representaciones talladas de Quetzalcoatl (fig. W2-0035C). Aquí, las plumas que rodean la cabeza de la serpiente nos dicen que esta es la serpiente emplumada.Las plumas luego representan los pétalos de los cultivos en flor y nos dicen que él trae la cosecha.Las plumas también representan rayos de luz y lo asocian con el sol. mientras tanto,
    W2-0035C & # 8211 Serpiente emplumada la ceja rizada representa la dualidad (es una espiral doble), el infinito y el cosmos arremolinado. Desafortunadamente, el elemento cocodrilo no es tan conocido y todavía es objeto de acalorados debates. La leyenda azteca habla de un dios cocodrílido, llamado Cipactli, que se comió a los otros dioses & # 8217 intentos fallidos de crear al hombre al final de cada época abortada conocida como Sol. Después de la creación del Quinto Sol, Quetzalcoatl y Tezcatlipoca la atraparon y la partieron en dos para crear la tierra en la que los humanos podrían vivir (el terreno montañoso de las tierras altas recuerda mucho a la espalda escamosa de un cocodrilo). Debido a su papel al comienzo del Quinto Sol, fue designada como la primera de las señales de 20 días en el calendario ritual de 260 días y se puede ver en la Piedra del Calendario Azteca en la primera posición en sentido antihorario desde la parte superior en el interior. -circulo. El elemento cocodrilo lleva un tocado que presenta un templo de talud-tablero y dos círculos (posiblemente espejos de obsidiana, los ojos de Tlaloc o anteojos de guerrero), que representa a Teotihuacan. Por lo tanto, el aspecto cocodrilo junto con la Serpiente Emplumada nos dice que el Quinto Sol fue creado por Quetzalcoatl en Teotihuacan.


    W4-0005: Piedra del Calendario Azteca Sin embargo, otras fuentes sugieren que el elemento cocodrilo, con su hocico saliente, puede referirse a la Serpiente de Fuego que los aztecas conocían como Xiuhcoatl. También aparece en la piedra del calendario azteca alrededor del borde exterior con los perfiles izquierdo y derecho que se encuentran en la parte inferior con su hocico alargado curvado hacia atrás (fig. W4-0005). Se creía que guiaba al sol a través del cielo y representaba el plano de la eclíptica. Al observar el elemento cocodrilo en el Templo de la Serpiente Emplumada, parece que el hocico se curva hacia arriba cuando se ve de perfil. Mirando la Piedra del Calendario Azteca, el mismo elemento de cascabel que aparece en el Templo de Quetzalcoatl también se encuentra cerca de la cola de Xiuhcoatl & # 8217s (aproximadamente a las 11 en punto y a la 1 en punto en el anillo exterior. Por lo tanto, parecería que el En la sección del tablero del Templo de la Serpiente Emplumada se proyectan cabezas talladas que alternan imágenes de la Serpiente Emplumada, con una cola de serpiente normal (que conduce a la derecha en las figs. W2-0037 & amp W2-0035), y la Serpiente de Fuego, con su cola de serpiente de cascabel (que conduce a la derecha en las figuras W2-0037 y amp W2-0035).

    W2-0024: Tocado de Tepantitla Simbolismo idéntico se puede encontrar en los tocados que llevaban los sacerdotes del recinto teotihuacano de Tepantitla. Los sacerdotes están representados sembrando semillas o dando ofrendas a la tierra (ver fig. W2-0024). Sus tocados combinan un hocico alargado y rizado con el ojo de un búho y las plumas del quetzal. El hocico curvado es idéntico al que se encuentra en la Piedra del Calendario Azteca & # 8211 que, considerando que el mural de Tepantitla fue creado antes del 400 d.C. y la piedra del calendario se produjo en 1479 d.C., es bastante excepcional. Pero, en Tepantitla, el elemento es claramente cocodrilo y, al mirar nuevamente la Piedra del Calendario Azteca, claramente hay un brazo de cocodrilo ubicado justo detrás de cada una de las cabezas de Xiuhcoatl & # 8217 en la parte inferior del disco. Además, las imágenes de la Piedra del Calendario reflejan la leyenda de que Cipatli se partió en dos, por lo que quizás la Serpiente de Fuego y Cipatli sean dos aspectos del mismo ser. De cualquier manera, ambos personajes parecen representar un elemento fundamental del calendario ritual y posiblemente incluso la creación del tiempo y el cosmos.


    W1-GR: La Serpentina Gran Grieta desciende a la tierra Un túnel debajo de la Pirámide de Quetzalcoatl también contiene fuertes referencias al cosmos, con cientos de esferas de arcilla cubiertas de pirita dorada esparcidas por el piso y polvo metálico frotado en las paredes. El efecto combinado se asemeja a un pasaje a través del espacio cuando se ilumina con antorchas. Los arqueólogos todavía están haciendo descubrimientos con la ayuda de un pequeño robot llamado Tlaloc II, pero hasta el momento no hay evidencia de que el túnel o las tres cuevas ubicadas en su extremo hayan sido utilizados o diseñados para entierros de élite como se pensaba. En cambio, parece que la red de túneles y cuevas era un santuario para el cosmos y los dioses de la creación. Se cree que las cuevas mismas fueron el lugar donde nacieron los dioses, y es posible que la élite de Teotihuacan usara las cuevas debajo del Templo de Quetzalcoatl para dar a luz, con el bebé recién nacido siendo llevado a través del túnel estrellado hacia el mundo. como si estuvieran naciendo de un útero cósmico o descendiendo de los cielos. En la mitología maya, el cocodrilo estaba asociado con la Gran Grieta, una mancha oscura dentro de la Vía Láctea. Este extraño pasaje oscurecido, parecido a una serpiente, también se consideraba el útero (o vagina) de la galaxia, de donde nacieron los planetas, las estrellas, el cosmos y el tiempo mismo (ver fig. W1-GR). Es muy posible que la forma de cocodrilo en el Templo de los Emplumados también estuviera asociada con esta faceta del cielo nocturno y, por lo tanto, representa el nacimiento del cosmos y el comienzo del tiempo. Con cuatro niveles escalonados, talud-tablero, también es posible que el Templo de la Serpiente Emplumada también fue diseñado para conmemorar los cuatro soles precedentes, con un templo en la parte superior dedicado al Quinto Sol.


    W2-0032: Plataforma Adosado contigua al Templo de Quetzalcoatl La razón por la que la cara occidental de la Pirámide de Quetzalcoatl se ha conservado tan bien es que fue enterrada debajo de la plataforma & # 8220Adosado & # 8221 que se agregó al frente (fig. W2-0032). Algunos sugieren que este fue un intento deliberado de cubrir la icónica fachada de la Pirámide y alterar su propósito. Sin embargo, las tres grandes pirámides de Teotihuacán tenían una de las características agregadas & # 8211 por razones desconocidas & # 8211 y las otras tres caras del Templo de la Serpiente Emplumada aún quedaron expuestas. Taking the exposed face as an approximate, it is thought that the combined four faces would have totalled 260 Feathered-Serpent heads, thus equalling one for each day of the ritual calendar. It is then thought that the small gap between the teeth at the front would have been used to leave offerings or place a day marker, leaving a visible indication to the population of what day it was. Burials found within the foundations of the Temple of the Feathered Serpent also suggest a strong link with the ritual calendar. Thus far, more then 200 sacrificial victims have been found, with their hands bound behind their backs and their bodies strategically placed. Archaeologists are convinced that once excavation is complete, this body count will equal 260 and therefore each represent one day of the Sacred Calendar.

    W2-0033: North flank of the Citadel Around the perimeter of the Ciudadela complex in which the Temple of the Feathered Serpent sits, there are 11 other much smaller pyramidal structures constructed on a raised base, with four on each side and three to the rear (four of these are visible in fig. W2-0024 ). Add the Adosado platform and the Temple of the Feathered-Serpent to these smaller pyramids and you have 13 – one for each day of a Trecena. This final piece of evidence appears to conclusively demonstrate that the Pyramid of the Feathered-Serpent was dedicated to the Ritual Calendar and the festivities that took place. The Ciudela enclosure is the largest defined space at Teotihuacan and measures a massive 130m 2 . It would have been able to accommodate the entire population, which numbered in excess of 100,000 people. Two large complexes of rooms that mirror one another on either side of the Temple of the Feathered Serpent, would have provided ideal preparation areas for the festivities and accommodation for the priests who kept account of the days. At the heart of this complex lies the Temple of the Feathered Serpent, which appears to have been designed to record the creation of the cosmos and the passing of time from that day hence. Put simply, the Temple of the Feathered-Serpent appears to be a monument to time and the heart of a giant clock, by which the Teotihuacano’s honoured their gods.


    THE HEAVENS OF THE AZTECS

    There(*12) is a great deal of written material about the concept of Heaven and several discrepancies between authors. Sahagun, Duran, and Alcaron each seem to give a slightly different account even as to the correct number of levels associated with heaven. Listed here is a collection of notes I have taken.

    It is important to remember that the Mexica had no notion of eternity as we today may have. Their concept of Heaven or Hell must have been as a temporary storage place for the soul. Manipulation even after death by the all powerful deities. Men were truly toys of the gods.


    1- realm of the moon (*13). Presided over by Xiuhteuctli, "Turquoise Lord".

    ____________________
    11 The Mexica religion reflected a mood of darkness and this mood carried over into the day to day life. Even the god of fire and light lives in blackness in the underworld. Tezcatlipoca was the "Prince of Darkness"

    12 A competing tradition of only nine heavens was practiced in the communities of Chalco and Tlaxcala. Maya ruins at Chichen Itza also has references to a nine level heaven concept as evidenced by recent findings in the interior of the Castillo, or temple of Quetzalcoatl. According to Alcaron's book a general term for Heaven was Topan.


    2- realm of the stars . In this level there were women who had no flesh, just bones, and were called Tetzuahcihua, or Tzitzimine. These women were to devour the people during the destruction of the fifth sun, or end of the world. According to Alcaron, notes p. 238, this level was presided over by Tlalteuctli, meaning "Lord of the Land". Duran also makes reference to this deity and the second level of heaven. There is some debate as to the gender of this deity and several spelling are common. Spelling may have been TLAHUIZCALPANTECUHTLI, Meaning "The Dawn Lord" .
    3- realm of the sun
    4- realm of the planet Venus or birds
    5- realm of comets and fire serpents
    6- realm of winds and the color black
    7- realm of the color blue and dust . Presided over by Huitzilopochtli.
    8- realm of storms . Presided over by Tlaloc.
    9- realm of the White god
    10- realm of the Yellow god . Presided over by Tezcatlipoca.
    11- realm of the red god
    12- Omeyocan, the Place of Duality , where the primordial creators lived, the lord and lady of duality. According to Alcaron's book(*14), this level of Heaven, or "Topan" , as he refers to the concept was presided over by a deity refereed to as Tlahuizcalpan Teuctli, meaning, "Lord at the Dawn" . This may have been a representation of Quetzalcoatl.


    NOTE: Alcaron makes reference (*15) to a deity called Tonacacihuatl, Meaning "Sustenance Woman" , as presiding over the thirteenth level of Heaven, or Topan as he refers to the concept. The entry further makes reference to Tonacacihuatl being another name for Xochiquetzal, or "Flower Princess" .


    Hasan A. Yahya, Ph.Ds, a writer from the Unholy Land

    How did the world begin?  The Aztec creation story has its own answer - or you could say, answers, to that question.  The five suns were the key to the rebirths of the world.

    The story of creation in ancient Mexico and surrounding areas actually changed as time went by.  It was likely adapted by the Aztecs for their own political purposes, though even within the Aztec empire there were variations of the story.  But basic components of the story had evolved over centuries and centuries, so we do see similarities between the Aztec's stories and the beliefs of earlier cultures.

    Rebirth: The story of creation, according to the Aztecs, is actually a story of birth, death, and rebirth.  When the world is destroyed, it's born again through the sacrifice of one of the gods, and so through the birth of a new sun.  So you'll often hear of the legend of the five suns - the five births of the world.  Five suns, and so five different worlds, have existed.  When the story is told, the order of the worlds is sometimes different, sometimes there are even less that five suns, but the general idea remains the same.

    But it's not a story of endless cycles, as you may see in other cultures.  For the Aztecs, the universe did have an actual beginning.

    In the beginning was the void.  It was at some ancient time in the Aztec creation story that the dual god, Ometecuhtli/Omecihuatl, created itself.  (Looking back, of course, the Aztecs believed that the many opposites that they saw in the world would have to somehow unite in the origin of the world.)  This god was good y bad, chaos y order, male y female.  Being male and female, it was able to have children.  It had four, which came to represent the four directions of north, south, east and west.  The gods were Huizilopochtli (south), Quetzalcoatl (east), Tezcatlipoca (west), and Xipe Totec (west).

    The directions were very important to the Aztecs, since their great empire was believed to be at the very centre of the universe (remember what I mentioned about the Aztec creation story being political?).

    These four gods began to create.  They created water, and other gods, and the sea monster Cipactli.  Cipactli was part fish and part crocodile, a massive creature as big as all things that now are.  This was a consuming monster, a jaw at every joint.  Cipactli was to become the source of the cosmos in a strange way.

    As the gods continued to create, they had a problem - their creations would fall into the water and be eaten by the dreadful Cipactli.  So it was time for war - the four gods attacked the sea monster, pulling her in four directions.  She fought back, biting Tezcatlipoca and tearing off his foot.  But at last Cipactli was destroyed.

    From this enormous creature the universe was created (in some traditions this happened between the last two suns).  All the 13 heavens stretch into her head.  The earth was created in the middle, and her tail reaches down to the underworld (Mictlán) (nine underworlds, to be exact).

    You could say that in the Aztec creation story the world is on the back of this sea monster, floating in the water of space (reminiscent of the Iroquois belief that the world rests on the back of a turtle).

    The first sun - Jaguar Sun (Nahui Ocelotl): To complete the world, the great source of energy had to be created - the sun.  This is the key to the cycles in the Aztec creation story.  But the sun is so powerful, it can't just be created.  It can only come into being through the sacrifice of a god.  The god chosen was Tezcatlipoca.

    Tezcatlipoca only managed to become half a sun, however, making this first creation incomplete.  During the first age, the gods created giants from ashes, and gave them acorns to eat.

    A fight began, however, between Quetzalcoatl and Tezcatlipoca.  In the end, the sun was knocked from the sky, and in anger Tezcatlipoca sent jaguars to destroy the giants.

    The second sun - Wind Sun (Nahui Ehecatl): At this point Quetzalcoatl took over for his brother as the sun.  Humans were created as they are now (normal size).  They lived on piñon nuts, and for a while things were fine.  But the people became corrupt, and perhaps out of revenge Tezcatlipoca turned them into monkeys.  Furious, Quetzalcoatl sent a hurricane to blow the monkeys away.

    The third sun - Rain Sun (Nahui Quiahuitl): Tlaloc was one of the early creations of the gods, the god of rain and water.  He became the next sun.  But his personal problems became his downfall.  Once again, Tezcatlipoca was the instigator.  Tezcatlipoca stole Tlaloc's wife (Xochiquetzal), and Tlaloc was grief-stricken.  He shone as the sun but refused to send rain, in spite of the pleas of the people.  Drought swept the earth, and finally in a rage Tlaloc made it rain fire, burning away this version of the world.  (Another version attributes the destruction of this world directly to the continuing battle between Tezcatlipoca and Quetzalcoatl).

    The fourth sun - Water Sun (Nahui Atl): The Aztec creation story continues.  This time the gods selected Tlaloc's sister to be the sun.  She was Calchiuhtlicue.  But filled with jealousy, Tezcatlipoca and Quetzalcoatl struck down the sun.  As she fell, the sky opened up and water flooded the earth.  All things were destroyed again.

    In the darkness between the suns, Quetzalcoatl descended into the underworld to bring up the bones of the dead.  They would be used to bring to life the people who are now here.  (That's a whole other story!)

    The fifth sun - Earthquake Sun: The gods gathered to bring another sun into being.  This is when the Aztec creation story really gets around to explaining what the world is today.

    The proud god Tecuciztecatl offered himself, but the other gods preferred the humble Nanahuatzin.  A great fire was built, but Tecuciztecatl was too afraid at the last minute to jump in.  Nanahuatzin did jump.  Filled with jealousy, Tecuciztecatl jumped after, followed by a brave eagle and jaguar.

    Two suns began to rise in the east.  It was too bright - the gods threw a rabbit into the face of Tecuciztecatl to dim the light, and he became the moon.

    But Nanahuatzin was weak.  He was motionless, so the other gods gave their blood to give him the energy to rush across the sky.

    This is the world in which we now live.  The Aztecs believed its end would come in massive earthquakes.

    Here's something else interesting about the Aztec creation story.  The identity of the final sun isn't actually as simple as it may seem.  (1167 words) www.askdryahya.com

    ___________________________________

    Sources: University of Texas page for a quick summary of the Aztec Creation Story.


    Ver el vídeo: Epic Pre-Hispanic Legendary Orchestral Powerful Emotional Music - 38 min. Mix by OME